Los daños del Red Bull de Verstappen, ¡menos de los esperados!

El accidente de Max Verstappen en el GP de Azerbaiyán a más de 300 km/h hizo suponer importantes destrozos en el Red Bull, pero los análisis han sorprendido.

Los daños del Red Bull de Verstappen, ¡menos de los esperados!

Max Verstappen sufrió un imponente accidente en plena recta de meta del circuito de Bakú la semana pasada a cinco vueltas del final, cuando su neumático trasero izquierdo reventó mientras circulaba a 300 km/h. El holandés salió ileso, pero su monoplaza quedó visiblemente dañado.

Red Bull perdió 25 puntos con el accidente y las impactantes imágenes hicieron pensar que el monoplaza había quedado para el desguace. Pero los análisis del equipo de Milton Keynes parecen indicar lo contrario.

Max Verstappen, Red Bull Racing da una patada al neumático Pirelli

Max Verstappen, Red Bull Racing da una patada al neumático Pirelli

El piloto, una vez fuera de la cabina, no dudó en dar una patada a la rueda trasera izquierda que le privó de una victoria que tenía en el bolsillo y que solo un fallo inesperado le arrebató.

Verstappen tuvo suerte porque consiguió liberar mucha energía cinética al llegar a las protecciones, pero es justo destacar que el RB16B salió del accidente con muy pocos daños, demostrando la calidad de los monoplazas actuales.

El coche dañado de Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B

El coche dañado de Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B

El coche de Milton Keynes no sufrió ningún daño estructural en el chasis, mientras que habrá que comprobar la integridad de la transmisión, que, debido al abandono, puede ser sustituida sin sufrir ninguna penalización, al igual que la unidad de potencia, dado que el equipo cambiará a la unidad 2 en Francia (de las tres permitidas).

Si no fuera por la suspensión trasera izquierda dañada debido al neumático pinchado, el RB16B no habría sufrido tantos daños como el Mercedes W12 de Valtteri Bottas o el Williams FW43 de George Russell en el accidente protagonizado en Imola. 

Más de F1:

El coche dañado de Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B

El coche dañado de Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B

En la parte delantera bastaría con sustituir el alerón, ya que la carrocería permaneció intacta. En la la parte trasera solo hubo un abollón en la estructura deformable y poco más. Teniendo en cuenta la magnitud del accidente, el holandés salió muy bien parado, dado que las cosas fueron mucho peor en el Aston Martin de Lance Stroll, que se había estrellado unos cientos de metros antes durante la vuelta 29.

compartidos
comentarios
El Ferrari de F1 con tracción total que no fue

Artículo Anterior

El Ferrari de F1 con tracción total que no fue

Siguiente artículo

Mercedes F1 no cambiará sus planes 2022 por dos carreras malas

Mercedes F1 no cambiará sus planes 2022 por dos carreras malas