Las notas del GP de Japón de F1

Rosberg y Verstappen se llevan esta semana nuestras alabanzas y Lewis Hamilton vuelve a aparecer en la parte baja de nuestra tabla después de su esperpéntico fin de semana tanto dentro como fuera de la pista.

Suben

- Nico Rosberg. Cada día tiene más cara de campeón del mundo y se la está ganando a pulso. En Japón volvió a mostrar su versión más competitiva e hizo que Hamilton no estuviera a gusto durante todo el fin de semana, obligándole a redoblar esfuerzos y, en cierto modo, forzando su error del domingo. Quedan cuatro carreras y Nico depende de sí mismo para llevarse su primer mundial. Con cuatro segundos puestos el título es suyo: nadie dijo que fuera fácil, pero lo tiene más cerca que nunca.

- Max Verstappen. El holandés volvió por donde siempre se le espera, rápido, correoso y espectacular. Repite posición con respecto a Malasia, pero en esta ocasión el buen sabor de boca se lo produce el haber podido batir a su compañero de equipo, Daniel Ricciardo. En mi opinión, su maniobra defendiendo la posición ante Hamilton no tiene nada censurable y Max ha conseguido que cuando algún piloto llegue a su cercanía sepa que le va a costar mucho meterle el morro

Mejoran

- Esteban Ocon. El francés consiguió superar a su compañero de equipo, Pascal Wehrlein, tanto en clasificación como en carrera por primera vez, sin mediar abandonos , y parece que se ha adaptado a la categoría con rapidez. La perla de Mercedes parece que va a cambiar de aires y suena con fuerza para ser titular de Renault en 2017. A poco que la marca del rombo haga un coche competitivo sacamos la bolsa de palomitas para ver esa posible reedición de sus duelos en F3 con Max Verstappen.

Se mantienen

- Sergio Pérez. Poquito a poco el mexicano consolida su posición en el campeonato y tiene a un solo punto la séptima plaza de Valtteri Bottas. El trabajo de Checo y de Force India quizás esté pasando un poco desapercibido, pero a poco que se analice uno se da cuenta de lo complicado que es lo que están consiguiendo en un equipo con los recursos tan limitados. Sergio ya debería plantearse el salto a un equipo oficial. Después del fiasco de McLaren es un piloto totalmente hecho que se lo pondría muy difícil a cualquiera.

Bajan

- McLaren. Normalmente no puntuamos a los equipos, pero creo que la actuación de los de Woking en un GP en el que se suponía que iban a brillar con luz propia merece que nos saltemos esa costumbre. Llevamos dos años echando la culpa a Honda y su motor de los males del equipo inglés, pero en Suzuka se vio claramente que el chasis no es tan bueno como nos lo han vendido y que le queda mucho para estar a la altura del de Ferrari, por mucho que nos cuenten otra cosa. Carrera horrorosa que esperamos no se repita en este final de campeonato.

- Lewis Hamilton. Si nos parecía que su acusación de sabotaje de Malasia era insuperable, la actitud del campeón del mundo en Japón hace sembrar muchas dudas sobre qué pasa realmente en estos momentos por su cabeza. Su manera de afrontar la situación el jueves, para tratar de esquivar las preguntas, fue jugar con su teléfono móvil y como no le gustó que a la prensa le pareciera una actitud poco respetuosa, el sábado les dejó plantados. Hace tiempo que Toto Wolff se cansó del británico y si no llega a ser por su inconmensurable talento no sería ya piloto de Mercedes. Todo esto, me dirán, se soluciona en la pista, el mejor sitio para cerrar bocas, pero es que Lewis, en Suzuka, ni eso.

Mira el resumen de la carrera por Movistar + F1

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Japón
Pista Suzuka
Tipo de artículo Artículo especial