Cuando los pilotos de F1 convocaron una huelga

compartidos
comentarios
Cuando los pilotos de F1 convocaron una huelga
Por:
23 ene. 2019 12:27

Los pilotos de F1 se declararon en huelga una sola vez en la historia. Un 23 de enero, en el GP de Sudáfrica de 1982, se enfrentaron a los altos cargos a pesar de serias amenazas.

(Si accedes desde móvil y no ves el artículo entero, pulsa en 'Versión completa' al final de la página para disfrutar de todo. Recomendables las fotos del final del artículo)

La temporada 1982 de Fórmula 1 debía empezar en Sudáfrica a finales de enero, en el circuito de Kyalami. Los coches con motores turbo potentes, cada vez más fiables, parecían tener una ventaja. En el "clan" turbo se encontraban el Brabham BT50 BMW de Nelson Piquet y Riccardo Patrese, el Renault RE30B de Alain Prost y Rene Arnoux y el Ferrari 126C2 de Gilles Villeneuve y Didier Pironi.

En el otro "bando", el de los motores atmosféricos, se encontraban el Williams FW07C de Keke Rosberg y Carlos Reutemann, el McLaren MP4/1 de John Watson y Niki Lauda (que volvía a la F1 tras su retiro de dos años), y el Lotus 87B de Elio de Angelis y Nigel Mansell. Y aunque los test de invierno transcurrieron sin problemas, un movimiento de protesta empezó a sacudir al mundo de la F1.

Un documento polémico

La FIA envió a cada piloto el formulario de solicitud de la Superlicencia, un documento obligatorio para competir en la F1. A Niki Lauda, al ver el contrato de la Superlicencia, que había perdido al retirarse y debía renovar, algo le llamó la atención. El austriaco era tan gran piloto como hombre de negocios y no se le pasaba una.

Varios lo firmaron y enviaron sin ni siquiera leerlo, excepto Pironi, Lauda, Villeneuve, Arnoux, Jacques Laffite, Andrea Cesaris y Bruno Giacomelli. Lo que les molestaba era que el Artículo 1 establecía que la licencia se le concedía al equipo, no a los pilotos, lo que les prohibía negociar con otra escudería y les obligaba a seguir en su escudería durante un tiempo determinado.

Así, los equipos de F1 podrían realizar ventas e intercambios de pilotos, como en el fútbol. Los pilotos ya no serían dueños de sus carreras. Los equipos se dieron cuenta de la fragilidad de sus contratos cuando Alain Prost logró dejar McLaren para irse a Renault a finales de 1980 pese a estar vinculado al equipo británico. Los jefes de los equipos pidieron a la FIA que tomara cartas en el asunto.

Otra cosa que había encendido a Lauda y sus compañeros fue una cláusula en la que se prohibía expresamente realizar declaraciones en los medios contra la FISA, para no dañar a la categoría.

A finales de enero, la F1 viajó al circuito de Kyalami. Lauda discutió el caso con Pironi, entonces presidente de la PRDA (la asociación de pilotos). Descubrieron que Jean-Marie Balestre, el presidente de FISA (la rama deportiva de la FIA) y Bernie Ecclestone, jefe de la FOCA (la asociación de constructores de la F1), generalmente rivales, esta vez estaban unidos en esta lucha contra los pilotos. Balestre y Ecclestone estaban decididos a todo. Sin firma, no había coche de F1.

Sindicalistas, colchones y un "esquirol"

El jueves por la mañana, Pironi, Lauda, Laffite y Villeneuve alquilaron un autobús y los pilotos salieron del circuito de Kyalami hacia el Sunnyside Park Hotel. Pironi explicó a sus compañeros que no debían someterse a la intensa presión ejercida por la FISA y la FOCA.

Luego, Pironi volvió al circuito para empezar unas negociaciones... que duraron poco, porque impusieron a los pilotos un serio ultimátum: la FISA decidió sancionar de por vida a los 30 pilotos 'rebeldes'. Solo aquellos que decidieran firmar podrían competir. ¡Balestre incluso anunció que el gran premio se celebraría ocho días después con 31 debutantes de otras categorías! Los jefes de los equipos ejercieron también una gran presión sobre sus pilotos, obligándoles a firmar por temor a perder a sus patrocinadores.

Niki Lauda, McLaren MP4/1B, est interrogé à propos de la grève des pilotes.

Niki Lauda, de McLaren, responde a las preguntas sobre la huelga de pilotos.

Foto: LAT Images

Sabiendo que debían mantener al grupo unido, Lauda decidió reunir a todos en una gran sala del hotel, donde se colocaron colchones en el suelo. La puerta se mantuvo cerrada y la única llave estaba en una mesa. Entre los pilotos se creó un gran ambiente.

Había un piano en la sala, y lo pusieron contra la puerta cuando Jackie Oliver, la jefa del equipo de Arrows, intentó entrar con dos policías, sin éxito. Por la noche, los pilotos se acostaron de dos en dos en los colchones. Así, en un hecho único en la historia, de repente se encontraron Villeneuve y Prost, Lauda y Riccardo Patrese, Nelson Piquet y Eddie Cheever o Jean-Pierre Jarier y Arnoux compartiendo el mismo colchón.

Se llegaron a ver situaciones cómicas y curiosas. Como que uno de los Lotus salió a pista con un mecánico con el casco de De Angelis para intentar dar el pego. El propio De Angelis, consumado pianista, amenizó el encierro tocando piezas con el piano que había en el salón.

Otras noticias interesantes:

Los pilotos que quisieran usar el baño debían coger la llave y devolverla a la mesa cuando volvieran. Solo uno desertó: Teo Fabi, quien perdió el respeto de todos sus compañeros porque según Keke Rosberg tras salir fuera fue directamente a Balestre y Ecclestone y les contó todo. A otros como Jochen Mass les tocó escapar por la ventana del baño por las presiones de su equipo.

Cambio de tono

Sin embargo, el grupo se mantuvo unido, y el viernes por la mañana, la presión cambió repentinamente el campamento. Balestre y Ecclestone se vieron obligados a aflojar la cuerda. Pironi finalmente volvió al hotel y anunció que el caso estaba resuelto. De hecho, los pilotos tenían una gran ventaja: si les prohibían competir, sabían que a los equipos les costaría mucho encontrar 30 nuevos pilotos, novatos, capaces de controlar esos coches turbo y dar un buen espectáculo. Además, los espectadores y los telespectadores pagaban por ver a los mejores pilotos del mundo en acción, no a sustitutos.

Rencorosos, varios directores de los equipos hicieron la vida difícil a sus pilotos al volver al circuito. René Arnoux logró la pole position con el Renault por delante de Nelson Piquet y Gilles Villeneuve. Los pilotos disputaron la carrera y en mitad de ello, los comisarios publicaron un comunicado. La tregua expiraba al caer la bandera a cuadros, por lo que los pilotos quedaban suspendidos indefinidamente. Pero llegó Brasil y nunca más se habló del tema...

Prost ganó la carrera a pesar de tener que hacer una parada inesperada en boxes para cambiar un neumático pinchado. Carlos Reutemann acabó en segundo lugar por delante de Arnoux. La huelga duró un par de días pero finalmente se celebró el GP de Sudáfrica, que pasó así a la historia de la F1.

Eso sí, pocos días después los dueños de parte de los equipos se declararon en huelga por el conflicto entre la FISA y la FOCA.

Galería
Lista

Los directores de los equipos discuten la huelga de pilotos: Daniele Audetto, Alan Rees, Ken Tyrrell, Bernie Ecclestone, Peter Warr y Chapman

Los directores de los equipos discuten la huelga de pilotos: Daniele Audetto, Alan Rees, Ken Tyrrell, Bernie Ecclestone, Peter Warr y Chapman
1/14

Foto de: LAT Images

El equipo ATS team tras la huelga de pilotos

El equipo ATS team tras la huelga de pilotos
2/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Gerard Ducarouge, ingeniero jefe de Alfa Romeo, con Bruno Giacomelli y Andrea de Cesaris.

Gerard Ducarouge, ingeniero jefe de Alfa Romeo, con Bruno Giacomelli y Andrea de Cesaris.
3/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Los mecánicos, con el Ferrari 126C2 de Didier Pironi.

Los mecánicos, con el Ferrari 126C2 de Didier Pironi.
4/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

El motor BMW turbo del Brabham BT50.

El motor BMW turbo del Brabham BT50.
5/14

Foto de: LAT Images

Niki Lauda, McLaren MP4/1B

Niki Lauda, McLaren MP4/1B
6/14

Foto de: LAT Images

Salida: René Arnoux, Renault RE30B y Alain Prost, Renault RE30B, lideran la carrera

Salida: René Arnoux, Renault RE30B y Alain Prost, Renault RE30B, lideran la carrera
7/14

Foto de: LAT Images

Carlos Reutemann, Williams FW07C

Carlos Reutemann, Williams FW07C
8/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Keke Rosberg, Williams FW07C-Ford Cosworth

Keke Rosberg, Williams FW07C-Ford Cosworth
9/14

Foto de: LAT Images

René Arnoux, Renault RE30B

René Arnoux, Renault RE30B
10/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Gilles Villeneuve

Gilles Villeneuve
11/14

Foto de: Rainer Nyberg

Andrea de Cesaris, Alfa Romeo 179D

Andrea de Cesaris, Alfa Romeo 179D
12/14

Foto de: LAT Images

Podio: el ganador Alain Prost, Renault, el segundo Carlos Reutemann, Williams, el tercero René Arnoux, Renault

Podio: el ganador Alain Prost, Renault, el segundo Carlos Reutemann, Williams, el tercero René Arnoux, Renault
13/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Alain Prost, Renault RE30B

Alain Prost, Renault RE30B
14/14

Foto de: LAT Images

Siguiente artículo
Los pilotos de F1 se equivocan "completamente" en su preparación, dice Stewart

Artículo Anterior

Los pilotos de F1 se equivocan "completamente" en su preparación, dice Stewart

Siguiente artículo

El prototipo de McLaren para la F1 2050

El prototipo de McLaren para la F1 2050
Cargar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Evento GP de Sudáfrica
Autor René Fagnan