¿Wolff, bajo la lupa de las autoridades bursátiles europeas?

El director de Mercedes F1, Toto Wolff, se encuentra, al parecer, bajo investigación de las autoridades bursátiles europeas por su inversión en Aston Martin y el posible uso de información privilegiada.

¿Wolff, bajo la lupa de las autoridades bursátiles europeas?

La información fue revelada por Le Journal de Montréal el lunes. Parece que BaFin, el regulador financiero alemán, se interesó a finales del año pasado por la compra de acciones de Aston Martin por parte de Toto Wolff, el director ejecutivo de Mercedes, con sospechas por un posible uso de información privilegiada.

El uso de información privilegiada es un delito en el que un inversor utiliza información confidencial no disponible para otros posibles inversores, a menudo para obtener ventajas ilegales en las transacciones financieras.

El caso alemán ha sido transferido a la Autoridad de Conducta Financiera en Gran Bretaña, que tiene jurisdicción porque las acciones de Aston Martin cotizan en la Bolsa de Londres.

En detalle, se trata de la adquisición por parte de Wolff en abril de 2020 de una participación del 0,95% en el fabricante británico, revelada en su momento por Motorsport.com, por una cantidad no desvelada, que estaría en el punto de mira de las autoridades bursátiles.

De hecho, unos meses después de este acuerdo, en octubre de 2020, Mercedes había anunciado una participación adicional en la empresa a cambio de acceder a una serie de tecnologías. Mientras tanto, en mayo de 2020, Tobias Moers, hasta entonces director de AMG, la división deportiva de la marca alemana, había sido nombrado consejero delegado de la marca británica.

Ambos anuncios tuvieron el efecto de impulsar el valor de Aston Martin en los mercados tras años de declive. Le Journal de Montréal informa de que desde el 17 de abril de 2020, las acciones han experimentado un aumento de valor del 60%, estimando que la participación de Wolff valdría ahora unos 24 millones de euros (36 millones de dólares canadienses).

Por supuesto, el resultado final de estas investigaciones dependerá de si Wolff tenía o no información en su poder en el momento en que tomó la apuesta, y si es así, si se puede probar.

A preguntas de Le Journal de Montréal, la escudería Mercedes negó que el austriaco pudiera conocer de antemano el nombramiento de Moers y la futura inversión en Aston.

"No tenemos conocimiento de ninguna acción de este tipo. Se hicieron todas las revelaciones necesarias a las autoridades financieras del Reino Unido en el momento oportuno", explicó un portavoz de la escudería, añadiendo después: "Toto ha invertido en Aston Martin porque cree en la marca, en el producto y en su potencial de crecimiento."

Las autoridades bursátiles en cuestión no han hecho ningún comentario, ni tampoco Aston Martin o el entorno de Lawrence Stroll, presidente del fabricante, al que Wolff está muy unido.

Otras noticias de F1:

compartidos
comentarios
Alonso espera "muchas sorpresas" para la F1 2022

Artículo Anterior

Alonso espera "muchas sorpresas" para la F1 2022

Siguiente artículo

Hungría 2003: el domingo de agosto en el que empezó todo

Hungría 2003: el domingo de agosto en el que empezó todo