Los equipos de F1 apoyan la vuelta de las suspensiones activas

La mayoría de los equipos de F1 están de acuerdo en que la vuelta de las suspensiones activas sería la mejor solución para clarificar la confusión sobre la legalidad de los sistemas de suspensión, según ha podido saber Motorsport.com.

La reintroducción de las suspensiones activas es una de las cosas que se está evaluando para 2018, mientras que la FIA está considerando la clarificación de las reglas existentes antes de que comiencen los test de pretemporada el 27 de febrero en Barcelona.

El debate acerca de los sistemas de suspensiones precargadas se lleva arrastrando desde hace algunas semanas, después de que Ferrari pidiera aclaración a la FIA acerca de que algunos sistemas pudieran estar ayudando al rendimiento aerodinámico.

Como resultado, hay cuatro opciones encima de la mesa y una de ellas es la reintroducción de las suspensiones activas por primera vez desde que fuera prohibida en 1994, basado en un documento diseñado por McLaren.

Dada la relevancia del cambio, si es acordado por los equipos y la FIA, no podría ser implementado hasta 2018 como pronto. La propuesta sugiere la estandarización de los actuadores que evitaría la escalada de los costes.

La propuesta también razona que la suspensión activa "llevaría a la F1 al siglo XXI" tecnológicamente.

De seguirse esa ruta, la propuesta de Mercedes sobre una nueva suspensión activa, de 2014, se ha apuntado como un buen punto de partida, para definir un sistema de cuatro canales que permitiría a los equipos controlar electrónicamente los brazos y las barras.

Una segunda opción sería endurecer las reglas de las suspensiones para evitar que haya sistemas pasivos diseñados para influir aerodinámicamente.

La tercera opción contempla sacar los sistemas de suspensión del reglamento técnico que regula la influencia aerodinámica.

Esto permitiría los sistemas pasivos diseñados para controlar la carga aerodinámica, aunque las reglas dejaría fuera el retorno de diseños como el FRIC. Así, se eliminarían las cuestiones sobre la legalidad de ciertos sistemas, hay preocupación acerca de que puedan ser caros.

La última opción sería mantener las reglas actuales, pero la FIA llevaría a cabo más pruebas para asegurar que todos los equipos cumplen y se requeriría a los equipos que mandasen la documentación explicando los diseños de sus sistemas de suspensión.

Estas cuatro opciones formarán la base de las discusiones que se van a llevar a cabo y que serán las que formen la interpretación de las reglas de este año con mayores cambios para 2018.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Noticias de última hora