Montoya describe la "increíble" experiencia de pilotar un Ferrari F2008

Después de pasar años compitiendo contra Ferrari en la Fórmula 1, el ex piloto de Williams y McLaren, Juan Pablo Montoya, finalmente pudo pilotar un monoplaza de la Scuderia y describió su "experiencia increíble".

Montoya describe la "increíble" experiencia de pilotar un Ferrari F2008

Montoya, campeón de CART de 1999 y ganador de la Indy 500 en 2000, fue una de las grandes sensaciones cuando decidió dejar Estados Unidos para convertirse en piloto de Fórmula 1 en 2001, aterrizando en la categoría como compañero de Ralf Schumacher en Williams.

Con un FW23 competitivo y un potente motor BMW, Montoya fue uno de los pocos pilotos que pudo desafiar al gran Michael Schumacher en sus años dominantes en Ferrari, haciendo que el alemán se diese cuenta de su llegada a la parrilla con un atrevido adelantamiento en el Gran Premio de Brasil de 2001.

Con muchos problemas de fiabilidad durante toda la temporada, Williams Racing no pudo luchar por el campeonato ese año, pero Montoya logró sumar tres poles y consiguió su primera victoria en Monza, la casa de Ferrari, en un fin de semana en el que se hizo famoso por los 262.242km/h que marcó de media en su vuelta de clasificación.

Montoya terminó sumando un total de siete victorias durante sus años en Williams y McLaren antes de irse a mitad de la temporada 2006, regresando a los EE.UU. para seguir compitiendo en NASCAR e IndyCar, lo que le dio otra victoria en la Indy 500.

En el evento Ferrari Finali Mondiali del fin de semana pasado, una celebración anual de la marca en Mugello, Montoya tuvo el placer de ponerse al volante de uno de los coches del equipo contra el que compitió de duramente durante seis temporadas en F1.

Montoya se puso al volante de un Ferrari F2008 con especificaciones de esa misma temporada, un coche propiedad de su compañero de equipo en DragonSpeed ​​WEC, Henrik Hedman.

Tras dicha prueba, el colombiano seguía sonriendo de oreja a oreja cuando la edición italiana de Motorsport.com le preguntó sobre su experiencia.

"Mi compañero de equipo este año, Henrik Hedman, me invitó a pilotar el coche y ha sido realmente genial. Ha sido una experiencia increíble", dijo.

"Sabes, es un coche con el que siempre competimos en F1. Y es extraño poder venir aquí y conducir un coche de F1 en Mugello. Quiero decir, no hay nada mejor que esto".

 

Con su velocidad y actitud imperturbable hacia Michael Schumacher y Ferrari, Montoya se convirtió rápidamente en uno de los favorito para los aficionados en todo el mundo y en un némesis para los tifosi. Pero Montoya cree que su estilo latino y su agresividad también fueron apreciados por los fanáticos italianos, incluso aunque no pudieran apoyarle en ningún fin de semana de carreras.

Cuando se le preguntó cómo fue su experiencia al ser el enemigo público número uno cuando ganó el Gran Premio de Italia en 2001, Montoya sugirió que había muchos "sentimientos encontrados" entre los aficionados de Ferrari al verlo vencer a la Scuderia.

"Tenías que ganarles todas las semanas, ¿sabes a qué me refiero?", dijo. "Especialmente si vienes a Italia, es el lugar en el que siempre quieres vencerles y nosotros siempre fuimos muy buenos en Monza, así que siempre fue algo muy especial".

"Fue interesante porque al ser colombiano y por tanto latino, creo que a muchos italianos les gustaba mucho. Entonces, creo que hubo muchos sentimientos encontrados".

"Pero Ferrari siempre ha tenido mucha tradición y demás, y poder ponerme después de todos esos al volante de uno de sus monoplazas y dar algunas vueltas, fue realmente agradable".

Cuando se le preguntó sobre su experiencia de probar el Ferrari F2008, un coche que casi lleva a Felipe Massa a la conquista del campeonato mundial de Fórmula 1, Montoya reconoció que tuvo que resistir la tentación de llevar un monoplaza tan legendario e invaluable al límite.

"Cada coche es muy diferente", dijo cuando se le preguntó si podía comparar el Ferrari con los coches que tuvo en Williams y McLaren.

"Cuando dejé Williams, nunca pensé que acabaría subiéndome a un McLaren y que debería conducir de manera muy similar, y no fue así. Fue un gran impacto al principio".

"Comparar es complicado, porque los neumáticos son mucho más duros en comparación con los que corrimos en aquel momento, pero la sensación del coche es muy agradable, puedes sentir lo bien que se hace todo en el coche".

"Es difícil, porque quieres pilotarlo muy duro, ¡pero no quieres cometer un error y dañar el coche de otra persona! Si lo piensas bien, es el coche con el que Ferrari ganó un campeonato de constructores por última vez en su historia...".

Más noticias que podrían interesarte de Fórmula 1:

Galería: Montoya al volante del Ferrari F2008 en Mugello

Juan Pablo Montoya, Ferrari F2008
Juan Pablo Montoya, Ferrari F2008
1/9
Juan Pablo Montoya, Ferrari F2008
Juan Pablo Montoya, Ferrari F2008
2/9
Juan Pablo Montoya, Ferrari F2008
Juan Pablo Montoya, Ferrari F2008
3/9
Sebastián Montoya en el Ferrari F2008
Sebastián Montoya en el Ferrari F2008
4/9

Foto de: Marco Losi

Sebastián Montoya en el Ferrari F2008
Sebastián Montoya en el Ferrari F2008
5/9

Foto de: Marco Losi

Juan Pablo Montoya, Ferrari F2008
Juan Pablo Montoya, Ferrari F2008
6/9

Foto de: Marc Gene

Juan Pablo Montoya con su hijo Sebastián
Juan Pablo Montoya con su hijo Sebastián
7/9

Foto de: Marco Losi

Juan Pablo Montoya con su hijo Sebastián
Juan Pablo Montoya con su hijo Sebastián
8/9

Foto de: Marco Losi

Juan Pablo Montoya
Juan Pablo Montoya
9/9

Foto de: Marco Losi

compartidos
comentarios
Fotos: las marcas en el Mercedes que hacen sospechar a Red Bull
Artículo Anterior

Fotos: las marcas en el Mercedes que hacen sospechar a Red Bull

Siguiente artículo

Fallece Sir Frank Williams a los 79 años: historia de la Fórmula 1

Fallece Sir Frank Williams a los 79 años: historia de la Fórmula 1