Las 20 historias del 2016

Top de Historias 2016 #1: Rosberg se retira tras ganar el mundial

Todos los que han seguido la Fórmula 1 ese año no se habrán sorprendido de que hayamos seleccionado la historia de la retirada de Nico Rosberg como la más importante del año en el mundo del deporte motor.

Cuando Rosberg se presentó en la rueda de prensa unas horas después de haber recogido su trofeo de campeón en la gala de la FIA en Viena para decir que su carrera en la F1 había terminado, muchos creyeron que estaba bromeando.

Después de la mejor temporada de su carrera, una apasionante carrera final en Abu Dhabi y haber derrotado a Lewis Hamilton, todo el mundo esperaba que en 2017 todo fuera incluso mejor tras haber superado la presión de haber conquistado el primer título.

Incluso su padre, Keke Rosberg, predijo, en las celebraciones del título en Abu Dhabi, que Nico sería mucho más fuerte tras conseguir el éxito

"Un hombre feliz rinde siempre mejor que uno infeliz" dijo el campeón del mundo de 1982, "Creo que mejorará el próximo año como hace todo el mundo. Jenson [Button] lo hizo cuando ganó el campeonato, yo lo hice. Sera lo que probablemente suceda. Va en el juego".

En cuanto Nico se desperto con un poco de resaca el lunes después de la carrera, tras haberse acostado ya de día, su mente ya tenía claro que iba a hacer. Habiendo conseguido su sueño de ganar un mundial, habiendo tenido que lidiar con la presión de Hamilton tanto dentro como fuera de la pista y habiéndose dado cuenta de que, quizás, la fortuna le ayudó un poco para conseguir el título, no quería volver a pasar por ello.

Nico pasó el lunes volando a Malasia junto a su jefe, Toto Wolff, para acudir a una rueda de prensa de Petronas el martes. Volaron de vuelta a Frankfurt y llegaron a Alemania el miércoles por la mañana. Durante el vuelo los dos hablaron mucho sobre la temporada, la presión que hubo y la gestión mental.

Rosberg tenía ya claro que no iba a continuar en 2017 y confesó que no tuvo el coraje de decírle a Wolff cara a cara que no iba a seguir corriendo para Mercedes.

Separaron sus caminos en el aeropuerto de Frankfurt. Wolff se disponía a coger un avión a Stuttgard y sólo tres minutos después de haberse despedido, Rosberg, emocionado, llamó a su jefe y le soltó la bomba. Había conseguido su sueño. La presión de volver a hacerlo era demasiada. Se iba.

Olla a presión

Rosberg admitió después de la carrera de Abu Dhabi que el estrés de luchar por un título mundial con un encendido Hamilton le había comenzado a enquistarse en su interior.

Consciente de lo que estaba pasando y como en las últimas carreras se le podía haber escapado el título, esto empezó a afectarle.

"Ha sido mi mejor temporada, seguro, y he dado lo mejor de mi en todas las carreras" dijo Rosberg, "las dos últimas carreras, especialmente la última, no era el verdadero Nico. La presión te ralentiza. Es difícil".

Como un tipo inteligente, Rosberg sabía todo lo que tenía que hacer para conseguir la corona y con una niña pequeña en casa, todo lo que había tenido que sacrificar en su vida. La necesidad de centrarse en la F1 y de comportarse de una manera en la que no se sentía natura, quizás le hizo sentir que se estaba convirtiendo en alguien que no le gustaba.

El desgaste mental que conlleva el trabajo, tener que rendir semana a semana, era algo que tuvo que hacer desde que llegó a la F1, como reveló su antiguo compañero de equipo, Mark Webber.

"Le recuerdo llegando al motorhome, estábamos juntos sentados en Budapest en su primera temporada en F1 [2006] y me dijo que el parón de ese año, su primer año en F1, nunca llegaría lo suficientemente pronto porque estaba mentalmente como 'esto es jodidamente duro, muy difícil de poner todo en orden' sentir realmente ese calor" dijo Webber a Motorsport.com

"La F1 era muy dura para él, creo que, incluso aunque estaba pilotando bien pensaba 'pff esto es muy duro'. La manera en la que pasó esos años difíciles en Williams, le transmitió un gran conocimiento. Obviamente siempre hay dudas, cuando eres un piloto de F1 y estás con un coche del montón, como estuvo él durante un tiempo, siempre piensas de lo que serás capaz cuando tengas un buen coche".

A pesar de que Rosberg y Webber tuvieron sus encontronazos, el australiano sólo puede alabar la manera en que su antiguo compañero de equipo ha crecido y ha superado el reto de enfrentarse a Michael Schumacher y Lewis Hamilton.

"Hizo un gran trabajo contra Michael, que obviamente ya no estaba en su mejor momento, pero seguía siendo Schumacher y Nico no se rindió esa temporada, luego consiguen un buen coche y entonces ¿quién viene? Lewis Hamilton. Era algo realmente complicado. Le admiro por lo que tuvo que asumir con pilotos tan fuertes a su lado. En el mejor momento de su carrera, a la edad perfecta y todo eso, no tuvo más remedio que hacerlo bien y no rendirse" dijo el australiano.

Así que, aunque no lo creamos, Rosberg no estará ahí de nuevo. Se va de la F1 un hombre feliz sin ningún arrepentimiento.

Top de historias 2016

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Nico Rosberg
Equipos Mercedes
Tipo de artículo Artículo especial
Topic Las 20 historias del 2016