El extraño "ruido" del motor que preocupa a Mercedes F1

Ni haber montado un nuevo motor a Lewis Hamilton en Turquía despeja las dudas y temores de Mercedes sobre su motor. ¿Qué genera ese miedo?

El extraño "ruido" del motor que preocupa a Mercedes F1

Hamilton llegó a Estambul con una penalización de diez posiciones tras cambiar el motor de combustión interna (ICE) de su unidad de potencia, superando el límite de la temporada de tres posibles.

Haber sido el más rápido en la clasificación ayudó a Hamilton a "limitar daños" ante una penalización que el director de Mercedes, Toto Wolff, dijo que estaba "claro" que tenía que asumir en cualquier momento en las carreras que quedan.

Pero a diferencia de Red Bull, que perdió uno de los motores en el coche de Verstappen en el accidente de Silverstone, el cambio de Mercedes sugiere que había surgido una preocupación en el ICE ya que, al fin y al cabo, no había perdido ninguno por un golpe como le ocurrió a su rival.

Mercedes ha visto cómo su ventaja de motor se ha esfumado este año tras un importante paso adelante de Honda, que como abandonará la F1 a finales de año ha acelerado sus actualizaciones previstas para 2022 para dar un empujón a Red Bull en la lucha por el título.

Wolff se sinceró sobre el problema que había surgido en su motor, asegurando que cuando los equipos "aprietan hasta los límites con el rendimiento de la unidad de potencia", era inevitable que "experimentaran algunos obstáculos".

"Nuestras unidades de potencia han sido las más fiables desde la introducción de los motores híbridos en 2014", dijo Wolff.

"Debido a que estamos en esos límites, hemos visto ejemplos de, digamos, ruidos inusuales dentro del motor de combustión que no se entienden completamente todavía en ese momento e su vida útil, y por lo tanto causaron algunos problemas en el pasado".

"Tuvimos motores que básicamente fallaron, y ahora se trata de contener el problema, porque en esa fase, el rediseño de piezas no es algo que se pueda abordar".

Lewis Hamilton, Mercedes W12

La proximidad del final de la temporada y la actual congelación del desarrollo de las unidades de potencia significa que un problema de motor no es tan sencillo como trabajar en una solución y aplicarla. El reto extra para Mercedes a la hora de resolver el contratiempo es la congelación de la unidad de potencia a principios de 2022, que bloqueará los motores hasta la introducción de la próxima generación de motores (en 2025).

"Equilibrar el rendimiento y la fiabilidad siempre ha sido la métrica clave en los últimos dos años, y también lo será en el futuro", dijo Wolff.

"No vamos a arrastrar ningún déficit al año que viene, porque estamos comprendiendo esos déficits. Y ahora se trata de encontrar soluciones que los puedan contener".

Lewis Hamilton dijo después de la clasificación del sábado que pensaba que ganar en Turquía el domingo sería "muy difícil al salir desde la 11° posición, pero no imposible".

"El resto de piezas, como el turbo o los demás elementos auxiliares, están en plena forma y fácilmente dentro de los límites de kilometraje", dijo Wolff. "Por lo tanto, no hemos necesitado llevar componentes nuevos".

Hamilton también afirmó después de la clasificación que había estado "presionando para mantener el motor número tres" y evitar la penalización. Wolff reconoció que, aunque era una opción que Mercedes lo utilizara durante el resto de la temporada, tendría que haber planificado su uso cuidadosamente.

"La cuestión es cómo y cuándo queremos utilizar el motor número tres, que todavía está en la reserva", dijo Wolff.

"Eso es algo que tenemos que evaluar en las próximas carreras. Porque podríamos decidir si lo usamos sólo los viernes, o también el sábado o el domingo".

Y añadió: "Todavía tenemos el tercer motor para ayudarnos, pero no estamos muy seguros de hasta dónde queremos llevar este motor. No es necesariamente sólo un tema de kilometraje, se trata más bien de entender un tema de fiabilidad diferente".

Contener el problema del motor será una tarea adicional para que Mercedes haga malabares en medio de la dura lucha por el título contra Max Verstappen y Red Bull Racing.

La atención se centrará en llegar al fondo del problema a tiempo para la congelación del motor del año que viene, así como en asegurar que cualquier limitación se gestione a lo largo de la fase final de este año para evitar cualquier otro quebradero de cabeza.

Relacionado:

compartidos
comentarios
Ricciardo cambia motor y Sainz gana una posición en parrilla

Artículo Anterior

Ricciardo cambia motor y Sainz gana una posición en parrilla

Siguiente artículo

Así fue la carrera del GP de Turquía de F1 en mojado

Así fue la carrera del GP de Turquía de F1 en mojado