Mercedes y Renault advierten de los peligros del nuevo reglamento

Los dos motorizadores creen que la Fórmula 1 se arriesga a iniciar una innecesaria carrera de desarrollo que incrementaría los gastos si entran en vigor las propuestas para los nuevos motores de 2021.

La reunión entre los fabricantes de motores, la FIA y el Grupo de la F1 para discutir los planes de futuro de los motores, han levantado preocupaciones al considerar que las ideas que se plantean no son las que realmente necesita la F1. 

Las propuestas reveladas el martes mantienen un patrón común con la actual versión –que mantendría el motor de 1.6 litros, pero cambiaría el MGU-H por un MGU-K más potente. Estos cambios son suficientes como para que los fabricantes tengan que diseñar un motor completamente nuevo. 

De hecho, Renault y Mercedes están de acuerdo en que la Fórmula 1 necesitaría centrarse en el deseo de los fans de tener motores más potentes y ruidosos y no en pequeños cambios en la actual versión.

Esto podría conseguirse a través de un gran número de medidas, como podría ser aumentar el límite de revoluciones o modificar las restricciones de consumo de combustible, en lugar de los millones de euros que supondrían las nuevas unidades de potencia. 

Este aspecto es el que ha alarmado particularmente a dos de los actuales fabricantes de la parrilla.

"A pesar de lo que dice la FIA y la FOM, habría que diseñar nuevos motores", explicó a Motorsport.com el jefe de Renault, Cyril Abiteboul. "Es un nuevo motor con muchos detalles, pero un nuevo motor a fin de cuentas. Y ese es el elemento fundamental para mí".

"Necesitamos ser extremadamente cuidadosos cada vez que planteamos un nuevo reglamento que implique nuevo motor o chasis, ya que sabemos el impacto. Va a generar una guerra tecnológica y abrirá la veda de nuevo".

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, también apoyó esta línea: "Cuando te fijas en los puntos claves de la propuesta presentada, parece que no habrá grandes cambios, pero en el fondo si los hay. Es un motor completamente nuevo".

"Aceptamos que el desarrollo tiene un coste y hay que afrontarlo, pero no deberíamos obviar la creatividad en los nuevos conceptos porque eso podría provocar costes de desarrollo paralelos los próximos tres años", dijo en una conversación con Motorsport.com.

Motores más potentes y ruidosos

Ross Brawn, Formula One Managing Director of Motorsports and Cyril Abiteboul, Renault Sport F1 Managing Director at the McLaren motorhome
Ross Brawn, director deportivo de la F1 y Cyril Abiteboul, jefe de Renault Sport F1 

Foto: Sutton Images

Renault y Mercedes aceptan que los actuales motores de F1 necesitan mejorarse, especialmente en lo que se refiere al sonido, pero creen que se puede conseguir sin hacer un diseño completamente nuevo.

Ambos coinciden en que aumentando en 3000 vueltas el límite de revoluciones e incrementando el límite de flujo de combustible se conseguiría ese propósito, a la vez que se incrementaría la potencia.

"Creo que se mejoraría la calidad del sonido si el límite de revoluciones estuviese en 3000 vueltas más que ahora. El sonido sería muy diferente y en este tema estamos obligados a actuar", señaló Wolff.

Renault incluso ha sugerido que si tales cambios no requieren nuevos motores, podrían ser introducidos incluso en 2019 si los fabricantes estuviesen de acuerdo.

"La propuesta de Renault en los últimos seis meses ha sido que mantengamos los actuales motores, pero cambiando la restricción de flujo de combustible y aumentando el límite de revoluciones", añadió Abiteboul.

"Lo más importante de esta idea es que no habría que esperar a 2021. El mundo está cambiando muy rápido y en 2022 el número de fabricantes de coches que se hayan decantado por la tecnología eléctrica será mucho mayor que ahora, así que creo que de decidir ahora qué queremos para 2021-2026 no es muy apropiado". 

Wolff indica que con los actuales fabricantes convergiendo hacia un nivel muy similar –tres fabricantes pelearon por la pole y la victoria en la última carrera– hay un riesgo de que la F1 se de cuenta demasiado tarde que una modificación de la actual versión sería una mejor apuesta a largo plazo.

"No hemos aprendido de lo sucedido recientemente. Deberían optimizarse los déficit actuales de los actuales motores... si se corrigen y alcanzan un nivel similar no sería un error. Y el gasto ya estaría hecho".

Nuevos fabricantes

Toto Wolff, Executive Director Mercedes AMG F1
Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes AMG F1

Foto: Steve Etherington / LAT Images

Mientras que la FIA y el Grupo de la F1 espera que las nuevas reglas de los motores atraigan a nuevos fabricantes, Wolff piensa que es un error ignorar los intereses de los actuales competidores.

"Lo primero de todo es que la F1 necesita mantener el atractivo para los actuales suministradores de motores y luego deberían centrarse en buscar nuevas llegadas", indicó. "Este es el orden de prioridades". 

"Necesitamos entrar en un diálogo para alcanzar un concepto que funcione para todo el mundo. Y nosotros estamos interesados en formar parte de esa negociación". 

Abiteboul coincide en que las propuestas publicadas sólo deben ser vistas como el punto de partida para lo que deben ser unas largas conversaciones.

"Creo que no es un mala cosa tener un primer punto de vista, porque se ha tardado mucho tiempo en entender qué quería Liberty en una serie de temas. Es bueno tener un punto de partida, pero claramente vemos que es un punto de partida y esperamos que no sea el final", argumentó.

Ferrari aún no se ha pronunciado sobre estas propuestas, mientras que Honda no quiere formar parte del debate. 

Un portavoz del fabricante japonés explicó: "No se ha llegado a un acuerdo concreto entre las partes, así que Honda de momento no va a hace comentarios".

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Equipos Renault F1 Team , Mercedes
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas 2021, abiteboul, fia, mercedes, motores, renault, wolff