Mercedes rompe la barrera de los 1.000 CV

Una empresa no vinculada a la F1 ha hecho un estudio fonométrico que revela que Mercedes supera los 1.000 caballos en clasificación.

La marca de Stuttgart ha superado el muro de los 1.000 cv, un objetivo que se encontraba en los planes del reglamento de 2017 con el incremento del consumo de combustible en 5kg/h lo que lleva al aumento de la potencia disponible en las actuales unidades de potencia.

El dato, obviamente no ha sido confirmado por los técnicos de Andy Cowell, Director de Mercedes AMG High Performance Powertrains, pero ha sido realizado mediante un estudio fonométrico efectuado en Singapur por especialistas enviados al circuito de Marina Bay por un fabricante que no está involucrado en la F1, pero que no quiere perder el contacto con un campeonato que ha estado frecuentando durante años.

Según los rumores escuchados en el paddock, el motor Mercedes ha llegado a alcanzar un pico de potencia de 980 cv. Un valor máximo que es utilizable durante cincuenta segundos sin que el motor se resienta, en parte gracias a la excelente gasolina de Petronas capaz de generar un alto poder calórico.

El botón mágico

Lo que la jerga de la F1 conoce como 'botón mágico' permite a Mercedes un incremento de potencia que se estima en torno a los 80 cv en su mapeado para la clasificación. Hablamos de la última configuración de la unida de potencia PU106C que debutó en los monoplazas de Rosberg y Hamilton en Spa y que llegan a a Singapur cumpliendo su tercera carrera.

Si del total de los 980 cv quitamos 160 que son producidos por el sistema híbrido, encontramos una potencia de 820 cv por parte del motor de combustión, una barbaridad considerando la cilindrada de 1,6 litros y todas las limitaciones reglamentarias: la restricción del carburante a 100 kg/h a 10.500 rpm y la exclusión de los llamados 'materiales exóticos' entre sus componentes.

Así, debemos de aceptar como buenos esos 80 cv que el motor Mercedes entrega con ese 'sobreimpulso' se entiende que los motores de combustión de las flechas plateadas disponen de unos 740 cv en condiciones de carrera. Una potencia que no es exageradamente superior a Ferrari aunque Renault y Honda están todavía un poco más lejos.

¿Cuáles son los elementos que hacen la diferencia en favor de la unidad de potencia de Mercedes? A nadie se le escapa que en la resalida después del coche de seguridad, Nico Rosberg le sacó un segundo y medio a Ricciardo. Al nuevo líder del campeonato le bastó procurarse durante algunos segundos de su 'sobreimpulso' para poner distancia entre él y el australiano. Si juntamos el motor, el chasis y la aerodinámica del W07 Hybrid, se fácil comprender porque son inalcanzables, aunque a veces dan la sensación de no ser invulnerables - en Marina Bay sufrieron sobrecalentamiento en los frenos - gracias a la buena 'gestión' táctica de Toto Wolff.

La sensación , por tanto, es que Ferrari está en condiciones de llegar a la potencia del motor Mercedes en condiciones de carrera, mientras que sufre más cuando tiene que exprimir todo su potencial. A Sergio Marchionne le contaron que la 'caza' estaría finalizada en Monza, pero a los motores que homologaron les faltaban algunas cosas que habían sido probadas en el banco.

Preocupación con la fiabilidad

Por tanto, Andy Cowell puede considerar que ha alcanzado el objetivo de los 1.000 cv, algo que Ferrari todavía sólo sueña, porque sus problemas de fiabilidad no le han dejado que su motor, gestionado junto a los austríacos de AVL, creciera en relación a sus expectativas.

Dando por descontado que la evolución del material da una ventaja a Mercedes y que su motor no sufre cuando se aumenta brutalmente su potencia con el 'botón mágico', queda entender como se pueden encontrar 80 cv simplemente girando un mando del volante.

EL año pasado se hacía comprimiendo la gasolina haciendo que se superas el flujo de los 100 kg/h durante unos instantes, pero la FIA cambio el sistema de medición para que no se pudiera hacer este truco que no sólo usaba Mercedes.

Hay quien sostiene que se utilizan también aditivos útiles para el motor en el pequeño tanque del aceite, llevando la sustancia a salir por la cámara de combustión gracias a la recuperación del aceite que debe de ser completamente reciclado con la aspiración del motor. Verdad o fantasía, nadie pone en duda la supremacía de los motores Mercedes. La prueba la tenemos en Monza donde las flecha plateadas le endosaron veinte segundos a Ferrari en su carrera de casa.

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Lewis Hamilton , Nico Rosberg
Equipos Mercedes
Tipo de artículo Análisis