Otros castigados que ganaron una carrera de F1 tras sanción

Ganar una carrera después de recibir una penalización suele dar un mérito extra al triunfo, pero no es algo que solo hiciera Hamilton en el GP de Gran Bretaña 2021.

Otros castigados que ganaron una carrera de F1 tras sanción

La penalización de Lewis Hamilton por chocarse con Max Verstappen en Silverstone seguramente no habría generado tanta polémica si el británico no hubiera ganado la carrera tras cumplirla. Parece que el hecho de que el castigo no evitara el triunfo de Lewis fue lo que más enfadó a Red Bull.

Sin embargo, Hamilton no fue en absoluto el primero en ganar tras una penalización. Y ha habido ocasiones en las que los pilotos se han impuesto pese a sanciones más graves.

Ayrton Senna, GP de Brasil 1993: Stop & Go

En la carrera de Brasil de 1993, el héroe local Senna perdió la clasificación ante la pareja Prost-Hill de Williams. Ya en la salida Ayrton fue capaz de superar a Hill, pero no pudo aguantar el ritmo de Prost y más tarde incluso vería cómo Damon le recuperaba el segundo lugar.

En la vuelta 25 parecía que Senna no tenía ninguna posibilidad de ganar. Ayrton había recibido una penalización de Stop and Go por adelantar bajo banderas amarillas y, tras cumplirla, volvió a la pista en quinta posición. Sin embargo, la lluvia lo cambió todo. 

 

Ayrton fue uno de los primeros en apostar por los neumáticos de lluvia y superó a Michael Schumacher en boxes. Prost, por su parte, decidió seguir rodando con slicks, lo que provocó que se saliera y dejara a Fittipaldi fuera de carrera. Cuando se despejaron los numerosos restos de coches y el Safety Car salió de la pista (¡era solo su segunda aparición de la historia!) Ayrton, como en la primera vuelta, se encontró en segunda posición. Y luego, superó a Hill por segunda vez en la carrera para ganar el gran premio.

Alain Prost, Gran Premio de Alemania de 1993: 10 segundos de Stop & Go

En 1993, los dos candidatos al título ganaron con penalización. Y la situación de Alain Prost fue incluso más complicada que la de Ayrton. El francés se impuso en la clasificación de Hockenheim, pero falló en la salida, perdiendo inmediatamente tres posiciones. 

El Profesor había empezado a remontar, pero casi chocó contra el coche de Martin Brundle, que había perdido el control. Para esquivar la colisión, Prost recortó la curva, por lo que recibió un Stop and Go de 10 segundos. El castigo, en realidad cuestionable, enfureció a Prost. Al día siguiente lo calificó de escandaloso, pero no hubo tiempo para discusiones durante la carrera. 

 

La penalización hizo caer a Prost al sexto puesto, pero no perdió la esperanza de ganar. En Williams decidieron hacer toda la carrera sin paradas en boxes, gracias a lo cual a pocas vueltas del final Alain era segundo, detrás de su compañero Hill. En ese momento, el futuro campeón del mundo tenía claramente menos experiencia que el entonces tricampeón Prost. Hill gastó sus neumáticos antes de la meta y uno de ellos reventó. 

Damon ni siquiera pudo llegar a boxes, quedándose tirado dos vueltas de la meta. Y Prost cabalgó hacia la victoria.

Michael Schumacher, Gran Premio de Francia 2002: Drive-Through

En 2002, Ferrari solo perdía carreras por errores propios. Cuando llegaron a Magny-Cours, los del Cavallino llevaban ocho victorias en 20 grandes premios. En Francia, sin embargo, las cosas no fueron tan fáciles.

Juan-Pablo Montoya, con el Williams, consiguió arrebatarle por 0,023 segundos la pole a Schumacher, y en la carrera también le robó el liderato. Michael le pisaba los talones a su rival, pero Magny-Cours no era el mejor lugar para los adelantamientos. Al final, al alemán prácticamente solo le quedó la opción de undercut.

 

Tras haber sido más rápido que Montoya durante dos vueltas, Michael vio el momento de entrar en boxes para tratar de salir por delante. Sin embargo, tenía tanta prisa que cruzó la línea blanca al salir, por lo que recibió un drive-through (paso por el pit lane) como penalización. 

La sanción hizo retroceder a Schumacher. Sin embargo, en ese momento podía conseguir su quinto título e igualar el récord de Juan Manuel Fangio, por lo que Schumacher no se rindió. Además, tras el cambio de neumáticos el ritmo de Montoya bajó drásticamente. 

Mientras sus rivales hacían sus segundas paradas en boxes, Michael iba avanzando poco a poco. Y al final de la carrera era segundo, solo por detrás de Kimi Raikkonen. Schumacher no tenía muchas posibilidades de alcanzar al finlandés, ya que Kimi iba claramente encaminado hacia su primera victoria.

Sin embargo, el Toyota de Alan McNish entró en escena. Un fallo en el motor del coche del británico provocó una fuga de aceite en la segunda curva. Räikkönen fue el primero en llegar allí y, al pasar por encima, trompeó. 

Eso permitió a Michael alcanzarle y pasar al joven piloto. Schumacher ganó y se garantizó el quinto título de su carrera.

Relacionado:

Mark Webber, Gran Premio de Alemania 2009: Drive-Through

La primera victoria de Webber fue tan trabajada y exigente como toda su carrera. El australiano consiguió la pole en Alemania, pero se vio atacado por Rubens Barrichello en la salida. Como no quería ceder la ventaja, Mark se tocó y recibió una penalización por ello. Además, no pudo defender el primer puesto. 

A pesar de todo eso, Webber se enganchó a Barrichello, fue segundo hasta la parada en boxes del brasileño, se puso en cabeza, él mismo entró en boxes... ¡y luego fue capaz de adelantar a Rubens en la pista volviendo a ser primero! Sin embargo, inmediatamente fue a cumplir la sanción.

 

La penalización hizo caer a Mark al octavo puesto. Sin embargo, el ritmo del australiano era muy bueno, y Barrichello tenía problemas de agarre. Mientras sus rivales entraban en boxes, Webber fue recuperando posiciones y volvió a medirse con Barrichello, esta vez con éxito. 

Además del ritmo, el excelente trabajo de los neumáticos estaba saliendo bien para Mark. Hizo su segunda parada en boxes y volvió a ser segundo tras ello. Y delante de él estaba Vettel, que aún no había parado. Así que cuando Seb entró en boxes, Mark se puso en cabeza y llevó con confianza la carrera hacia la primera victoria de su carrera.

También puedes leer:

Jenson Button, Gran Premio de Canadá 2011: Drive-Through

Accidentes, un neumático pinchado, llegar a ser último, seis salidas del coche de seguridad y una interrupción de la carrera con bandera roja: en el camino hacia esa victoria, Button experimentó tantas cosas que una penalización de drive-through parece una nimiedad. 

Las condiciones en Montreal fueron terribles: el aguacero hizo que la carrera empezara tras el Safety Car. Y una vez que fue, Button, que era séptimo, no pudo hacer la curva y recortó la chicane. Con el coche de seguridad de nuevo en pista (muy pronto), Jenson cambió a gomas intermedias. Pero antes de eso se excedió en la velocidad durante el Safety Car y después de un drive-through cayó al 15º lugar. Cuando empezó a recuperar terreno, la carrera se detuvo debido a la fuerte lluvia.

 

En la reanudación, Button era 10º y, de nuevo, fue uno de los primeros en apostar por los neumáticos intermedios. Jenson no tardó en luchar con Fernando Alonso, lo que acabó en un toque, la salida de pista del Ferrari y otra aparición del coche de seguridad. El propio Button sufrió un pinchazo y cayó hasta la 21ª posición. Sin embargo, tras cambiar sus neumáticos, rápidamente comenzó a recuperar posiciones. 

Cuando se reanudó la prueba, Button pudo volver al top 10 y, tras una exitosa parada en boxes, era cuarto. Delante de Jenson había un trío formado por Vettel, Schumacher y Webber. Mark intentó adelantar a Michael, pero se saltó la chicane y tuvo que volver a entrar. Luego volvió a hacerlo y dejó pasar a Button para el tercer puesto. El ritmo de Jenson era tan bueno que pasó a Schumacher en la misma vuelta, a falta de tres más para meta. 

En la última vuelta, Button estaba a menos de un segundo de un Vettel que no pudo aguantar la presión. Un error del campeón del mundo en la curva 6 permitió a Jenson ponerse en cabeza y ganar la carrera. Y cuando cruzó la meta seguro que se olvidó de una penalización que no le había impedido ganar.


Como puedes ver, se han ganado carreras con penalizaciones mucho mayores que la de Hamilton en Gran Bretaña. Es cierto que esas sanciones no fueron en situaciones tan escandalosas. Pero la multa en sí no puede tener como objetivo privar a un piloto del derecho a ganar.

compartidos
comentarios
Alpine: "Alonso ya ha callado bocas"

Artículo Anterior

Alpine: "Alonso ya ha callado bocas"

Siguiente artículo

Brown cree que los motores ruidosos no espantarán a los patrocinadores de F1

Brown cree que los motores ruidosos no espantarán a los patrocinadores de F1