La Fórmula 1 de Manu Franco
Especial

La Fórmula 1 de Manu Franco

'Verstappen, Alonso… y una lata de Coca Cola', por Manu Franco

Manu Franco reconoce la calidad de Max Verstappen tras su victoria en el GP de Estiria 2021 de F1 y recuerda que Alonso pudo fichar por Red Bull.

'Verstappen, Alonso… y una lata de Coca Cola', por Manu Franco

No es fácil, todos creemos tener razón, incluso cuando el tiempo, ese juez inescrutable que diría un clásico, nos la quita… pero allá va mi ejercicio con toda humildad: me equivoqué.

O no del todo, pero en parte sí, aunque fuera al contarlo o explicarlo, no lo hice bien, sobre todo en las redes sociales, ese lugar que muchos nos tomamos como un pasatiempo y otros como un verdadero medio de comunicación social que establece los valores del periodismo.

En lo de Verstappen, me refiero.

Cuando llegó el muchacho holandés no me hizo falta mucho para ver que estábamos ante un piloto diferente y un tipo distinto, verle caminar la primera vez que apareció en el paddock de Spa Francorchamps junto a la gente de Red Bull ya era bastante para darte cuenta de la clase de personaje que es, pero… recuerdo que al lado, ya cuando comenzó su andadura como piloto de F1, estaba Carlos Sainz y quizá me dejé llevar por el deseo o las ganas de dejar claro que el madrileño también es un gran piloto e hice (o lo pareció y eso es como si lo fuera) de menos a Max siempre con el condicional.

Sí, es un muy buen piloto pero… Mal, error.

Verstappen –ahora queda claro, pero ya entonces también lo estaba para el que quisiera ver–, es un campeón del mundo, un piloto dotado de un talento extraordinario, pero también una de esas personas a las que le da todo igual, de las que tienen el foco en su objetivo y el resto no les importa, un verdadero campeón. Además tiene el apoyo de uno de los mejores equipos de la historia de la F1 y las altas esferas de este deporte siempre le han visto con buenos ojos. Lo tiene todo. Y además, en algún momento (parece que ya esta temporada) está en el lugar preciso y el momento oportuno. 

Esa es la gran suerte de los grandes deportistas y más aún en un deporte como la F1, porque estar en el equipo que hay que estar es mas importante aún que el talento, el coraje o la valentía. Verstappen está en el equipo de los refrescos, los que venden latas… ¿te imaginas estar en un equipo que se llamase Coca Cola?, cuentan los que lo vivieron que llegó a decir alguien en la época en la que Fernando Alonso negoció sin llegar a un acuerdo con Red Bull.

Mucho mejor Ferrari… o McLaren, Honda, todo un fabricante, y qué decir de Renault. Pues sí, pero… ¿imaginan lo que hubiera hecho Alonso de haber fichado por Red Bull en vez de por Ferrari?

Red Bull es el equipo que fue capaz de romper la F1 de los constructores después de comprar Jaguar, fichar a un tal Adrian Newey, modernizar sus fábricas y contratar a 90 ingenieros de aerodinámica para lograr entrar por las rendijas de la reglamentación y conseguir cuatro títulos mundiales seguidos con Vettel, es un equipo que siempre ha estado ahí y ahora va a ser el equipo que rompa la hegemonía de Mercedes.

No era fácil, la apuesta, como no es fácil reconocer que te has equivocado o que pudiste hacerlo mejor, era muy arriesgado, pero nunca nadie se arrepiente de ser valiente. 

Otras columnas de Manu Franco:

compartidos
comentarios
Cómo una bronca de su ingeniero llevó a Verstappen a su última pole

Artículo Anterior

Cómo una bronca de su ingeniero llevó a Verstappen a su última pole

Siguiente artículo

Red Bull no se traga que Mercedes F1 pare de evolucionar en 2021

Red Bull no se traga que Mercedes F1 pare de evolucionar en 2021