Fórmula 1
30 abr.
-
03 may.
FP1 en
38 días
R
GP de España
07 may.
-
10 may.
FP1 en
45 días
21 may.
-
24 may.
FP1 en
58 días
R
GP de Canadá
11 jun.
-
14 jun.
FP1 en
80 días
25 jun.
-
28 jun.
FP1 en
94 días
R
GP de Austria
02 jul.
-
05 jul.
FP1 en
101 días
R
GP de Hungría
30 jul.
-
02 ago.
FP1 en
129 días
R
GP de Bélgica
27 ago.
-
30 ago.
FP1 en
157 días
03 sept.
-
06 sept.
FP1 en
164 días
R
GP de Singapur
17 sept.
-
20 sept.
FP1 en
178 días
24 sept.
-
27 sept.
FP1 en
185 días
08 oct.
-
11 oct.
FP1 en
199 días
R
GP de México
29 oct.
-
01 nov.
FP1 en
220 días
12 nov.
-
15 nov.
FP1 en
234 días
R
GP de Abu Dhabi
26 nov.
-
29 nov.
FP1 en
248 días
Motorsport Blog
Especial

Motorsport Blog

La estrategia del GP de Alemania: decisiones vitales en décimas de segundo

compartidos
comentarios
La estrategia del GP de Alemania: decisiones vitales en décimas de segundo
Por:
25 jul. 2018 12:42

James Allen analiza el GP de Alemania, con la lluvia como protagonista, dramática desde la clasificación y con un desenlace de carrera increíble.

La Fórmula 1 es un deporte donde los pequeños márgenes marcan la diferencia y algunos grandes premios dejan eso más a la vista. El de Hockenheim fue uno de ellos.

Fue un pequeño bloqueo de las ruedas traseras de Sebastian Vettel en una pista húmeda lo que provocó que se saliera de la pista. Y fue la decisión de Lewis Hamilton de mantenerse en pista en lugar de entrar, tomada en décimas de segundo, lo que le hizo ganar la carrera.

Y por supuesto, poner neumáticos ultrablandos en el coche de Hamilton fue un movimiento clave de Mercedes para acercarle a la victoria.

Sebastian Vettel, Ferrari SF71H, Valtteri Bottas, Mercedes AMG F1 W09, Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H, y Max Verstappen, Red Bull Racing RB14

Sebastian Vettel, Ferrari SF71H, Valtteri Bottas, Mercedes AMG F1 W09, Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H

Foto: Glenn Dunbar / LAT Images

Cómo un 2 vs 1 de Ferrari pasó a ser un doblete de Mercedes

Ferrari disfrutó de un dos contra uno frente a Mercedes en la primera parte de carrera, con un Valtteri Bottas solo ante Vettel y Raikkonen después de que Hamilton tuviera que salir 14º.

Al arrancar fuera del top10 tras el problema en clasificación, Hamilton pudo salir con neumáticos blandos, lo que le permitió esperar y ver qué ocurría con la lluvia o pasar a utilizar ultrablandos al final de la carrera para atacar.

La primera decisión destacada de la carrera llegó en la vuelta 14, cuando Ferrari intentó con Raikkonen provocar que Bottas parara pronto, lo cual no sería lo mejor en una carrera en seco y le daría a Vettel más espacio para respirar tranquilo.

Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H, makes a pit stop
Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H, pit stop

Foto: Steven Tee / LAT Images

Pero Mercedes no picó, ya que estaba tratando de hacer que los ultrablandos duraran hasta el momento en el que la lluvia pudiera obligar a cambio a intermedios. El equipo alemán también confiaba en que Hamilton entraría en escena si llegaba la amenaza de lluvia, e incluso si no lo hacía, ya que había dudas reales sobre la estrategia de solo una parada saliendo con ultrablandos, ya que el blistering (ampollas) era una amenaza seria en una pista caliente y en seco.

Había otra razón por la cual Ferrari hizo entrar a Raikkonen en la vuelta 14: para tapar a Hamilton, que iba remontando a través de la parrilla. El Ferrari #7 volvió justo delante del Mercedes #44 y, con un coche rápido y gomas nuevas, no tuvo problemas para alejarse de él.

Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H
Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H

Foto: Manuel Goria / Sutton Images

Kimi logró meterse en la ventana de hacer 'undercut' a Bottas y, al no tener que frenar a Hamilton, avanzó rápidamente.

Pero, en condiciones de seco, era muy poco probable que incluso Raikkonen, con fantásticas habilidades de gestión de neumáticos, hubiera logrado llegar a meta sin parar nuevamente. Estaba condenado a una estrategia a dos paradas.

Y esa es la tercera razón por la que Ferrari entró pronto, porque nadie estaba realmente seguro de nada: si llovería, si no llovería, o si en una carrera con calor y en seco las ampollas permitirían ir a una parada.

Así que, al dividir las estrategias, Ferrari pensó que estaba en la mejor situación posible para ganar.

Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H and Sebastian Vettel, Ferrari SF71H
Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H y Sebastian Vettel, Ferrari SF71H

Foto: Manuel Goria / Sutton Images

Tácticas de equipo entran en juego

Habiendo jugado ya su baza como equipo con Raikkonen en la primera parada, Ferrari tuvo otra decisión que tomar cuando Vettel paró en la vuelta 25. Salió por detrás de su compañero, pero con neumáticos 11 vueltas más frescos y una estrategia diferente.

Eso presentaba una especie de conflicto: con la esperada lluvia, ninguno de los pilotos querría ir detrás del otro, ya que así tendría que hacer cola en el pitlane para cambiar a neumáticos intermedios detrás de su compañero, perdiendo tiempo y posiciones.

También hacía que Vettel pudiera perder el efecto de los neumáticos nuevos que le podían alejar de los Mercedes, ya que yendo detrás de Raikkonen desgastaría antes las gomas.

"Esto se está volviendo tonto", le dijo al equipo por la radio. "¿No veis las temperaturas de los neumáticos? ¿A qué estáis esperando?"

Vale la pena recordar que en el GP de Francia, Vettel, con neumáticos gastados, recibió instrucciones de dejar pasar a Raikkonen quien, con Pirelli más nuevos en los últimos compases, pudo superar a Raikkonen y llegar al podio. Al fin y al cabo, es un deporte de equipo.

Esta situación duró hasta la vuelta 39, cuando Ferrari, presionado por Vettel, pidió a Raikkonen, no sin rodeos, que dejara pasar al alemán.

Sebastian Vettel, Ferrari SF71H, Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H
Sebastian Vettel, Ferrari SF71H, Kimi Raikkonen, Ferrari SF71H

Foto: Andy Hone / LAT Images

Después de haber empezado el turno de paradas en boxes ejerciendo presión sobre el único Mercedes con opciones, Ferrari se encontró con los papeles cambiados, ya que el equipo de las flechas de plata tenía a sus dos coches en la batalla y podía apretar más.

Al salir con neumáticos blandos, Hamilton tenía mucha más flexibilidad en su estrategia porque podía rodar más tiempo hasta que la situación meteorológica se aclarara. Mientras informaba de que tal vez a sus gomas le quedaban una o dos vueltas, Mercedes tenía la información de que habría una lluvia corta e intensa, que llegaría a la curva 6 y probablemente no se extendería mucho más por la pista.

Eso dio al equipo la idea de que deberían seguir con el plan original, que consistía en hacer entrar a Hamilton para montar ultrablandos, como habrían hecho en una carrera completamente seca. Los ultrablandos tendrían una mejor tracción en una pista resbaladiza que los neumáticos blandos de los Ferrari, Bottas y Max Verstappen, en el caso de que solo fuera una breve lluvia.

Fernando Alonso, McLaren MCL33
Fernando Alonso, McLaren MCL33

Foto: Mark Sutton / Sutton Images

Sauber, McLaren y Red Bull pusieron intermedios cuando la pista empezó a estar mojada, pero resultó ser la decisión equivocada. Charles Leclerc, Fernando Alonso y Verstappen pronto se vieron obligados a volver a quitarse esos neumáticos de lluvia sobrecalentados.

Las precipitaciones llegaron en dos tandas, la segunda más intensa que la primera. Los tiempos por vuelta cambiaron mucho, pero Hamilton, con ultrablandos nuevos, podía remontar segundos a Vettel y Raikkonen, con desgastados blandos.

Se puede sugerir que el accidente de Vettel llegó por la presión a la que le estaba sometiendo Hamilton en situaciones adversas. Y, del mismo modo, hay quien podría decir que su situación se había visto agravada por haber estado varias vueltas detrás de Raikkonen.

Sebastian Vettel, Ferrari SF71H crashes out of the race
Sebastian Vettel, Ferrari SF71H crashes out of the race

Foto: Hasan Bratic / Sutton Images

Pero sería correcto decir que una vez que Hamilton puso ultrablandos en una pista húmeda y Vettel perdía dos segundos por vuelta, el de Ferrari estaba en una posición en la que no podía parar otra vez sin perder la carrera.

Y posiblemente, como en Singapur el año pasado, era consciente de que cuando las condiciones cambian con la lluvia, la amenaza de Hamilton aumenta y eso requiere una respuesta.

Mercedes no mostró mucha calma en esa parte de la carrera, ya que perdió tiempo en la segunda parada de Bottas al no tener preparados los neumáticos. Y, mientras tanto, tuvieron una conversación con Hamilton que provocó una infracción del inglés perdonada con una reprimenda por los comisarios.

Fue todo por cubrirse de Raikkonen, que entró una vuelta más tarde, quedándose detrás de Bottas.

El último movimiento de Hamilton a la izquierda, y sobre la hierba, efectivamente le hizo ganar la carrera. Habría perdido tiempo detrás de Bottas, incluso bajo un Safety Car, y con su compañero de equipo con neumáticos más nuevos y la posición de pista ganada, el finlandés habría ganado la carrera.

Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 W09, and Valtteri Bottas, Mercedes AMG F1 W09, wave in celebration of victory
Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 W09, y Valtteri Bottas, Mercedes AMG F1 W09

Foto: Glenn Dunbar / LAT Images

El informe de estrategia UBS de la carrera está escrito por James Allen con aportes y datos de varios estrategas de equipos de F1 y de Pirelli.

Gráfico de la carrera

Race history

Aportado por Williams Martini Racing

El número de vueltas está en el eje horizontal; la diferencia respecto al líder está en el eje vertical. 

Una señal positiva es una curva hacia arriba, ya que el combustible disminuye. Una señala negativa, es una curva hacia a bajo cuando la degradación se activa.

Uso de neumáticos en la carrera de Alemania

Tyre history
Siguiente artículo
Sergio Marchionne, el líder que dio la vuelta a Ferrari

Artículo Anterior

Sergio Marchionne, el líder que dio la vuelta a Ferrari

Siguiente artículo

La FIA sigue viendo legal el Ferrari pese a las sospechas de sus rivales

La FIA sigue viendo legal el Ferrari pese a las sospechas de sus rivales

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Evento GP de Alemania
Lugar Hockenheimring
Autor James Allen