'Las alas que ya no pueden con todo ni todos', por Albert Fábrega

Nuestro colaborador y especialista en Fórmula 1, Albert Fábrega, nos trae su análisis sobre la posibilidad de que Toro Rosso haga de banco de pruebas de Red Bull con Honda y sobre el futuro de Sainz en la F1.

Y no, no voy a hablar de Honda, ni de McLaren…. Aunque de rebote, lo que pueda pasar con los de Woking y Sakura, llegue a condicionar el futuro de Toro Rosso, tanto técnica como deportivamente hablando. El equipo B de Red Bull está a expensas de lo que puede ser un enfoque completamente diferente al que hemos visto en los últimos años. Aunque algunas señales me resultan desconcertantes y resulten diametralmente opuestas.

Si finalmente Honda termina propulsando los STR-13,14 y 15, el equipo de Faenza volverá a recuperar parte de la esencia perdida, al menos técnicamente hablando. Toro Rosso se convertirá en el banco de pruebas más valido y real que existe: la pista. Red Bull es consciente que los japoneses siguen lejos de ser una alternativa a Renault, y mucho menos aún a Ferrari y Mercedes. Pero también son conscientes que si quieren disponer de un propulsor en calidad de cliente preferente y único para poder ganar el Mundial de constructores, el camino de Honda es el único que les queda, al menos hasta 2021. Y para llegar a ese punto necesitan que Toro Rosso entre en acción desde ya. 

"Los de Milton Keynes ya han sufrido en carnes propias la venganza de Mercedes y Ferrari"

Los de Milton Keynes ya han sufrido en carnes propias la venganza de Mercedes y Ferrari, y están preparando la suya propia, que cocinan sin prisa y servirán fría, aunque sea forzados por las circunstancias. Su capacidad de empujar y ayudar al motorista ya quedó reflejada cuando Renault entró en la era híbrida. Sin la fuerza, convicción y dinero de Red Bull, Renault habría sufrido un calvario parecido al de Honda. No lo duden ni un solo instante. Eso fue coger el toro por los cuernos. Nunca mejor dicho.   

Lo que debería ser un movimiento lógico y atrevido al más estilo Red Bull, se convierte en un sinsentido cuando hablamos de pilotos. La reciente confirmación de Sean Gelael como piloto de pruebas para cuatro de los siete entrenamientos libres 1 que quedan para finalizar la temporada es una clara declaración de intenciones de Red Bull acerca de su equipo B y quizás también sobre el futuro de la escudería de Faenza. La solidez, talento y juventud de Ricciardo y Verstappen ha provocado un tapón difícil de descorchar. Ni los embistes de Verstappen, ni las ofertas por Ricciardo han podido con las cadenas que los atan a Milton Keynes, al menos hasta final de 2018. Esto ha dejado al trampolín de Faenza sin muelles. Pero con saltadores que quieren hacer un doble mortal con tirabuzón. Lo es en el caso de Sainz, pero también en el caso de Gasly. 

"La solidez, talento y juventud de Ricciardo y Verstappen ha provocado un tapón difícil de descorchar"

El piloto madrileño pide a gritos un asiento más competitivo que le permita consolidar su crecimiento y transformarlo en algo más que puntos y actuaciones destacadas, o a veces ni eso si hacemos caso de las declaraciones del equipo. Sainz no ha encontrado su tope aún. Sigue mejorando y progresando, pese a la presión y los boomerangs que se lanzan. La salida de Sainz es una de las monedas de cambio con las que Renault podría desbloquear su acuerdo con Toro Rosso y dejar vía libre a la entrada de Honda. Su destino es amarillo. Lo quiere y le quieren. 

Con este movimiento, Red Bull podría dar entrada a Gasly. El actual campeón de la GP2 lleva ya demasiado tiempo calentando en la banda. Ilógico. En una operativa normal de Red Bull, Kvyat ya estaría fuera del SRT12 y Gasly hubiera ocupado su lugar. Pero en la F1 no es todo deporte. Kvyat sigue aferrado a su condición de anfitrión del Gran Premio de Rusia para garantizar sus opciones. Su viaje de ida y vuelta a Red Bull, pero sobre todo el momento de forma de Sainz, han minado su confianza y de rebote su velocidad y constancia. Un contexto que le ha dejado en una situación delicada, aunque sorprendentemente, sólida. 

En la misma línea, llega con fuerza ahora Gelael. Podemos entrar a discutir si merece o no por los resultados conseguidos estar en F1. Aporta dinero y puede. Pero eso no encaja con la política de jóvenes pilotos de Red Bull. No hay piedra filosofal que valga aquí. Seguramente detrás de sus entrenamientos haya otros motivos mucho más atractivos que sus dotes al volante. 

Pero si miramos más allá, la larga lista de jóvenes pilotos a los que apoyaba incondicionalmente la marca de bebidas energéticas es cada vez más corta. Me pregunto si estamos ante el principio de un fin. Un cambio de filosofía con la mirada puesta a 2021. Un cambio de década que nos dejará una F1 también nueva, y en la que más que volar, habrá que tocar de pies en el suelo. 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Italia
Pista Monza
Pilotos Carlos Sainz Jr. , Pierre Gasly
Equipos McLaren F1 , Scuderia Toro Rosso , Red Bull Racing
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas albert fabrega, f1, f1 2017, fabrega opinion f1, gp italia, gp italia opinion, honda mclaren, honda toro rosso, motores f1, opinon f1, red bull f1