Thinking Forward
Especial

Thinking Forward

Graham Stoker: el revolucionario silencioso que quiere presidir la FIA

Graham Stoker aspira a presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). Hablamos con él y descubrimos quién es, qué ha hecho y qué quiere.

Graham Stoker: el revolucionario silencioso que quiere presidir la FIA

Graham Stoker es la figura más poderosa del deporte motor de la que nunca has oído hablar. Como vicepresidente deportivo de la FIA desde 2009, ha sido la mano derecha de Jean Todt, modernizando la FIA, el organismo rector del automovilismo mundial, e impulsando programas para desarrollar el deporte en todo el mundo.

Ha estado en la habitación en la que todo sucede durante décadas; una pieza clave en el Consejo Mundial del Deporte Motor, estuvo involucrado en casos de alto perfil como el Crashgate (Singapur 2008), el Spygate (McLaren 2007) y las órdenes de equipo de Ferrari de 2010 como árbitro, y fue una fuerza impulsora detrás de conseguir que el deporte retomara la actividad en 2020 después de la conmoción inicial por la COVID-19.

Ahora que Todt dejará su lugar, se postula para el cargo de presidente de la FIA en las elecciones que se celebrarán a finales de este año. Y habló en exclusiva con Motorsport.com para la serie #ThinkingForward sobre su decisión de presentarse al cargo.

"Creo que el automovilismo ha hecho un trabajo fabuloso durante esta pandemia", dice Stoker, "y cuando salgamos de ella, quiero asegurarme de que se genere confianza y se recupere la inversión, de que tengamos una dirección firme para salir de esta pandemia".

"Y que también nos ocupemos de algunos de estos retos que se nos plantean. Es decir, todo el tema de los trenes de potencia, de los combustibles que deberíamos utilizar, vamos a convertirlo en una oportunidad. Así que eso es, supongo que en el fondo, quiero intentar marcar la diferencia. Y creo que tengo las habilidades para ello. He experimentado muchas decisiones clave en el deporte motor, y tengo una visión real; he pasado por dos Pactos de la Concordia, he renegociado el Campeonato Mundial de Rallies, hemos creado un nuevo campeonato en la Fórmula E, es decir, una y otra vez. Y quiero aprovechar esa experiencia".

A Stoker le picó el gusanillo de las carreras cuando era niño: "Leía Autosport cuando tenía 12 años", recuerda. Le interesaba conducir, pero se topó con la barrera que bloquea a tantos que aspiran a competir: el prohibitivo coste. De ahí surgió el deseo de toda la vida de hacer el deporte más accesible, y gran parte de su energía en los últimos 12 años se ha dedicado a hacer crecer el automovilismo de base con los clubes de 146 países que organizan eventos de automovilismo y a supervisar programas de accesibilidad como FIA Women in Motorsport.

Paralelamente a su carrera como abogado, se dedicó a la administración del deporte en el Reino Unido. Tras cinco años como comisario permanente en el Campeonato Británico de Turismos, se convirtió en presidente del Consejo de Automovilismo de la RAC, y contribuyó a salvar el Gran Premio de Gran Bretaña, amenazado por el entonces presidente de la FIA, Max Mosley, y por Bernie Ecclestone, que comparó el evento de 2000 con una "feria de campo". Stoker trabajó con el gobierno nacional y regional para que se construyeran nuevas carreteras antes de 2002 con el fin de mejorar el acceso de los más de 120.000 aficionados a la F1.

Stoker se convirtió en comisario de la F1 y ocupó un puesto en el Consejo Mundial del Deporte Motor de la FIA. Eso le llevó a ponerse en contacto con Todt, que entonces buscaba un compañero de filas como vicepresidente deportivo que conociera todos los pasillos de la FIA, en las elecciones de 2009 tras la dimisión de Max Mosley.

"Hay que tener en cuenta que en ese momento yo había estado en el Tribunal Internacional, como juez de la FIA, dirigía el panel antidopaje y me había convertido en comisario de la Fórmula 1", dice Stoker. "Conocía el Consejo Mundial y los clubes de todo el mundo, las 146 naciones en las que operamos. Así que eso es lo que aporté al equipo de Jean. Jean era reconocido como uno de los mejores directores de su generación. Y yo aporté el conocimiento de los clubes, el conocimiento de la FIA. Hemos trabajado juntos, y estoy orgulloso de decir que he sido elegido tres veces con su equipo. Ha sido una época muy interesante".

Para su compañero como vicepresidente deportivo, Stoker ha elegido a Tom Kristensen, nueve veces ganador de las 24 Horas de Le Mans, que ha sido presidente de la Comisión de Pilotos de la FIA durante cinco años.

¿Cómo ve Stoker el papel de la FIA en el automovilismo moderno y cómo ayuda al crecimiento del deporte?

"No se trata sólo de ofrecer y organizar un deporte seguro y auténtico, sino también de hacerlo crecer, de buscar talentos en todo el mundo, de impulsar algunos de los debates políticos, de llegar a nuestra industria única con su ingeniería avanzada", afirma.

"Todas esas cosas que hace una Federación internacional moderna. Y no sólo eso, nuestro pilar de movilidad llega a todos los automovilistas del mundo. Es decir, operamos en 146 países. Tenemos muchos miembros. Y realmente, eso nos lleva a una oportunidad en la que podemos impulsar algunos de los procesos de pensamiento y marcar la diferencia en la forma en que se formulan las políticas. Estoy muy interesado en impulsar las decisiones políticas".

Stoker describe los 12 años de presidencia de Todt en la FIA como una "revolución silenciosa", centrada en la modernización de la federación. "Mirando hacia atrás, lo que hemos conseguido ha sido pasar de ser un organismo regulador a una federación internacional moderna; cosas como desarrollar nuestros clubes con programas importantes en todo el mundo, apoyar a nuestros clubes, hacerlos más fuertes"

"Nuestra actividad principal es la organización de eventos. De eso se trata realmente, de organizar eventos seguros y auténticos, pero también de avanzar en otras áreas de inclusión con programas de mujeres en el automovilismo para intentar detectar talentos en todo el mundo, programas de base. Algo que me apasiona es la responsabilidad social y el papel que desempeñamos, por ejemplo, en la educación STEM".

Stoker Thinking Forward

Stoker tiene un simulador de conducción en su casa: "Me encanta dar vueltas a Le Mans", dice, y se ha comprometido a desarrollar las carreras de Esports y simracing como una nueva frontera para este deporte. Recientemente, el Comité Olímpico Internacional se ha mostrado dispuesto a aceptar las carreras de esports en su programa: "Esto se trasladará a los Juegos Olímpicos en su momento, lo cual es muy, muy emocionante".

Pero lo que más le atrae es la accesibilidad que ofrece: "Se puede llevar a todo el mundo, podemos llevarlo a África, a Asia, a cualquier parte", dice. "Podemos poner estos simuladores e intentar atraer a los jóvenes y hacer que se interesen por nuestro deporte. Es algo fabuloso, forma parte de nuestro deporte, y vamos a hacerlo crecer. Va a ser cada vez más fuerte".

En cuanto al futuro del automovilismo real, hay muchas amenazas y oportunidades evidentes. El principal reto solía ser la seguridad y eso sigue siendo una cruzada, pero la sostenibilidad es ahora el mayor desafío: "Tenemos que actuar para proteger nuestro deporte", dice Stoker.

"Tenemos una gran historia que contar, como el motor de la Fórmula 1 en este momento, con una eficiencia superior al 50%. Nadie ha construido nunca un motor tan eficiente. La Fórmula E, mira lo que estamos haciendo allí con la carga rápida y la tecnología de las baterías. Creo que el hidrógeno va a entrar; lo vimos el año pasado, con el coche de carreras en Le Mans, creo que el hidrógeno va a ser una parte importante de nuestro futuro. Y la otra cosa que creo que es fascinante es el e-combustible y la capacidad de capturar el carbono de la atmósfera, y con la energía solar, crear un combustible sintético que podemos quemar en nuestros motores. Cada vez que encendamos un motor, estaremos ayudando al cambio climático. Es decir, hay tantas oportunidades".

"Y luego está toda la idea de la inclusividad, de llegar a todo el mundo. Mi experiencia, esa dificultad que tuve al seguir conduciendo, quiero que cualquier persona con capacidad en todo el mundo tenga la oportunidad de subirse a un vehículo de competición sin ningún tipo de conexión, sólo a través del talento. Creo que es un objetivo real que debemos cumplir. Esos retos, están ahí, pero creo que podemos superarlos. Creo que es una época de oportunidades. Y me gustaría participar en ella, aportando algunas de las soluciones".

Las elecciones presidenciales de la FIA se celebrarán a finales de 2021, antes de la Asamblea General de la FIA y la entrega de premios en diciembre. Hasta ahora hay otro candidato confirmado, el ex piloto de rallies Mohammed Bin Sulayem.

compartidos
comentarios
Graham Stoker, candidato a presidente de la FIA junto a Tom Kristensen

Artículo Anterior

Graham Stoker, candidato a presidente de la FIA junto a Tom Kristensen

Siguiente artículo

Alonso: "Mis podios no eran tan respetados, parecía un funeral"

Alonso: "Mis podios no eran tan respetados, parecía un funeral"