Análisis técnico de Giorgio Piola
Especial

Análisis técnico de Giorgio Piola

El Ferrari de F1 con tracción total que no fue

50 años después de su nacimiento, el primer F1 con un motor de 12 cilindros vuelve a estar en el candelero. Se suponía que el 312B debía tener tracción a las cuatro ruedas, pero la FIA lo prohibió.

El Ferrari de F1 con tracción total que no fue

El Ferrari 312B volvió la actualidad gracias a la película documental de 2017 que relata la restauración del monoplaza que quería Paolo Barilla. El actor secundario de esa película, que podría haber sido digno de un Oscar, fue Mauro Forghieri.

Ferrari 312B

Ferrari 312B

El diseñador ha cumplido 86 años, pero la Furia de ese Ferrari aún cuenta con medidas y conceptos inspiradores. Todo, a pesar de que han pasado 50 años desde ese 1970. Medio siglo, que parece ayer (bajo una mesa con los primeros dibujos de Giorgio Piola...)

Ilustración Giorgio Piola, Ferrari 312B

Ilustración Giorgio Piola, Ferrari 312B

En la actualidad, en la dirección deportiva hay más de 1.000 empleados para hacer dos coches, mientras que en aquella época el departamento de carreras estaba compuesto por sólo 170 personas que se encargaban de dos proyectos: el 312B para la F1 y el 312P, que habría devuelto al Cavallino Rampante a la vanguardia del deporte.

El acuerdo firmado en junio de 1969 con FIAT estaba reciente y el gran Enzo Ferrari había conseguido por fin la capacidad económica para hacer frente a importantes inversiones. De hecho, la producción en serie pasó de 600 a unos 1.300 coches al año.

Ganador de la carrera Clay Regazzoni, Ferrari 312B

Ganador de la carrera Clay Regazzoni, Ferrari 312B

El 312B de 1970 consiguió solo cuatro victorias (tres con Jacky Ickx y una con Clay Regazzoni en un histórico GP de Italia) en un año difícil para la F1, que consagró a Jochen Rindt como campeón póstumo tras la tragedia de la Parabólica en la clasificación. 

El monoplaza nació en torno al motor de 12 cilindros que marcaría una época triunfal para el Cavallino.

"Para empezar, dejemos de llamarlo Boxer" –señala Forghieri– "porque era un motor plano de 180 grados. Las iniciales eran 312 B, pero no para recordar la palabra Boxer, sino porque era el monoplaza que seguía al 312".

El de 12 cilindros era muy innovador porque tenía un centro de gravedad muy bajo y contaba con una función semicargadora. El cigüeñal, con cuatro apoyos en el banco, estaba equipado con una junta elástica para la amortiguación de las vibraciones. Las válvulas se colocaron en un ángulo de sólo 22 grados, mientras que el control de la marcha estaba en la parte trasera.

La restauración del motor V de 180 grados del Ferrari 312B por el equipo de Motortecnica.

La restauración del motor V de 180 grados del Ferrari 312B por el equipo de Motortecnica.

Tan pronto como vieron el "Boxer" en el banco de pruebas, resultó ser 10 caballos más potente que el Ford Cosworth Dfv: "Teníamos 450 caballos a 12.000 rpm, ¡mientras que los británicos no pasaban de 10.000 rpm!".

La scocca della Ferrari 312B era autoportante con pannelli di alluminio rivettati a tubi di acciaio

El chasis también incorporó varias novedades: la carrocería autoportante estaba hecha de paneles de aluminio remachados en una estructura de tubos de acero, y la suspensión delantera era especialmente interesante, porque tenía el amortiguador interior montado verticalmente y se accionaba mediante un balancín superior.

Jacky Ickx, Ferrari 312B, estudios de datos técnicos con Mauro Forghieri, Director técnico de Ferrari

Jacky Ickx, Ferrari 312B, estudios de datos técnicos con Mauro Forghieri, Director técnico de Ferrari

Forghieri fue un brillante ingeniero con un carácter muy fuerte. Enzo Ferrari, sin embargo, sabía cómo mantener su exuberancia bajo control: "Cada vez que discutíamos, me echaba. No sé cuántas veces me fui y luego era contratado de nuevo por Enzo", recuerda.

Y todo es cierto. Uno de los motivos de discusión fue el monoplaza de 1970.

"Las formas del 312 B eran un poco peculiares porque pensé que este monoplaza sería el primer Ferrari con tracción a las cuatro ruedas".

"Tenía que tener una junta hidráulica central progresiva, estudiada en colaboración con el Centro de Investigación de FIAT en Orbassano, y que debía ser capaz de distribuir el par en los dos ejes cuando el comportamiento de los monoplazas variaba: en la parte delantera cuando había sobreviraje, y viceversa cuando había subviraje". 

El 'Ferrari 4x4' nunca fue visto excepto en algunos bocetos nacidos después de los experimentos de Lotus en 1969.

"Fui bloqueado por el Commendatore", explica Forghieri . "La tracción integral estaba prohibida por reglamento y estoy seguro de que Ferrari tuvo que ver en la toma de la decisión por parte de la Federación. En resumen, había encontrado al... enemigo en casa".  

Pero después de todo, Furia no le había dicho la sorpresa que estaba preparando...

Jacky Ickx, Ferrari 312B

Jacky Ickx, Ferrari 312B
1/9

Foto de: LAT Images

Jacky Ickx, Ferrari 312B

Jacky Ickx, Ferrari 312B
2/9

Foto de: Rainer W. Schlegelmilch

Jacky Ickx, Ferrari 312B

Jacky Ickx, Ferrari 312B
3/9

Foto de: Sutton Motorsport Images

Jacky Ickx, Ferrari 312B

Jacky Ickx, Ferrari 312B
4/9

Foto de: LAT Images

Jacky Ickx, Ferrari, al GP del Messico del 1970

Jacky Ickx, Ferrari, al GP del Messico del 1970
5/9

Foto de: David Phipps

Ferrari 312B

Ferrari 312B
6/9

Foto de: Franco Nugnes

Ferrari 312B

Ferrari 312B
7/9

Foto de: Franco Nugnes

Clay Regazzoni, Ferrari 312B

Clay Regazzoni, Ferrari 312B
8/9

Foto de: Sutton Motorsport Images

Clay Regazzoni, Ferrari 312B

Clay Regazzoni, Ferrari 312B
9/9

Foto de: LAT Images

Otras historias de F1:

compartidos
comentarios
Cuando Alesi superó el sudor y lágrimas para ganar en F1

Artículo Anterior

Cuando Alesi superó el sudor y lágrimas para ganar en F1

Siguiente artículo

Los daños del Red Bull de Verstappen, ¡menos de los esperados!

Los daños del Red Bull de Verstappen, ¡menos de los esperados!