'El problema que tendrá que resolver Ross', por Jacobo Vega

En su última columna de opinión, Jacobo Vega reflexiona sobre un debate que preocupa a la F1 actual: las penalizaciones en parrilla para los pilotos por cambio de motor.

La parrilla previo a la carrera

Ross Brawn, del que hay que decir que se está ganando el sueldo con creces desde que se involucró con Liberty en tratar de mejorar todo el aspecto deportivo de la F1, ha ido desgranando poco a poco su plan de acción para devolver al campeonato el lustre perdido en los últimos años.

Sus ideas se van conociendo poco a poco y además de temas anecdóticos como la retirada de las aletas de tiburón de los coches, está proponiendo cosas que pueden ser interesantes como la supresión del DRS o el impulso que quiere dar a la F2 como verdadera cuna de talento y tratar de que en la F1 estén los mejores pilotos y no aquellos que traigan patrocinios a los equipos.

La última de las ideas de Brawn que han salido a la luz es la de suprimir las penalizaciones en parrilla por sustituciones de motor o caja de cambios cuando se supera el límite reglamentario. Realmente es un poco desastroso que algunos pilotos tengan que ver comprometidas sus opciones en una carrera, o en el campeonato, por algo que se escapa de su control. Sí, en la F1 hay muchas cosas que se escapan del control de los pilotos, pero todo lo que ayude a hacer que la competición sea más pura, debería de ser, cuando menos, estudiado.

La F1 dejó atrás hace ya más de una década la barra libre de motores y racionalizó el gasto excesivo que había hasta 2004 en el área de los motores cuando se ponían propulsores especiales para la clasificación y luego se montaba otro para la carrera, sin límite de ningún tipo.

Todos estamos de acuerdo en que la limitación de propulsores (y de cajas de cambio) ha sido algo bueno para la F1 pero con la actual configuración de los distintos elementos que componen los V6 híbridos de la actualidad, las penalizaciones que se dan cuando se sustituye un motor entero rozan lo esperpéntico y realmente solo valen para ser pasto de los chistes y memes.

No es un camino fácil, de alguna manera hay que sancionar los problemas de fiabilidad de los motores sin caer en la extravagancia de que un piloto penalice 60 posiciones en una parrilla de salida de 20 coches. Habría varias soluciones posibles y otras más que no se nos han ocurrido todavía, todas con sus pros y sus contras:

-Retirada de puntos en el campeonato de constructores: Sería una manera de sancionar sólo al equipo y que el piloto no se viera perjudicado. La cuestión es el número de puntos que quitas y lo que puede suponer en la clasificación. Un equipo como Mercedes que ha arrasado en los últimos años,  podría permitirse el lujo de sobrepasar el límite sin perder el mundial.

-Multa económica: Habría que diferenciar si la multa recaería en el equipo o en el suministrador de las unidades de potencia. Si es para los equipos, sería una carga complicada de soportar para los menos pudientes. Si recayera en el motorista, sería más justo, pero también un freno para los posibles nuevos interesados que lo último que necesitan es encontrarse con trabas que dificulten su decisión.

-Limitación al desarrollo: Sería volver a una especie de sistema de “tokens” en los que los motoristas que más motores rompan tengan menos posibilidades de desarrollar sus unidades. Podría ser contraproducente porque si además de tener un problema con la fiabilidad estás limitado a la hora de solucionarlo metería en problemas a más de uno. Además, el sistema de tokens está claro que beneficia al que mejores motores tenga.

-Limitación de potencia: Hoy en día es muy fácil limitar de manera electrónica los motores. Se podría limitar a los que sobrepasasen el límite en una carrera o en parte de una carrera. Seguiría siendo algo artificial, pero menos lesivo que partir desde el fondo de la parrilla.

-Aumento de peso: En línea con lo anterior, se podría aumentar el peso de los monoplazas que sobrepasen el límite de los motores durante una carrera.

Todo estas ideas y alguna otra más podrían ser soluciones al actual problema de las penalizaciones por fiabilidad en los motores, veremos qué termina ideando Ross Brawn.

¿Y tú qué propondrías?

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas futuro formula 1, ross brawn, sanciones f1, sanciones formula 1