El efecto Verstappen

Nuestro experto Fernando Tornello alienta a Max Verstappen a continuar manejando fiel a su estilo y asegura que el holandés es el que aporta la lucha en pista que los aficionados de la Fórmula 1 desean ver.

Aún antes de los sucesos ocurridos durante el Gran Premio de Bélgica del último domingo, pero mucho más ahora, todos hablan de Max Verstappen, dentro y fuera de la F1. Max no cumplió 19 años todavía pero se ha ganado un espacio importante en la consideración de la gente. Algunos lo elogian, otros lo critican.

Luego de varias décadas junto a la categoría reina es notable ver cómo los ciclos se repiten. No le cayó nada bien a Alain Prost la llegada de Ayrton Senna, a mediados de los '80, como tampoco a Ayrton le provocó placer la aparición fulgurante de un joven llamado Michael Schumacher. Ni a éste cuando Fernando Alonso y Juan Pablo Montoya desafiaron sus condiciones.

Durante el nuevo milenio la Fórmula 1 no vive sus mejores momentos. Hay muchas carreras y campeonatos previsibles, equipos que dominan por varios años, reglas difíciles de digerir y muchas otras cosas. Lo que no falta es la calidad de los pilotos. A los grandes campeones como Alonso, Vettel, Hamilton, Raikkonen y Button se sumaron nuevas figuras como Ricciardo, Rosberg, "Checo" Pérez, Hulkenberg y Max Verstappen.

El chico que mueve multitudes vestidas de naranja está desafiando al establishment y los campeones se quejan. Es cierto que comete errores y todavía debe aprender unas cuantas materias, pero también que es el que brinda el espectáculo que mucha gente quiere ver.

Largó mal en Spa, ante una cantidad de fans llegados de Holanda y con la responsabilidad de hacerlo en primera fila. Muchos pilotos fallaron largadas en momentos especiales. Hamilton, Rosberg, Raikkonen, Vettel y hasta Schumacher en aquella carrera en Suzuka que definía un título. ¿Porqué no aceptar que Max también podía hacerlo?

Ya antes de llegar a la primera curva intentó recuperarse, lo que no está prohibido por el reglamento, y emparejó a las Ferrari, sin bloquear las ruedas, controlando el auto por la parte interna. Allí sobrevino el toque de la polémica. Vettel encerró a su compañero, Kimi no tenía espacio para irse fuera de la pista por la cuerda interna y comenzaron las discusiones. Me quedé con la certeza de que Sebastian carga con las culpas de la maniobra, a su izquierda tenía muchos metros de pista libre y él sabe cómo es La Source y los accidentes que provoca. Desde 2007 que pasa todos los años por esa curva.

En ese punto, los hombres de Ferrari debieron justificar el golpe y se ofuscaron contra Max. Ya hacía varias carreras que venían enojados contra cualquiera que se les cruzara en el camino. Ferrari vive momentos muy especiales, duros, está en caída con relación a Mercedes y Red Bull y la tensión aflora por todos lados. Para colmo, ahora llega Monza, con el GP de Italia tan amado por los de Maranello. Ojalá se recuperen pronto, hace cuatro carreras que no suben al podio. La F1 precisa a Ferrari en lo más alto.

Durante el GP belga, Verstappen realizó muchas maniobras defensivas, especialmente contra Raikkonen. A Kimi no le gustaron y aseguró que Max "va a causar un gran accidente". Desde mi punto de vista no cometió infracciones, no barrió la pista más de una vez, como si lo hizo Hulkenberg contra Alonso. Verstappen es el que aporta la lucha en pista que la mayoría quiere ver, el que no se rinde fácilmente, el que intenta volver a superar al que lo doblegó recién y el que realiza los sobrepasos más inesperados en los lugares menos pensados. Y eso es lo que les molesta a sus rivales. Espero que nunca se domestique, que no entre en la 'caja' en que quieren meterlo. Debe madurar pero los grandes campeones siempre fueron fieles a su estilo.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Análisis