5 carreras a destacar de Kimi Raikkonen en Fórmula 1

Ahora que se retira, repasamos cinco grandes premios a destacar de Kimi Raikkonen en Fórmula 1, un gran campeón. ¡Mira qué carreras!

Gran Premio de Europa 2005 de F1

Kimi Raikkonen necesitó unas pocas temporadas en monoplazas para llegar a la Fórmula 1, y solo un año en Sauber para fichar por uno de los equipos más icónicos que existen: McLaren Desde 2002 hasta 2006, juntos consiguieron 9 victorias, 36 podios y 19 vueltas rápidas. Unos números más que honorables. Sin embargo, los aficionados del piloto finés tienen recuerdos amargos de esos años.

¿Por qué? La respuesta es obvia, Kimi Raikkonen pudo ganar el título mundial dos veces, pero los obstáculos en forma de problemas de fiabilidad le impidieron hacerlo. Una de las decepciones más dolorosas tuvo lugar el 29 de mayo de 2005 en el circuito de Nürburgring.

Después de un comienzo de temporada particularmente complicado, el piloto de McLaren encadenó tres poles, incluidas dos victorias entre el Gran Premio de San Marino y Mónaco. Antes de la prueba de Nürburgring, la séptima del año, el finés ya estaba 22 puntos por detrás de un Fernando Alonso en estado de gracia.

Segundo en la parrilla de salida, Raikkonen hizo una buena salida y cogió el liderato antes de llegar a la primera curva. El piloto finés tuvo la carrera bajo control hasta que su neumático delantero derecho se bloqueó doblando a Jacques Villeneuve en la segunda mitad de la carrera.

Actualmente, este incidente no parece importante, pero en 2005 las consecuencias fueron bastante diferentes. Esta fue la única temporada en la que la FIA limitó los cambios de neumáticos en carrera, por lo que Räikkönen no pudo quitarse esas ruedas y tuvo que hacer las últimas 26 vueltas con un neumático que empeoraba por momentos. El piloto de McLaren hizo todo lo posible por mantener su coche dentro de los límites de la pista, pero también tuvo que lidiar con la llegada de Alonso. Con diez segundos de ventaja a diez vueltas del final, el piloto español ganó algo más de un segundo por vuelta y pudo pelear por la victoria en la última vuelta.

En la primera curva de esta última vuelta, ¡la suspensión delantera del finés estalló repentinamente! Las vibraciones provocadas por el neumático dañado fueron tan fuertes que consiguieron romper el elemento de fibra de carbono, enviando al piloto de McLaren a la grava y dejando la victoria en bandeja de plata a su rival Alonso.

 

Gran Premio de Japón 2005 de F1

Raikkonen vivió otra de sus grandes decepciones ese mismo año, incluido un apagón en Alemania cuando era líder. Pero la temporada del piloto de McLaren no se resumió solo de una serie de fallos. El finlandés también dejó que su talento hablara por sí mismo al pelear por una victoria excepcional en las calles de Mónaco y al hacer una de las remontadas más impresionantes de la década el 9 de octubre de 2005, en el Gran Premio de Japón.

Otra extraña regla estaba en vigor ese año: clasificar a una vuelta. Los pilotos salieron uno tras otro y solo tuvieron un intento cronometrado. Las condiciones climáticas cambiantes pusieron a Ralf Schumacher en la pole y a Raikkonen en el puesto 17.

Tan pronto como se apagaron las luces del semáforo al día siguiente, Raikkonen tomó hizo una gran salida y ganó cinco posiciones en la primera vuelta. Sus siguientes víctimas fueron Felipe Massa, Antonio Pizzonia, Jacques Villeneuve y Christian Klien, unos adelantamientos que lo llevaron a la zona de puntos. Luego ganó terreno durante las paradas en boxes y se encontró persiguiendo a Michael Schumacher. Pasó por encima del vigente Campeón del Mundo en la primera curva en la vuelta 30, una maniobra impresionante que se repetiría minutos después.

Saliendo desde tan atrás, es posible que Raikkonen no pensara en la victoria cuando se despertó ese domingo. Pero, al igual que sus ilustres compatriotas que destacaron en el automovilismo antes que él, el finés voló.

Antes de pensar en la victoria, era necesario meterse entre los 3 primeros, lo que ni siquiera era el caso a 15 vueltas del final. Pasar a Giancarlo Fisichella, Jenson Button y Mark Webber nunca fue fácil, así que hacerlo en solo 15 vueltas todavía menos. Afortunadamente, Raikkonen tenía una estrategia peculiar. Gracias a un overcut de cinco vueltas, no solo superó a Webber y Button, ¡sino que también ganó casi diez segundos sobre el líder Fisichella!

Los comentaristas de ITV James Allen y Martin Brundle, dieron al piloto de Renault como ganador unos minutos antes. Pero con esta remontada magistral firmada por Räikkönen, la situación cambió totalmente. Se produjo una persecución increíble durante las últimas ocho vueltas de la carrera y Räikkönen redujo la diferencia de ocho segundos en la vuelta 46 a un segundo en la vuelta 50.

Sin embargo, el piloto de McLaren tenía que ser rápido, ya que la bandera a cuadros estaba programada para la vuelta 53 y su única oportunidad de adelantar era entre la última y la primera curva. Cinco meses antes, Raikkonen había perdido la carrera en la última vuelta. Ese día en Suzuka, el finés pudo tomar su revancha: en esta misma última vuelta, cogió el rebufo del Renault en la recta de boxes, se puso en el exterior y ya no soltó el acelerador.

Los dos pilotos entraron en paralelo en la primera curva, y estaba claro que Raikkonen no iba a ceder. Fisichella, por tanto, se rindió, cediendo la victoria tras liderar 27 vueltas. "Fue una victoria fantástica, probablemente la mejor carrera de Kimi. Yo diría que era Kimi en su mejor momento en 2005", dijo Paddy Lowe, que era parte del equipo de ingenieros de McLaren.

 

Gran Premio de Brasil 2007 de F1

La temporada 2006 fue una decepción de principio a fin, Raikkonen no pudo ganar y dejó McLaren a finales de año. El finés firmó por Ferrari y tuvo la difícil tarea de llenar el vacío dejado por la salida de Michael Schumacher. Además, también tuvo que lidiar con los neumáticos Bridgestone que estaba descubriendo en ese momento.

El año comenzó con una explosión de felicidad tras n una victoria en Australia. Pero a medida que avanzaba la temporada, el formidable McLaren MP4-22 de Lewis Hamilton y Fernando Alonso eclipsó al Ferrari F2007. Ayudado por el escándalo de los espías y la pelea interna de Hamilton y Alonso que sacudió a McLaren, Raikkonen permaneció en la lucha por el título hasta la última fecha.

La última carrera de la temporada se llevó a cabo en Brasil, en el circuito de Interlagos. Hamilton lideró la clasificación general con 107 puntos, por delante de Alonso (103 puntos) y Raikkonen (100 puntos). Por lo tanto, el finlandés era el que menos opciones tenía de los tres. Quizás tuvo tanta mala suerte durante la era McLaren, que en octubre de 2007 el destino decidió devolvérsela.

En la octava vuelta, cuando las posiciones de la pista le daban el título a Hamilton, el británico se vio afectado por un problema técnico, su monoplaza se quedó sin potencia durante unos cuantos segundos, lo que le acabó dejando el último en la clasificación.

En ese momento, Raikkonen tenía muy pocas posibilidades de convertirse en Campeón del Mundo. No pudo conseguirlo en 2003 o 2005, pero finalmente sí lo hizo en ese 2007: en el último tercio de carrera, su compañero Felipe Massa le dio el liderato de la carrera mientras que Alonso era tercero y Hamilton estaba octavo. El mejor escenario posible para Ferrari.

Fiel a sí mismo, Iceman no tembló. El piloto de Ferrari cruzó la línea de meta en primer puesto y sumó diez puntos, con lo que su total ascendió a 110. Sin duda la victoria más importante de su carrera deportiva en la F1.

Alonso fue tercero en carrera y Hamilton, que hizo todo lo posible para remontar, no pudo pasar del la octava posición. Como resultado, el piloto de Ferrari fue coronado Campeón del Mundo en 2007 por un punto. Si bien es cierto que nunca ha mostrado demasiado sus emociones, ese día Kimi Räikkönen debió haber dejado fluir lágrimas de emoción.

 

Gran Premio de Abu Dhabi 2012

La defensa del título mundial fue especialmente difícil, y Ferrari no logró adaptarse bien al cambio de reglamento técnico en 2009. El resultado de esto fue que Raikkonen solo ganó tres carreras en 2008 y 2009, antes de que se marchara al WRC durante dos temporadas, en lo que fueron unas vacaciones pagadas por los italianos por su contrato vigente.

Con el antiguo equipo Renault, rebautizado como Lotus en 2012, Raikkonen regresó a la F1. El E20 era un monoplaza muy bueno, quizá no tanto como el Red Bull RB8 de Sebastian Vettel, el Ferrari F2012 de Alonso o el McLaren MP4-27 de la pareja formada por Hamilton y Button, pero era lo suficientemente competitivo para conseguir algunos podios, seis para ser exactos.

Eso fue, al menos, hasta el GP de Abu Dhabi del 4 de noviembre de 2012. La exclusión de Vettel tras la clasificación por no reunir la cantidad mínima de combustible, le dio el cuarto puesto en la parrilla al finlandés. Sin embargo, lo más importante era que Kimi ahora era un serio aspirante a la victoria en aquella cita.

Tras una excelente salida en la que se puso segundo, el de Lotus veía cómo Hamilton se le escapaba por delante, pero todo cambió en la vuelta 20. El británico se quedó fuera de carrera y el finés heredó la primera posición, mientras que, a varios segundos, acechaba Fernando Alonso.

La victoria era posible, pero para lograrla, debía resistir ante el español. La tensión se palpaba en el muro de Lotus, pero en el cockpit del E20 con el número 9 en el morro, la situación estaba bajo control: “Dejadme en paz, sé lo que tengo que hacer”, dijo Raikkonen por radio cuando su ingeniero le informó sobre la ventaja que tenía respecto al Ferrari. Una respuesta que se ha convertido en un clásico de Kimi.

La aparición del coche de seguridad tras la colisión entre Pérez, Grosjean y Webber no ayudó al de Lotus, ya que permitió que Alonso se acercara al difusor del finlandés. No obstante, Raikkonen estuvo tranquilo y puso fin a una racha de más de tres años sin ganar en F1, desde el GP de Bélgica de 2009.

 

Gran Premio de Estados Unidos 2018

Después de liderar el mundial tras la primera carrera en el año 2013, Raikkonen retrocedió puestos según avanzaba la temporada hasta que acabó su relación con Lotus de la peor manera posible. Kimi renunció a parte de su salario y dejó el equipo antes siquiera de finalizar la campaña, pero firmó con Ferrari para volver con los de Maranello en 2014, acompañando a Fernando Alonso primero y Sebastian Vettel después.

Sin embargo, el Campeón del Mundo de 2007 nunca volvió a tener el estatus de número 1, el Cavallino Rampante prefirió atribuírselo a Fernando Alonso y luego a Sebastian Vettel. Habiéndose convertido en un segundo piloto, Raikkonen entró en una especie de dinámica en la que le vimos desempeñarse muy bien durante las negociaciones para las extensiones de su contrato y luego no mostraba un gran rendimiento en pista durante el resto del año. Había que preguntarse si el piloto todavía tenía la capacidad de ganar en F1.

Finalmente, Ferrari se impacientó y, a finales de 2018, anunció la salida del piloto finlandés y la llegada del esperanzador Charles Leclerc. Raikkonen fichó por Sauber (Alfa Romeo). Teniendo en cuenta las flojas actuaciones de la estructura suiza, estaba claro que las últimas carreras de Räikkönen con Ferrari representaron sus últimas posibilidades de conseguir su victoria número 21 en la categoría reina.

El 21 de octubre de 2018, en Austin, Ferrari se vio algo obligada a darle prioridad a Raikkonen después de una penalización en la parrilla y un trompo en la carrera de Vettel. E incluso aunque llevaba neumáticos ultrablandos más desgastados que los superblandos del poleman Hamilton, el finlandés aprovechó el rendimiento de su coche para coger la delantera en la salida.

Ponerse primero es una cosa, pero mantenerlo hasta el final es otra, especialmente cuando tienes en los espejos a Lewis Hamilton y Max Verstappen. Muchos de los pilotos se habrían venido abajo en algún momento, especialmente con los neumáticos desgastados, pero el veterano Raikkonen demostró que no había perdido nada de su talento al colocar su Ferrari SF71H en lo más alto del podio de Austin 2018.

Finalmente y después de una carrera muy intensa, el himno finlandés volvió a sonar en el paddock. Cuatro días después de su 39 cumpleaños, Raikkonen finalmente logró su 21 ° victoria, convirtiéndose en el piloto finés más con más victorias en la Fórmula 1.

Más de Kimi Raikkonen:

 

compartidos
comentarios
Zhou ya tiene dorsal y tres equipos de F1 cambian de nombre para 2022
Artículo Anterior

Zhou ya tiene dorsal y tres equipos de F1 cambian de nombre para 2022

Siguiente artículo

Qué piloto y qué día disputa el test de F1 en Abu Dhabi 2021

Qué piloto y qué día disputa el test de F1 en Abu Dhabi 2021