Toro Rosso y Red Bull estrecharán su colaboración en 2018

Toro Rosso insinúa que aprovechará mayores recursos de Red Bull a partir de 2018, una vez que la nueva normativa de la Fórmula 1 que comenzará el próximo año se estabilice.

El equipo de Faenza volverá a montar motores Renault el próximo año, lo que implica que tendrá los mismos propulsores que Red Bull. Esto permitirá, teóricamente, compartir una gran cantidad de datos de la trasera del coche. 

El director técnico de Toro Rosso, James Key, dijo este viernes que muchas de las incógnitas del reglamento del año que viene harán poco probable una relación más estrecha, similar a la que Haas tiene con Ferrari, pero que ha estado siendo valorada. 

"Hay diversas áreas actualmente donde es aceptable montar la misma pieza o que un equipo diseñe una parte y permita al otro usarla, sobre todo en lo que tiene que ver con la unidad motora, pero también con la caja de cambios y la suspensión", dijo en una entrevista con la página web del equipo. 

"Todo esto es positivo. Implica que podemos alargar nuestros recursos un poco más y tener mejores sinergias en esas áreas y, ciertamente, ambos equipos estamos tratando de ver qué oportunidades hay".

"El problema con el reglamento, por supuesto, es que no tienes nada que discutir porque tienes que pasar por todo el proceso de diseño. En 2017, en cambio, no habrá muchas oportunidades de sinergias". 

"En el segundo año de esta normativa, una vez que tienes soluciones que funcionan en ese conjunto de reglas, entonces las opciones de abren. Por ello, 2018 será una mejor oportunidad. Habiendo dicho eso, tener el mismo motor ayuda. Hace que tengamos un montón de cosas en común en algunas áreas desde el punto de vista del motor".

Un trabajo desde 2015

Key ha revelado también que el complejo trabajo del Toro Rosso de 2017, el STR12, comenzó en septiembre de 2015, aunque el reglamento aún no estaba confirmado en ese momento. 

"Básicamente, teníamos una lista de normativas, la cual sufrió cambios sutiles antes de ser terminada", dijo. 

"No era un cambio radical, pero al final, la categoría tendrá un conjunto de normas ligeramente menos agresivas respecto a lo que se acordó en marzo-abril de este año. Esto implica que nadie podía sacar una gran ventaja, porque el reglamento estaba aún bajo revisión".  

"Sabíamos que las ruedas serían más anchas y por ello teníamos ciertos parámetros para saber en qué trabajar. Esto también fue modificado, aunque no en gran medida. Empezamos a trabajar conceptualmente en torno a septiembre de 2015, realmente para saber qué implicaba y luego, a medida que avanzó la normativa, cambiamos nuestros planes de acorde a ella. Cuando el coche salga a pista, lo hará tras 17 meses de proyecto". 

El primer chasis de Toro Rosso ya está en producción, con el trabajo centrándose en las estructuras de impacto para poder pasar los test de choque y salir a pista en febrero. 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Carlos Sainz Jr. , Daniil Kvyat
Equipos Scuderia Toro Rosso
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas f1 2017, f1 2018, red bull, toro rosso, toro rosso 2018