Fórmula 1
27 jun.
-
30 jun.
Evento finalizado
11 jul.
-
14 jul.
Evento finalizado
25 jul.
-
28 jul.
Evento finalizado
01 ago.
-
04 ago.
Evento finalizado
R
GP de Bélgica
29 ago.
-
01 sept.
PL1 en
6 días
05 sept.
-
08 sept.
PL1 en
13 días
R
GP de Singapur
19 sept.
-
22 sept.
PL1 en
27 días
26 sept.
-
29 sept.
PL1 en
34 días
10 oct.
-
13 oct.
PL1 en
48 días
R
GP de México
24 oct.
-
27 oct.
PL1 en
62 días
R
GP de Estados Unidos
31 oct.
-
03 nov.
PL1 en
69 días
14 nov.
-
17 nov.
PL1 en
83 días
R
GP de Abu Dhabi
28 nov.
-
01 dic.
PL1 en
97 días

Rosberg admite que pecó de arrogante

compartidos
comentarios
Rosberg admite que pecó de arrogante
Por:
18 abr. 2015 16:26

El piloto alemán saldrá desde la tercera posición tras subestimar a Sebastian Vettel.

Nico Rosberg, Mercedes AMG F1
Nico Rosberg Mercedes AMG F1 W06.
Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 W06
Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 W06

"El tercer puesto en la parrilla de salida no es bueno", dijo el alemán Nico Rosberg tras la calificación del Gran Premio de Baréin en donde no solo fue derrotado por su compañero inglés Lewis Hamilton, sino por el alemán Sebastian Vettel. 

Rosberg quedó golpeado por Lewis por cuatro centésimas en China y ahora ha descendido una posición más en una carrera que ya luce complicada para el subcampeón de 2014 cuando detrás de él tendrá al finlandés Kimi Räikkönen. 

El alemán destacó que su error estuvo en la selección de neumáticos viejos en su primera tanda dentro de la Q3. 

"El error que cometí es de estrategia y es que estaba pensando en la carrera. He subestimado a Sebastian y eso me ha costado. Ese es el error que he cometido". 

Esta será la segunda ocasión desde el Gran Premio de Austria 2014 en que Rosberg no estará en la primera línea. La última ocasión fue en Malasia, cuando Vettel ganó este año. 

"Estoy decepcionado porque Sebastian me venció. Si yo hubiera sido segundo hubiera salvado algo, pero el tercero no va bien". 

Siguiente artículo
El resultado no es tan malo: Merhi

Artículo Anterior

El resultado no es tan malo: Merhi

Siguiente artículo

¡Ganó Ferrari!

¡Ganó Ferrari!