'Así no, Nico', la columna de Nira Juanco

Nuestra colaboradora Nira Juanco nos trae una nueva columna de opinión, en la que habla de su 'protegido' Nico Rosberg y de su actuación en el Gran Premio de Austria.

Hace dos años me convertí en la máxima defensora de Nico Rosberg. Peleó el título hasta la última carrera y aún así, fueron muchos los que le acuñaron el calificativo de "segundón". Decían que no estaba a la altura de Hamilton para disputarle la corona, que le faltaba esa agresividad que rebosa el inglés. Algo con lo que yo no estaba de acuerdo. Recordemos la clasificación de Mónaco 2014 y su supuesta salida de pista en Santa Devota. Él lo sabe y todos lo sabemos, "aparcó" a propósito para impedir que Lewis lograra la pole.

Fue un destello de agresividad extrema, que volvería a repetirse en Bélgica 2014. Pero ahí ya no le salió bien la jugada porque al intentar sobrepasar a Lewis, le pinchó el neumático trasero izquierdo y terminó con la carrera de su compañero en la segunda vuelta. Él ganó, sí, pero se echó encima a todo el equipo con multa económica incluida. A partir de entonces, volvió el Nico educado, el que levanta el pie si Hamilton no lo hace primero y eso extrañamente sucede, por no decir nunca.

Más de año y medio de buenos modales que terminaron en el Gran Premio de España de este año. Rosberg quiso hacer de malo malísimo y le volvió a salir mal. Arrinconó en la hierba a un Hamilton que había perdido la primera posición, pero lo que no esperaba el alemán es que el inglés no se achicara y se lo llevara por delante terminando con la carrera de ambos en la primera vuelta. Como se dice coloquialmente "antes de que llore mi madre, que llore la tuya". Lewis volvió a dar una lección de agresividad y Nico fue acusado de nuevo de falta de ella.

Entonces llegó Austria y sus bonitas montañas. Un entorno más propio de Heidi que del final dramático que vivimos el pasado domingo. Rosberg en su afán por defender su victoria con uñas y dientes se fue contra Hamilton en la segunda curva de la última vuelta. Volvió el Nico agresivo, o eso es lo que él cree, porque quizás tenga equivocado el concepto. "Agresividad: empuje y decisión para emprender una tarea o enfrentarse a una dificultad". Lo que viene siendo lucha como un jabato, pero no seas un kamikaze. Porque sinceramente, no sé qué pretendía. Bueno sí, que Hamilton levantara y eso el inglés no lo iba a hacer.

Lo que me sorprende no fue su acción, sino que echara la culpa a su compañero: "me sorprendió mucho que Lewis girara porque yo estaba en el interior y soy quien dicta la trayectoria al estar por dentro". ¡Pero es que ahí había una curva Nico y había que girar, no seguir recto! ¿No será que te fuiste largo y te llevaste por delante a tu compañero? Yo creo que sí, y la sanción de diez segundos que te pusieron los comisarios, también.

Siempre he defendido a Rosberg, pero así no Nico, así no. Un poquito de autocrítica, por favor. Sigo pensando que no es un segundón (de hecho, él es el líder), pero empiezo a dudar seriamente de que sea capaz de darnos la agresividad que tanto le pedimos... Por lo menos, una agresividad bien ejecutada... Eso es territorio Hamilton...

 

 

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Austria
Pista Red Bull Ring
Pilotos Lewis Hamilton , Nico Rosberg
Equipos Mercedes
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas gp austria, gp austria 2016, lewis hamilton, mercedes f1, nico rosberg