Análisis técnico de Giorgio Piola
Especial

Análisis técnico de Giorgio Piola

Los cambios de Mercedes para evitar más errores del botón mágico

El error del botón mágico de Lewis Hamilton en Bakú fue algo inusual en el siete veces campeón del mundo de Fórmula 1, pero Mercedes cree que puede hacer más para ayudarle.

Los cambios de Mercedes para evitar más errores del botón mágico

El británico se había puesto en cabeza del GP de Azerbaiyán en la resalida tras la bandera roja, pero se fue largo en la escapatoria de la curva 1 después de que su "sistema mágico de frenado" trasladara toda la presión de frenado a sus ruedas delanteras.

Aunque Hamilton confesó inmediatamente su error, Mercedes dice que no puede eludir sus propias responsabilidades a la hora de proporcionar un coche más infalible.

Así funciona el 'botón mágico' de Mercedes F1:

El director de tecnología de Mercedes, Mike Elliott, lo admitió en el vídeo posterior a la carrera.

"Lewis comete muy pocos errores y eso es lo que realmente le diferencia de algunos de los otros pilotos", dijo Elliott.

"Es nuestro deber intentar darle un coche en el que sea más difícil que cometa errores. Tenemos que tomar nuestra responsabilidad, mirar cómo podemos mejorarlo y eso es algo que pondremos en marcha para la próxima carrera".

Mercedes ha colocado finalmente una "cubierta" alrededor del botón "mágico" como una adaptación "a corto plazo". 

"No lo hemos movido, pero hemos puesto una cubierta alrededor para asegurarnos de que no se pueda tocar accidentalmente en el futuro", explicó Hamilton en la rueda de prensa del GP de Francia. "Pero eso es a corto plazo. Obviamente, es el volante, no es tan fácil de cambiar o mover los botones. Todo fue diseñado [de una determinada manera]. Así que buscaremos una solución a más largo plazo probablemente en el futuro".

La posición de las manos del británico durante las salidas de las carreras ha estado en el punto de mira, ya que el británico suele sujetar la esquina superior izquierda del volante mientras acciona la paleta del embrague con la mano derecha.

 

Esto significa que el "botón mágico de frenado", en la esquina superior del volante de Mercedes, está extremadamente cerca de su mano durante las salidas de la carrera, lo que puede explicar cómo fue tan fácil que se activara durante el corto camino a la curva 1 en Bakú desde la parrilla de salida.

Como explicó Elliott: "Hizo una salida fantástica. Se puso al lado de Pérez y cuando estaban barajando la posición, Lewis dio un volantazo y en el proceso de darlo, simplemente rozó el botón mágico y desafortunadamente no sintió que lo había hecho".

Aunque el error de Bakú fue la primera vez que la magia de los frenos se desplegó visiblemente de forma accidental, el proceso de mover el equilibrio de frenada de esa forma no es algo nuevo.

Hamilton ha tenido la misma configuración de volante desde 2019, cambiando a una paleta de embrague de un solo eslabón, en lugar de la disposición de doble paleta que tuvo antes.

La nueva posición de la mano en la esquina superior del volante para las salidas de carrera coincidió con la nueva disposición de las paletas, y es claramente algo que ayuda a la sensación y el control del embrague, dado que la FIA erradicó los buscadores de puntos de mordida unos años antes.

Vista trasera del volante del Mercedes W12

Vista trasera del volante del Mercedes W12

Valtteri Bottas ha mantenido en la disposición más corta de las palas, lo que significa que puede accionar el embrague con cualquiera de ellas durante una salida de carrera.

¿Qué es el botón mágico de frenada?

La función básicamente cambia el equilibrio de los frenos hacia delante en un incremento mucho mayor del que los pilotos seleccionarían normalmente.

Normalmente, los pilotos tienen el balance de frenada ajustado entre el 50-60% hacia delante, dependiendo de la curva a la que se aproximen.

Pueden ajustarlo de varias formas e incrementarlo mediante los botones de equilibrio de frenos y los interruptores giratorios del volante.

Mientras tanto, el software coordina la cantidad de presión de frenado en la parte trasera del coche para los frenos tradicionales, basándose en la cantidad de energía recuperada por el MGU-K.

Detalles del volante del Mercedes W12

Detalles del volante del Mercedes W12

Cuando se utiliza la magia de los frenos, el equilibrio de la frenada se desplaza casi por completo a los delanteros, por lo que Hamilton seleccionó sin querer un 90% de frenado hacia delante, lo que provocó que los frenos delanteros se bloquearan y no le dejara otra alternativa que salirse en la primera curva.

La magia de los frenos se considera una herramienta de preparación y proporciona al piloto un medio para calentar los neumáticos delanteros, algo que es aún más crítico esta temporada dado el cambio en la construcción y el perfil, que ha llevado a un mayor desplazamiento entre los neumáticos delanteros y los traseros.

El calor generado por los frenos se irradia a través del tambor de freno hacia la llanta y, en consecuencia, aumenta la temperatura del neumático.

Obviamente, esto se complica por el uso que hace el equipo del conjunto de frenos como ayuda aerodinámica, ya que parte del flujo de aire pasa por encima de los frenos.

Sin embargo, con la magia de los frenos activada se genera calor más que suficiente para optimizar las temperaturas de los neumáticos durante una vuelta de formación, que es lo que Hamilton había planeado y por lo que los frenos parecían echar humo mientras esperaba a que comenzara la carrera.

Los pilotos tienen acceso a todo tipo de información en la pantalla de su volante, y una de esas opciones es la lectura de la temperatura de cada neumático, que ayuda al piloto a alcanzar los grados deseados mediante diversos métodos, como el zigzag, la frenada convencional o la magia de los frenos.

compartidos
comentarios
Verstappen: "Pirelli no puede culparnos por los fallos de sus neumáticos"

Artículo Anterior

Verstappen: "Pirelli no puede culparnos por los fallos de sus neumáticos"

Siguiente artículo

Hamilton: "Pirelli no tuvo la culpa en Bakú; la FIA debe vigilar"

Hamilton: "Pirelli no tuvo la culpa en Bakú; la FIA debe vigilar"