Lío con las suspensiones de F1 antes del inicio de la temporada

34,214 Vistas

Los principales equipos de Fórmula 1 podrían verse obligados a revisar sus sistemas de suspensión antes de la temporada 2017 tras una consulta hecha por Ferrari sobre los 'trucos' de Mercedes.

A pesar de que el sistema de suspensión de alta tecnología FRIC (sistema de suspensión delantera y trasera interconectada) fue efectivamente prohibido en 2014, no ha impedido que algunos equipos encuentren maneras alternativas de mejorar la conducción de sus coches.

Mercedes, en particular, ha estado a la vanguardia en el desarrollo de sistemas hidráulicos completamente legales para mejorar la estabilidad general del chasis, lo que ayuda en frenada en las curvas, y permite a sus pilotos hacer trazadas más agresivas y cuidar mejor los neumáticos.

Lo consiguieron situando un tercer elemento de suspensión (un tercer muelle) justo detrás de los rockers para controlar el desplazamiento vertical de las suspensiones. Esa disposición se encuentra también en la parte posterior del coche.

Los beneficios del sistema fueron evidentes en 2016, cuando Mercedes gestionaba mejor que sus rivales la vida de los neumáticos, y se entiende que una serie de equipos están preparando sistemas similares con una influencia aún mayor de la tecnología.

Red Bull ha hecho grandes progresos en los últimos 12 meses en la comprensión de la dinámica de su propio coche, habiendo logrado explotar una vez más los radicales ángulos de inclinación que han sido claves en su concepto aerodinámico.

La carta de Ferrari

Pero la tecnología de suspensión que se utiliza ahora ha sido puesta en duda después de que Ferrari preguntara por el uso de esos conceptos a la FIA antes de Navidad.

Como es habitual en la Fórmula 1, los equipos pueden escribir a la FIA si creen que las nuevas ideas son legales y, si la FIA dice que no lo son, se informa al resto de equipos para que no caigan en el mismo error.

Ese mismo sistema lo utilizan las diferentes escuderías cuando sospechan que la tecnología utilizada por un rival no es legal.

En la carta al director de carreras de la F1, Charlie Whiting, el jefe de diseño de Ferrari, Simone Resta, dijo que el equipo quería proponer un sistema que pudiera dar réplica al FRIC sin que la parte delantera y trasera del coche estuvieran físicamente conectadas.

La cuestión era si esos sistemas infringían o no el artículo 3.15 de las regulaciones técnicas de la F1 que efectivamente prohibían los dispositivos aerodinámicos móviles, ya que podrían ayudar a las características aerodinámicas del monoplaza.

La carta que Simone Resta escribió, y cuya copia fue entregada al resto de equipos, decía: "Estamos considerando un conjunto de dispositivos de suspensión que creemos que podrían ofrecer una mejora del rendimiento a través de función más compleja de la carga en los neumáticos. Se obtendría mediante una simple combinación de muelles, amortiguadores e interters.

"Todos los dispositivos de suspensión en cuestión cuentan con un asiento móvil de elevación y utilizan energía recuperada de los neumáticos y los desplazamientos para alterar la posición del muelle de elevación".

"Su contribución al propósito principal de la suspensión eliminada -la fijación de las ruedas al coche de una manera que aísla la parte suspendida de las deformaciones de la carretera- es pequeña, mientras que su efecto sobre el funcionamiento aerodinámico es mucho más grande, así que creemos que podría justificar el peso adicional y la complejidad del diseño".

"Por lo tanto, cuestionamos la legalidad de estos sistemas bajo el artículo 3.15 y su interpretación en el documento TD/002-11, en la que rechazan detalles que son "totalmente secundarios a la finalidad principal del sistema de suspensión" o "han sido concebidos para afectar directamente al rendimiento aerodinámico del vehículo".

Aclaración de las reglas

Resta quería que la FIA confirmara si los sistemas de suspensión que tenían dos características eran legales. Los dos conceptos eran:

1) Desplazamiento en una dirección opuesta a la carga aplicada durante parte o el total de su recorrido, independientemente de la fuente de energía almacenada utilizada para conseguirlo.

O

2) Un medio por el cual parte de la energía recuperada en las fuerzas y los desplazamientos del neumático se puede almacenar para liberar en un momento posterior un resorte u otras partes del conjunto de la suspensión cuyo movimiento no está definido por el desplazamiento de la suspensión principalmente vertical que recorre las dos ruedas.

En respuesta a Ferrari, Whiting dijo que creía que cualquier sistema de suspensión que actuara de esa manera no cumplía con las regulaciones.

Whiting declaró "Bajo nuestro punto de vista, cualquier sistema de suspensión que sea capaz de alterar la respuesta del sistema de suspensión de un coche en las dos maneras que describen ustedes -1) y 2)- violaría el Artículo 3.15 del reglamento técnico de la F1".

Discusiones en marcha

Aunque la respuesta de Whiting parece prohibir el uso del 'truco' de la tecnología de suspensión, se entiende que los equipos que utilizaban sistemas similares ahora han pedido una explicación, por lo que están en marcha discusiones sobre lo que está y no está permitido en 2017.

Cualquier equipo que monte un dispositivo que pueda verse como ilegal se enfrenta al dilema de si mantenerlo o no en su nuevo coche, y arriesgarse a recibir una sanción o buscar un sistema alternativo que quizás no sea tan competitivo.

El primer test de la F1 en 2017 tendrá lugar en Barcelona el 27 de febrero.

Información adicional de Franco Nugnes

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Equipos Mercedes , Ferrari , Red Bull Racing
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas charlie whiting, f1, f1 2017, formula 1 2017, fric