Fórmula 1
R
GP de Portugal
30 abr.
FP1 en
15 días
09 may.
Próximo evento en
21 días
R
GP de Azerbaiyán
06 jun.
Race en
52 días
R
GP de Austria
04 jul.
Próximo evento en
77 días
R
GP de Gran Bretaña
18 jul.
Race en
94 días
R
GP de Hungría
01 ago.
Race en
108 días
R
GP de Bélgica
29 ago.
Race en
136 días
R
GP de Holanda
05 sept.
Race en
143 días
12 sept.
Race en
150 días
26 sept.
Race en
164 días
R
GP de Singapur
03 oct.
Próximo evento en
168 días
10 oct.
Race en
178 días
R
GP de México
31 oct.
Race en
199 días
07 nov.
race en
206 días
R
GP de Abu Dhabi
12 dic.
Race en
241 días

El colmo de mala suerte que sufrió Bottas en 2020

Al hacer echar la vista atrás sobre la temporada 2020, surge la duda de si la mala suerte persigue a Valtteri Bottas en la Fórmula 1.

El colmo de mala suerte que sufrió Bottas en 2020

Después del Gran Premio de Sakhir, Valtteri Bottas se quedó lamiéndose sus heridas al verse superado por el debutante en Mercedes George Russell. Aunque el finlandés tuvo una cierta dosis de mala suerte, en ritmo fue superado por el sustituto de Lewis Hamilton, ausente por COVID-19.

Ese fue el último acontecimiento de una larga lista de momentos de mala suerte que Bottas vivió en 2020. El desenlace del título de Fórmula 1 frente a Hamilton poco habría cambiado, pero sin duda el balance de su temporada habría sido mucho mejor.

Entonces surge la pregunta: ¿Se le puede considerar el piloto más desafortunado de la F1? A continuación, repasamos algunas de las acciones en las que la mala suerte acompañó al escandinavo.

Más de F1:

El fallo de los neumáticos en Silverstone

Bottas llegó al Gran Premio de Gran Bretaña necesitado de dar un golpe de autoridad después de las dos victorias de Hamilton desde la pole en las carreras anteriores.

Pero un coche de seguridad temprano en la carrera obligó a Mercedes a un segundo stint largo para cumplir con el objetivo de solo una parada en boxes, llevando a los neumáticos Pirelli a su límite absoluto en la exigente pista de Silverstone.

El primer momento de mala suerte de Bottas sucedió a tres giros para el final, justo al inicio de la vuelta, perdiendo tiempo en llevar a su Mercedes arrastrando hasta el pitlane y finalizando en 11ª posición.

Hamilton también tuvo un problema con los neumáticos a mitad de la última vuelta. La situación le obligó a cruzar la línea de meta sobre tres ruedas, pero aún así ganó la carrera y sumó 25 puntos más que su compañero de equipo.

Crónica:

Pinchazo fantasma en Monza

 

Lewis Hamilton comete pocos fallos, pero uno de sus mayores errores sucedió en Monza cuando entró al pitlane mientras estaba cerrado. Esta situación derivó en un stop and go que le mandó al fondo de la parrilla.

Una oportunidad de oro para Bottas para meterse de nuevo en la lucha por el título, pero no fue tan sencillo como parecía. El finlandés bajó al sexto lugar en las primeras vueltas y fue incapaz de remontar como se esperaba después de una bandera roja y un reinicio desde la parrilla.

Bottas cruzó la meta quinto, solo dos posiciones por delante de Hamilton, y después de la carrera desveló que su coche se comportaba tan mal que en algún momento pensó que tenía un pinchazo. A eso se sumaron problemas con una unidad de potencia sobrecalentada, uno de los puntos débiles de Mercedes, lo que significó que no pudo presionar a sus rivales.

Problema con la unidad de potencia en Nurburgring

Uno de los últimos clavos en el ataúd de las esperanzas de Bottas para pelear por el título llegó en Alemania. Después de conseguir la pole y luchar contra Hamilton tras una acción particularmente audaz en la curva 1, la victoria en el Gran Premio de Eifel estaba a su alcance.

Pero un error permitió a Hamilton ponerse en cabeza después de que el finlandés no aprovechase una gran ventaja cuando era líder. Un Virtual Safety Car permitió a Max Verstappen adelantarle.  

Dos vueltas más tarde se acabó cualquier esperanza de Bottas de mantener la pelea con Hamilton y Verstappen, cuando le avisaron de la pérdida de potencia tras un fallo del MGU-H, obligándole a retirarse.

Bottas admitió después de la carrera que necesitaba un "milagro" para vencer a Hamilton en el campeonato. La mala suerte aún tenía mucho que decir al respecto.

Una pieza de Ferrari en Imola

Cuando la F1 llegó a Imola, Bottas mostró un buen ritmo y lo demostró en la clasificación logrando su segunda pole en tres carreras.

Al inicio de la carrera mantuvo el liderato, mientras Hamilton caía por detrás de Verstappen y se colocaba tercero. Una luz al final del túnel.

Pero incluso con la situación aparentemente a favor de Bottas, recibió otro golpe cuando pasó sobre los restos del Ferrari de Sebastian Vettel. Las piezas estaban ahí después del choque temprano que tuvo con el Haas de Kevin Magnussen.

Una pieza rota del coche de Vettel causó daños en el fondo del de Bottas. Esto le costó hasta un segundo por vuelta al piloto de Mercedes. Como consecuencia no pudo despegarse de Verstappen, permitiendo a Hamilton realizar un primer stint más largo y adelantar a su compañero y al Red Bull, robándole así otra victoria al segundo piloto de las flechas plateadas.

Foto

Daños en Turquía

 

Bottas tocó fondo en el Gran Premio de Turquía, justo donde Hamilton se coronó por séptima vez mientras él cruzaba la línea de meta en la 14ª posición después de haber sido doblado por su compañero de equipo.

El clima húmedo y las condiciones de poco agarre complicaron las condiciones del asfalto para los pilotos, pero en el caso de Bottas el drama fue mayor. Sufrió un trompo en la curva 1 por evitar a Esteban Ocon, que había sido golpeado por Daniel Ricciardo. Ocho curvas más tarde, Bottas intentó un adelantamiento por el interior al francés y terminaron tocándose.

El incidente dejó el coche de Bottas con daños durante el resto de la carrera, con la dirección afectada y deslizando en todas las curvas a izquierdas.

Pinchazo en Bahrein

Si Bottas pensaba que sin la presión de la lucha por el título su fortuna cambiaría, ahora podemos decir que estaba muy equivocado.

Después de una mala salida en Bahrein, cayó hasta la sexta posición. El coche de seguridad y un reinicio en parrilla no ayudaron al finlandés, que sufrió un pinchazo que le obligó a entrar a boxes y cambiar su estrategia a tres paradas.

Aunque Bottas fue capaz de remontar hasta el octavo puesto, completó otro fin de semana en el que las cosas no le salieron bien. Para su mala fortuna, ni siquiera los neumáticos más nuevos en las últimas vueltas le ayudaron y tuvo que defenderse de Pierre Gasly. Solo la salida del coche de seguridad a tres vueltas del final le dio un respiro al finlandés.

Hamilton da positivo por COVID-19 antes de Sakhir

Uno de los mayores retos que los pilotos tuvieron que afrontar esta temporada fue evitar contagiarse, lo que significaba perderse una o dos carreras.

Lewis Hamilton pudo haber vivido como un "ermitaño", según Toto Wolff, pero eso no fue suficiente para impedir que se contagiara antes del Gran Premio de Sakhir. Después de presentar síntomas leves, Hamilton dio positivo y se perdió el segundo fin de semana en Bahrein.

La situación resultó un poco irónica, porque Hamilton se perdía por primera vez una carrera de F1 desde su debut al inicio de la temporada 2007, pero pasó cuando el campeonato ya estaba resuelto.

No obstante, si la lucha por el título aún no hubiera estado resulta, poco habría cambiado la situación.

El error en los boxes de Sakhir

 

El sustituto de Lewis Hamilton en Sakhir, George Russell, fue quien se llevó más condolencias después de haber sido cruelmente despojado de su primera victoria en la F1, en una carrera donde Bottas también tuvo problemas.

El finlandés fue superado por el británico en la primera vuelta de la carrera. Bottas recuperó ritmo después de montar los neumáticos duros, reduciendo la diferencia con su compañero de ocho a cinco segundos.

Pero cuando el coche de seguridad salió a la pista, Mercedes trató de meter sus dos coches al pitlane, lo que acabó en desastre. Bottas perdió tiempo por la lenta parada del coche de Russell, y después quedó atrapado en una embarazosa situación cuando el equipo se dio cuenta que habían montado sus gomas delanteras en el coche del británico, el cual ya estaba en pista.

Mercedes no tuvo más remedio que dejarle a Bottas sus neumáticos duros desgastados. Aunque no eran más viejos que el set del ganador final, Sergio Pérez, al dejarle parado casi 30 segundos las gomas perdieron toda la temperatura.

Cuando el subcampeón estaba en pista, fue adelantado rápidamente por Russell, quien tuvo la oportunidad de luchar de nuevo por la victoria, mientras el eterno segundón de Mercedes caía hasta la octava posición.

 

Sin duda, ha sido un año difícil para Valtteri Bottas, perdiendo una vez más la lucha por el título con su compañero de equipo. Y aunque es improbable que sin toda esa dosis de mala suerte hubiera podido inclinar la balanza a su favor, sin duda ofrecería un reflejo más justo de su rendimiento este año.

"Si hago una lista de todas las acciones desafortunados que me han ocurrido en las carreras durante este año sería bastante larga", dijo Bottas después de su pinchazo en Bahrein.

"¿Debo llorar o reír? Prefiero reír. Algunas cosas no se pueden evitar, pero yo no soy supersticioso. Solo sé que a veces pasan”.

"Puedes tener una racha de mala suerte, y puede ser de muchos años o de poco tiempo. Espero que las cosas se compensen en algún momento”.

compartidos
comentarios
El top 10 de los pilotos de F1, según ellos mismos

Artículo Anterior

El top 10 de los pilotos de F1, según ellos mismos

Siguiente artículo

Haas tendrá una instalación con personal propio en Ferrari

Haas tendrá una instalación con personal propio en Ferrari

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Pilotos Valtteri Bottas
Autor Luke Smith