Jim Clark, la leyenda que se marchó antes de tiempo

El 7 de abril de 1968 el automovilismo mundial perdió a una de sus leyendas en una carrera de Fórmula 2 en Hockenheim. Pero el recuerdo de Jim Clark es eterno.

El 7 de abril  de 1968, el automovilismo mundial perdió a una leyenda del automovilismo en Hockenheim, mientras disputaba una carrera de Fórmula 2. Jim Clark sigue siendo, 53 años después, un nombre que evoca una época pasada en la historia del automovilismo, cuando para ganar te tenías que jugar la vida cada fin de semana. 

Valgan algunos datos para hacernos una idea de la figura legendaria del británico. Clark, con su último Gran Premio en Kyalami en 1968, logró su 25ª victoria, superando el hasta entonces récord de Juan Manuel Fangio y dándole un 34,7% de triunfos por carreras disputadas. Durante las siguientes cinco décadas, se ha mantenido 9º en el top de los pilotos con más primeros puestos de la categoría, y su porcentaje sigue siendo el tercero mejor, por detrás de Fangio (46,15%) y Alberto Ascari (39,3%). 

¡No te pierdas este vídeo!

Clark también está en el top 10 de porcentaje de carreras ganadas en una temporada. Su 70% de 1963 (siete de 10) solo lo superaron Ascari en 1952 (seis de ocho) y Schumacher en aquel glorioso 2004 (13 de 18). 

Bicampeón del mundo de F1 (1963 y 1965), el escocés volador podría haber sumado tres títulos más (1962, 1964 y 1967) y, aunque casi siempre tuvo el coche más rápido, dejó clara su brillantez si lo comparamos con sus compañeros de equipo. El que más se acercó a él fue Graham Hill, que ya había ganado el mundial en 1962 y 10 grandes premios cuando se unió a Clark en Lotus para 1967. Aun así, en las 10 carreras en las que compitieron en el mismo equipo, pocas veces pudo suponer una amenaza. 

Además, Clark, junto al genio Colin Chapman, tuvo el valor de saltarse el Gran Premio de Mónaco de 1965 para aventurarse en las 500 millas de Indianápolis, un sueño complicado para los europeos en aquellos tiempos. No solo lo intentaron, si no que se llevaron la victoria.

El 7 de abril de 1968, mientras competía en una carrera de Fórmula 2 en un Hockenheim encharcado, un supuesto fallo en una rueda envío el Lotus 48 de Clark fuera de control, a 225 km/h contra unos árboles...

Siempre quedó en el aire la pregunta de hasta dónde habría sido capaz de llegar Clark aquel año, ya que Hill le dio el título al Team Lotus, pero en los 12 meses anteriores no fue rival para su compañero escocés. 

Algunos sugieren que Clark estaba valorando realmente retirarse, y que un tercer título en 1968 le habría dejado claro que era el momento de volver a su granja en Escocia. Otros, como Jackie Stewart, amigo de Clark, no están de acuerdo, y consideran que seguía teniendo pasión por el deporte, pero que también estaba aprendiendo a apreciar un estilo de vida más sofisticado al vivir en París. 

Sea como fuere, como dijeron algunos de sus rivales posteriormente, "el mundo nunca volvió a ser igual". 

Pincha en la foto para disfrutar de las mejores imágenes de Jim Clark en la F1

Te puede interesar:

compartidos
comentarios
Red Bull libera a Albon, pero mantiene opciones de futuro
Artículo Anterior

Red Bull libera a Albon, pero mantiene opciones de futuro

Siguiente artículo

Kubica volverá al Alfa Romeo en el GP de Italia; Raikkonen, de baja

Kubica volverá al Alfa Romeo en el GP de Italia; Raikkonen, de baja