Hakkinen: "El trabajo de Bottas no se aprecia lo suficiente"

Mika Hakkinen, bicampeón del mundo de F1, opina sobre la situación de Valtteri Bottas en Mercedes y defiende a su compatriota de cara al futuro.

Hakkinen: "El trabajo de Bottas no se aprecia lo suficiente"

Me fascina lo que se necesita para tener éxito en la Fórmula 1. Es una de las razones por las que sigo el campeonato tan de cerca. Así que cuando veo algunos de los comentarios injustos sobre Valtteri Bottas, vale la pena dar algo de perspectiva basada en mi propia experiencia.

Sé lo que es enfrentarse al mejor piloto de una generación –en mi caso, Ayrton Senna– y haber trabajado con compañeros de equipo muy competitivos a lo largo de mi carrera. Desde Johnny Herbert hasta Martin Brundle, pasando por Mark Blundell, Nigel Mansell y, por supuesto, David Coulthard.

Ninguno de ellos era lento. Todos ellos eran pilotos de Fórmula 1 muy rápidos, comprometidos y capaces.

Es muy fácil hablar de alguien que es campeón del mundo, que gana siempre, y luego criticar a su compañero de equipo. Es una comparación fácil, pero que olvida el panorama general de lo que supone ser la mitad de un equipo ganador de un campeonato. Gané dos títulos mundiales en parte porque 'DC' era un compañero de equipo muy fuerte.

Cuando McLaren me puso en su coche junto a Ayrton Senna, fue una oportunidad fantástica, pero un reto enorme. De repente era mi experiencia frente a la de Ayrton. ¿Y qué es la "experiencia"? ¿Es el número de vueltas que has dado, o tu habilidad para estudiar los datos, o lo listo e inteligente que eres sobre lo que pasa en el equipo?

En realidad, se trata de todas esas cosas junto con la dinámica del equipo; las pequeñas cosas que, por sí solas, no parecen importantes, pero que sumadas significan que no estás donde quieres estar. A lo largo de mi carrera me di cuenta de que cada mecánico, ingeniero o técnico de datos trabajaba de forma específica, y en el intenso ambiente de la Fórmula 1, incluso un pequeño cambio de personal puede repercutir en el rendimiento.

Ayrton Senna, McLaren, y Mika Hakkinen, McLaren

Cambiar la dinámica del trabajo humano puede ser tan importante como cambiar la puesta a punto del coche.

La gente siempre me pregunta por haber superado a Ayrton en mi primera carrera en McLaren, aunque no muchos le preguntan a Valtteri por las 17 veces que ha superado a Lewis. Por alguna razón, mi logro se consideró difícil, mientras que si conduces un Mercedes, es fácil.

Solo me enfrenté a Ayrton durante tres carreras, pero me enseñó mucho. Sobre lo mucho que tenía que aprender, no solo en términos de entender cómo obtener el mejor rendimiento de mi coche, sino también para entender cómo funciona el equipo, la forma en que centra sus esfuerzos en una labor.

Durante mi carrera hubo momentos en los que, por ejemplo, los neumáticos no me funcionaban y mi compañero de equipo era de repente siete décimas más rápido. Incluso con los neumáticos más blandos, te encuentras haciendo los mismos tiempos que con un juego de duros. Es una sensación horrible, así que empiezas a mirar todas las temperaturas, las presiones, la configuración del coche... intentando encontrar qué está haciendo tu compañero de equipo.

Sé lo que se siente cuando pones los reglajes de tu compañero en tu coche y luego te resulta muy difícil conducirlo, ¡salvo porque el tiempo por vuelta resulta ser medio segundo más rápido! Todo eso forma parte de la curva de aprendizaje. Te enseña a tener una mentalidad más abierta con respecto al tipo que está al otro lado del garaje, y a ser menos egoísta.

El trabajo de equipo con los pilotos es un aspecto muy importante para una escudería de primera línea. Mercedes sabe mejor que nadie lo que puede ocurrir cuando hay dos pilotos que luchan entre sí de una forma que puede ser destructiva. Parte del trabajo de Valtteri desde que se unió a ellos fue colaborar al lado de Lewis, empujar lo más fuerte posible, pero mantener una comunicación fluida.

Valtteri Bottas, Mercedes

Generar un ambiente positivo en el equipo y avanzar en la misma dirección es una cualidad vital. Es importante cuando eres el equipo dominante, pero se convierte en algo crítico cuando tienes una dura rivalidad o, como ocurrirá en 2022, cuando llega un reglamento totalmente nuevo. Un reglamento que depende de que los dos pilotos trabajen conjuntamente más que nunca para dar al equipo una base sólida sobre la que realizar su labor.

Solo un compañero de equipo puede ganar el campeonato del mundo, y para ello suele tener que ganar más carreras que los demás, lo que incluye vencer al que comparte garaje con él. Cuando ambos están en el mismo coche, esa batalla nunca es fácil. Como campeón del mundo, inevitablemente construyes el equipo a tu alrededor, dejando a tu compañero con mucho más trabajo que hacer.

Cuando corría, me quejaba todo el tiempo, sobre todo con mi mánager, Keke Rosberg. Creo que era una cosa generacional. Solía decir que esto o lo otro no estaba bien en el equipo, y Keke me decía que me callara y me pusiera firme.

Ahora tenemos una era muy diferente, en la que hay infinitamente más análisis a disposición de los pilotos y sus equipos. Eso también ha traído un gran respeto por el desafío que afrontan los pilotos encargados de ganar grandes premios o de apoyar a sus compañeros.

No es fácil cronometrar una carrera de clasificación para apoyar a tu compañero, como hizo Valtteri en Silverstone cuando echó un cable a Lewis, o ceder el paso durante para que la estrategia del equipo pueda ser óptima. Mercedes adopta un enfoque muy justo, y Valtteri sabe que su trabajo consiste en superar a los rivales del equipo, especialmente ahora que Red Bull y Honda han dado un gran paso adelante.

Desde que pasó de Williams a Mercedes, sé que Valtteri nunca ha dejado de apretar, aprender y desarrollarse como piloto. Consiguió nueve podios con Williams y les ayudó a ser terceros en el Mundial de constructores durante dos años consecutivos, pero también se dio cuenta de que Mercedes estaba a un nivel totalmente diferente. Era un reto muy diferente.

Valtteri Bottas, Mercedes W12

Cuando pasé del equipo Lotus a McLaren fue una experiencia similar. Sabía que estaba en el lugar adecuado, con la gente y la tecnología adecuadas a mi alrededor, así que sentí una gran liberación. Sin embargo, cuando te unes a un equipo donde la gente sabe cómo triunfar, tienes mucho que aprender. Valtteri ha adoptado el mismo planteamiento.

Como compañero de equipo de Lewis, tiene al lado al competidor más formidable. Ha sido increíble ver la calma, el control y la determinación que ha mantenido Valtteri, lo mucho que ha seguido trabajando a pesar del desafío, y de las críticas fáciles. Solo se concentra en atacar cada fin de semana con toda la fuerza que puede, dando lo mejor de sí mismo para el equipo.

Existe el mito popular de que ganar grandes premios es fácil cuando se tiene el mejor coche. Eso solo demuestra que no se entiende el desafío.

No hay nada fácil en ganar en la F1, ya sean 20 carreras para mí o nueve grandes premios para Valtteri. Es aún más difícil cuando tienes a un múltiple campeón del mundo a tu lado en el garaje.

Para cualquier equipo que pretenda mantener un rendimiento ganador, el grado de armonía y concentración dentro de su pareja de pilotos es un ingrediente importante. Es una de las razones por las que estoy seguro de que Valtteri merece un mayor reconocimiento por el trabajo que ha realizado.

Más de F1:

compartidos
comentarios
La última mejora de Red Bull F1 antes de las vacaciones

Artículo Anterior

La última mejora de Red Bull F1 antes de las vacaciones

Siguiente artículo

La estadística histórica de F1 que Vettel recita de memoria

La estadística histórica de F1 que Vettel recita de memoria