Las 20 historias del 2016

Top de historias 2016, #2: Liberty Media toma el mando de la Fórmula 1

La lista de las 20 mejores historias del año está por terminar y en esta ocasión es el turno de la compra de Liberty Media de un importante paquete accionarial de la Fórmula 1.

A principios de septiembre, se anunció que el rey del cable, John Malone, a través de su grupo Liberty Media, había hecho una oferta exitosa por la propiedad de la compañía matriz de F1 Delta Topco y que el proceso de adquisición, en múltiples fases, estaba en marcha. La noticia fue bienvenida en el paddock, donde el descontento con los anteriores propietarios, CVC, había crecido exponencialmente en los últimos años, al grado de que incluso la firma de capital privada fue acusada de "violar el campeonato". 

Malone tiene una reputación como operador a largo plazo capaz de saber moverse con los tiempos, habiendo tomado a tiempo las oportunidades en la televisión por cable. El multimillonario, con aproximadamente tres veces la riqueza personal de Bernie Ecclestone, también reaccionó rápidamente ante las nuevas exigencias del contenido y de las prestaciones de servicios para maximizar los ingresos.

CVC había buscado durante varios años la forma de reducir su participación en el deporte motor, y tras el aplazamiento indefinido de la salida a bolsa en Singapur en 2012, había estado en negociaciones con compradores potenciales, incluyendo dos compañías de Malone: ​​Liberty Global y Discovery Communications.

Mientras tanto, CVC se había estado despojando lentamente de pequeñas porciones de su participación en la F1, vendiendo partes minoritarias a inversores externos, incluyendo BlackRock Inc., Reed y Waddell Financial Inc. y el fondo soberano de Noruega.

Liberty (a través de sus brazos Liberty Global y Discovery Communications) estuvo en la lista de nuevos propietarios potenciales desde 2014, pero dado que en el mismo período también había existido una amplia cobertura de posibles acuerdos con el consorcio Ross de Estados Unidos-Qatar, el nombre de Liberty simplemente había sido uno más en una lista de potenciales compradores, que incluso en un momento incluyó a Apple. 

Los nuevos propietarios tienen grandes planes para la Fórmula 1, y buscan mejorar el perfil del deporte en territorios como Estados Unidos, con el objetivo de agregar al menos dos carreras más en alguno de los 48 estados de su país, pero también, desarrollar una estrategia más fuerte y más flexible, con mayor presencia en redes sociales y acercando más el deporte a los aficionados. 

"La Fórmula 1 es un gran negocio, una gran franquicia y queremos aprovechar eso", dijo el presidente entrante Chase Carey durante el anuncio de la toma de posesión por parte de Liberty Media. 

"Existe una oportunidad para intensificar invirtiendo en todo tipo de áreas, algunas de las áreas históricas en hacer las carreras más grandes, haciendo pistas más emocionantes que nunca, invertir en la comercialización del deporte para que se conecte con los fans de la mejor manera, invirtiendo en nuevas plataformas - plataformas digitales - que realmente sean capaces de crear una conexión de los fans con la información que realmente quieren, aprovechando todo lo que el deporte puede ofrecer". 

En la actualidad, Liberty tiene una participación del 19,1 por ciento en la Fórmula 1, y actualmente está esperando el resultado de la próxima votación de los accionistas antes de proseguir con el resto de la adquisición, que se espera que suceda en tres etapas.

Top de historias 2016

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas liberty media
Topic Las 20 historias del 2016