La columna de Felipe Massa: preparados para estar fuertes en verano

El piloto brasileño habla de cómo fue el fin de semana en Mónaco y prevé buenos resultados a partir de las próximas carreras en su columna para Motorsport.com.

Mónaco es un circuito que me gusta.  Es uno de los retos más difíciles de la temporada independientemente de las condiciones meteorológicas, pero cuando llueve, como sucedió el domingo, entonces todas esas dificultades se amplifican.

Recuerdo que al salir del pitlane en las vueltas de reconocimiento las condiciones de adherencia eran muy pobres, pero yo no fui el único que lo sintió. 

"Salir tras el Safety Car fue una decisión sensata"

Cuando estábamos en la parrilla, en momento del himno nacional antes de la salida, tuve la oportunidad de hablar con Alonso, Vettel, Button y Bottas  y todos estábamos preocupados por la falta de adherencia. 

Por lo tanto, la decisión de arrancar con el Safety Car fue muy sensata. Dimos muchas vueltas y, aunque los que estaban en las primeras posiciones quisieran empezar a correr, para aquellos que estaban en el medio del pelotón no había mucha visibilidad. Por lo tanto, era mejor esperar un par de vueltas para que las condiciones mejoraran, y al final, creo que todo se hizo de la manera correcta.

A pesar de que la lluvia disminuyó gradualmente, puedo asegurar que no fue una carrera fácil. En Mónaco siempre es difícil leer lo que está pasando en la carrera, porque no hay manera de mirar más allá de sus competidores directos.

Mi equipo decidió estirar mi primer stint de neumáticos, cuando llevábamos los de lluvia y eso significaba que estaba rodando con ellos cuando las condiciones de la pista estaban para intermedios. 

Fue una decisión que se tomó por el tráfico, ya que era indispensable contar con margen suficiente para ser capaz de hacer una parada en boxes y luego volver a la pista delante del Manor de Pascal Wehrlein. Si no hubiéramos hecho eso, entonces habría perdido mucho tiempo, como le ocurrió a otros pilotos. 

Por eso seguimos adelante con este plan hasta la vuelta 20, cuando cambié a los intermedios. Ahora creo que lo mejor hubiera sido tratar de mantenernos en pista otras 10 vueltas más para poner directamente los slicks, como hizo Lewis Hamilton.

No habría sido fácil, pero no era imposible. Si hubiéramos arriesgado, como hizo Lewis, entonces habríamos estado de nuevo entre los cinco primeros. Sin embargo, cuando tomamos la decisión, parecía una maniobra muy arriesgada. 

Mi ritmo con los neumáticos intermedios era bueno, como lo fue con los neumáticos lisos. Sin contar a Sergio Pérez, que era demasiado rápido, el resto de mis rivales estaban al alcance.

Teniendo en cuenta que Mónaco representa la carrera más dura en el calendario para Williams, saliendo de la parte de atrás y logrando el décimo puesto, tiene que ser visto como una señal positiva, sobre todo porque significa que soy el único piloto que ha terminado entre los 10 primeros en todas las carreras de la temporada. 

Trabajamos mucho en la puesta a punto del coche durante el fin de semana y cuando nos fijamos en la comparación con los datos de 2015, excepto Red Bull, Williams es el equipo que más ha mejorado.

De hecho, creo que podríamos haber hecho aún más. En el primer y segundo sector de la clasificación me fue muy bien pero el tercero fue problemático por las temperaturas de mis neumáticos traseros y es ahí donde perdí todo el tiempo que había ganado. 

Con Mónaco ya terminado, el calendario trae una serie de pistas que se adaptan a nuestro coche mucho mejor.

Montreal ha sido siempre un lugar muy favorable para Williams y vamos ahí con cierto optimismo. Tendremos cosas nuevas en el coche y esperamos excelentes resultados de nuestra unidad de potencia Mercedes, que siempre ha sido un arma importante en Canadá.

Después de Montreal viene Bakú. Aunque no hay referencias históricas, tiene una recta muy larga y esto debería ser una buena noticia para nuestro equipo. Tendré una idea más clara al final de esta semana cuando haga la pista en el simulador por primera vez. 

Luego vienen Austria y Silverstone, pistas en las que por lo general vamos muy bien. Así que esto nos hace tener grandes esperanzas de un buen comienzo del verano 2016.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Felipe Massa
Equipos Williams
Tipo de artículo Artículo especial