El conflicto de la televisión moderna en la F1: abierto vs pago

La apasionante lucha por el título de la Fórmula 1 entre Lewis Hamilton y Max Verstappen está siendo un gran éxito entre los aficionados, ya que en varios países se está produciendo un aumento de las audiencias televisivas.

El conflicto de la televisión moderna en la F1: abierto vs pago

Ahora que la F1 se dirige hacia su evento más reconocido en Mónaco, que ha sido regularmente una de las carreras más vistas por televisión en los últimos años –la temporada pasada no porque no se celebró–, todo indica que tendrá otra gran cifra de audiencia.

La batalla por el título más reñida desde hace años ha reabierto el debate sobre si el campeonato está perdiendo o no por no emitirse en abierto en tantos mercados como sea posible.

Recientemente, Lewis Hamilton habló sobre el hecho de que la F1 se emita en tantos países en formatos de pago: "Así es el mundo hoy en día y no hay mucho que podamos hacer al respecto. Entiendo a la gente que no puede permitirse tener televisión de pago, Sky o lo que sea".

Sin embargo, el debate entre los pros y los contras de la televisión en abierto frente a la de pago no es nuevo, y ha dividido a los aficionados del Reino Unido en particular desde que Sky adquirió por primera vez los derechos de la F1 en 2012.

Durante gran parte del tiempo, el debate se ha centrado simplemente en si las consecuencias de la caída de las audiencias televisivas en directo merece el dinero extra que pueden ofrecer los canales de pago.

Pero la realidad es que las amenazas y las oportunidades que ofrece la televisión de pago tienen muchos más matices que las simples cifras de un domingo por la tarde.

Las ventajas extra de la televisión de pago

 

Las cifras de audiencia en televisión de la F1 alcanzaron su punto máximo en 2008, cuando hubo 600 millones de espectadores únicos ese año.

El cambio gradual hacia los canales de televisión de pago ha hecho que las cifras se reduzcan constantemente, pasando de 490 millones en 2018, a 471 millones en 2019 y 433 millones en 2020 –el año pasado estuvo afectado por la COVID-19 y un calendario más corto–.

Aunque a nivel global la tendencia ha sido clara, algunos mercados lo están haciendo bien. Estados Unidos ha obtenido cifras récord este año, e incluso en 2020, con carreras solo en Europa y Asia –fuera del huso horario estadounidense– hubo un crecimiento del 1%.

No hay duda de que la F1 tendría más audiencia en general si volviera a ser completamente gratuita. Pero, ¿este cambio y unas mejores cifras televisivas serían realmente beneficiosas para el campeonato?

Relacionado:

El director de derechos de los medios de comunicación de la F1, Ian Holmes, se muestra especialmente escéptico al respecto.

Aunque reconoce que la televisión en abierto siempre tendrá más espectadores que la de pago, entender realmente qué es lo mejor en general para el campeonato es algo mucho más complicado de apreciar.

Hay otros factores, como el compromiso de cobertura total y el tremendo marketing que compañías como Sky hacen para promocionar su contenido de F1, que se suman para impulsar la exposición general del campeonato

"No tiene sentido comparar el directo gratis con el de pago", dice. "Lo que hemos comprobado, y no es solo en el caso de Sky, porque también se podría decir de Canal+ en Francia, una plataforma de televisión de pago bastante consolidada, es la cantidad de marketing que hay detrás de sus derechos premium, y la forma de impulsar su contenido. Va más allá de sus ratios de directo y demás".

"Tuvimos más exposición que nunca antes de que empezara la temporada, cuando alcanzamos el primer acuerdo con Sky. Recuerdo ir conduciendo y ver carteles publicitarios enormes por todas partes. Nunca antes habíamos tenido eso".

"No se trata solo de saber cuál es la audiencia televisiva. Se trata de cómo van a apoyar el campeonato. ¿Cómo van a comercializarlo? ¿Cuánto tiempo pueden dedicarle?".

"Y, en última instancia, hay que analizarlo a lo largo de una temporada".

"Si coges un gráfico [de audiencias] de una carrera en directo, por supuesto que va a ser menor. Pero la cuestión es cómo crecerá y se desarrollará esa audiencia a lo largo de la temporada".

"Es algo más que si es gratis o de pago. Quiero decir, seamos sinceros, aparte de los eventos cuatrienales como los Juegos Olímpicos, el Mundial y la Eurocopa [de fútbol], casi no queda ningún deporte de primer nivel en televisión en abierto. Y hay una razón para ello".

Mercados diferentes

 

Para la F1, tener presencia absoluta en una plataforma comprometida como Sky, que puede dar cobertura las 24 horas del día con un nivel de exposición que no es posible en muchos canales en abierto, aporta claros beneficios, para los equipos, los patrocinadores y los aficionados, que van más allá del impacto financiero de un acuerdo que está valorado en más de 1.200 millones de euros a lo largo de sus seis años.

Eso no quiere decir que la F1 esté obsesionada solo con buscar la plataforma que mejor pague en cada país. Cuando alcanza un acuerdo, quieren asegurarse de que lo que tienen en marcha funcione más allá de las cifras.

Por supuesto, cualquier acuerdo con una cadena de pago repercutirá en las cifras de audiencia respecto a la televisión en abierto el domingo por la tarde, pero lo que importa es ese impacto en su conjunto a lo largo de la temporada.

Y, en algunos mercados, el impacto de la televisión de pago sería demasiado grande, por lo que cambiar de plataforma no sería bueno para la F1. Por lo tanto, es mejor seguir en abierto.

Datos de 2020:

"Podemos adoptar una postura diferente en un mercado en desarrollo o en uno desarrollado", explica Holmes. "Podríamos tomar una posición diferente en un lugar como Singapur o la India, donde uno es diminuto y el otro es enorme".

Más allá de eso, los acuerdos deben sopesar los de contenidos digitales extra y si la plataforma propia de la F1, F1TV, puede ser un complemento para los espectadores de ese país.

Contenido digital

 

Actualmente, no se puede juzgar el interés en un deporte únicamente por sus cifras de audiencia en televisión.

El número de telespectadores es solo una de las cifras que miden la popularidad de un deporte, y los aficionados a la F1 nunca han estado tan comprometidos con el campeonato ni han tenido acceso a tantos contenidos como ahora.

Si anteriormente Bernie Ecclestone despreció a cualquiera que sugiriera que la F1 debía ofrecer contenido gratuito en redes sociales, bajo el reinado de Liberty Media se ha producido un cambio de enfoque total.

Una campaña agresiva en plataformas como Facebook, Twitter, Instagram y TikTok ha ayudado a la F1 a convertirse en la segunda competición deportiva con el crecimiento más rápido en el mundo, aunque partiendo de una base baja, poniéndo al día.

Con un total de casi cinco mil millones de visualizaciones de vídeos en internet el año pasado, los equipos, los pilotos y los patrocinadores están recibiendo más visitas que nunca.

En lugar de que los contenidos en las redes sociales se vean como algo negativo, ya que podría dar a los aficionados una excusa para no suscribirse a una televisión de pago, la opinión de la F1 es que en realidad es beneficioso para atraer a un público diferente.

Lee también:

"Hay muchas pruebas que sugieren que el contenido que nosotros o cualquier otra persona publica, complementa los derechos que pagan nuestros principales socios de retransmisión", dice Holmes.

"Ese marketing y todo eso es absolutamente esencial. Hay una parte de la gente, del grupo demográfico más joven y otros, que no van a sentarse a ver la carrera de todos modos".

"No le estás quitando la atención a quien ve la carrera en directo. Lo que puedes hacer es convertirlos. Creo que todo el mundo reconoce el valor de eso".

El impacto en Alemania y Brasil

 

Este año, sin embargo, ha habido dos movimientos significativos en el panorama televisivo de la F1, con el cambio de canal en dos grandes mercados como Alemania y Brasil.

Ambos ejemplos demuestran por qué el mero hecho de mirar las cifras de audiencia de las carreras del domingo por la tarde no proporciona una visión perfecta de los pros y los contras de los cambios.

En Alemania, la cadena en abierto RTL dejará de retransmitir todas las carreras y solo dará cuatro grandes premios, mientras que Sky contará con todas las sesiones en directo.

El fin del acuerdo con RTL fue un gran acontecimiento para Alemania, pero Holmes dice que la disminución de los ingresos publicitarios de las cadenas en abierto en realidad significó que ya no tenía sentido financiero su continuidad.

"Lo que hemos visto en el transcurso de los últimos nueve años en las renovaciones con RTL refleja dónde se encuentra la televisión comercial en abierto en el mundo del pago de derechos", dijo. "Con cada renovación, los derechos bajaban".

"Son un negocio, y no pueden vender su publicidad en las cifras que antes podían. En cuanto a la publicidad, aunque la cantidad destinada probablemente sea la mismo, ahora se reparte en diferentes áreas y lo digital absorbe una parte cada vez mayor".

Más de F1:

La F1 también confía en que el mercado alemán está preparado para el paso a la televisión de pago, ya que la penetración de Sky Germany ha mejorado.

Por lo tanto, aunque acepta que las cifras de la televisión en directo en Alemania se reducirán en los eventos que no emite RTL, el contenido adicional que se emite como parte del acuerdo de la F1 en Sky Sports News, además de ARD y ZDF, debería equilibrar las cosas en términos de la exposición de la F1 durante toda la temporada.

En Brasil, la F1 cambió su antiguo socio Globo por la pequeña cadena en abierto Bandeirantes. Allí no tenía sentido pasarse a una televisión de pago.

"Brasil era un mercado demasiado importante desde el punto de vista del tamaño para que nos planteáramos incluso una televisión de pago parcial", explica Holmes.

"Y lo que Bandeirantes no tiene en términos de cuota de mercado en comparación con Globo, [lo compensa] su interés por los derechos. Globo solo tiene un canal, por lo que entrar en él con todas las telenovelas, que dan enormes audiencias, era muy difícil".

"Bandeirantes tiene un compromiso mucho más grande para emitir todas las carreras y las sesiones de clasificación a lo largo del año. Hace años que Globo no emite un evento de América, aparte del brasileño, en directo".

"De todas las sesiones de clasificación, normalmente emitían entre dos y cuatro minutos en otro programa. Así que ahora tenemos todas las carreras y la sesiones de clasificación en directo en la televisión en abierto de Bandeirantes".

"Bandeirantes es dueña de Band sport, así que emitirá todas las sesiones de entrenamientos y la F2 y la F3, que también es importante".

"Y además, para satisfacer a los fanáticos de la F1, pudimos lanzar F1TV en el mercado. Antes no había estado en el mercado".

"En un mercado de ese tamaño, eso no va a cambiar significativamente la exposición general, pero proporciona una oportunidad extra de visualización para los aficionados insaciables".

"Teniendo en cuenta que Alemania y Brasil tienen tanta población, no cabe duda de que las cifras disminuirán un poco, pero no estoy seguro de que lo hagan hasta el punto de que estemos [globalmente] por debajo del año pasado. Los indicios en el resto de países son realmente buenos".

Mayor aceptación

 

Una cosa importante que hay que entender es que el mercado del negocio de la televisión–y sobre todo la actitud de los consumidores respecto a los contenidos de pago– ha cambiado drásticamente en los últimos años.

Mientras que antes los aficionados eran rehacios a la existencia de contenidos de F1 que no fueran en abierto, la enorme popularidad de la serie Drive to Survive de Netflix demuestra que no hace falta que sea gratis para tener éxito.

Análisis:

La disposición cada vez mayor de la gente a pagar por contenidos de calidad, sobre todo a medida que la televisión de pago exige cada vez más exclusividad, parece haber provocado un impulso positivo en las cifras de audiencia de Sky en el Reino Unido.

La última vez que Channel 4 retransmitió en abierto todas las carreras en directo en 2018, atrajo a unos dos millones de espectadores de media, mientras que Sky obtuvo menos de un millón.

En el inicio de la temporada de este año en Bahrein, Sky consiguió su mayor cifra hasta ese momento, con una media de 1,98 millones viendo la carrera y un pico de 2,23 millones.

También hay señales de crecimiento en mercados clave. El año pasado, la F1 registró un crecimiento del 43% en China, del 28% en los Países Bajos y del 71% en Rusia.

Tiempo de cambio

 

Pero al igual que el desarrollo de los coches de F1 nunca se detiene, su modelo de negocio televisivo cambia constantemente.

Dentro de 10 años, es difícil predecir si todos veremos la F1 en Movistar+, Sky, Amazon, Netflix, YouTube, F1TV, en sitios web como Autosport o en plataformas bajo demanda como Motorsport.tv.

De hecho, incluso podríamos estar viéndola en algo que ahora mismo ni siquiera existe. Pero una cosa sigue siendo segura: el deporte de primera nivel es perfecto para la televisión en directo y eso es lo que atrae a las cadenas de televisión a pagar mucho dinero. Eso en sí mismo es un gran impulso para la salud de la F1 a largo plazo.

Cuando se le preguntó cómo veía el negocio de la televisión en la próxima década, Holmes contestó: "Veo un escenario en el que el deporte seguirá siendo un contenido de primer orden".

"Gran parte de su valor está en el directo. No hay muchas otras cosas que requieran esa experiencia en directo. Así que es una especie de Premium Plus. Por lo tanto, la gente lo buscará, y mantendrá el valor".

"Creo que lo más importante para nosotros es asegurarnos de que nuestro contenido sea el mejor posible. Y con esto quiero decir que hay un contenido en pista que otras personas mucho más inteligentes que yo supervisan, que es el buen reglamento, cómo se construyen los coches y la naturaleza competitiva de las carreras".

Los detalles de los coches de la Fórmula 1 2021

Detalle del suelo del Mercedes F1 W12
Detalle del suelo del Mercedes F1 W12
1/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle de los pontones del Williams FW43B
Detalle de los pontones del Williams FW43B
2/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Aston Martin AMR21
Detalle del Aston Martin AMR21
3/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Red Bull RB16B
Detalle del Red Bull RB16B
4/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Aston Martin AMR21
Detalle del Aston Martin AMR21
5/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Aston Martin AMR21
Detalle del Aston Martin AMR21
6/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Aston Martin AMR21
Detalle del Aston Martin AMR21
7/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Aston Martin AMR21
Detalle del Aston Martin AMR21
8/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Aston Martin AMR21
Detalle del Aston Martin AMR21
9/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Red Bull RB16B
Detalle del Red Bull RB16B
10/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle trasero del Ferrari SF21
Detalle trasero del Ferrari SF21
11/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Red Bull Racing RB16B
Detalle del Red Bull Racing RB16B
12/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Red Bull Racing RB16B
Detalle del Red Bull Racing RB16B
13/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Red Bull Racing RB16B
Detalle del Red Bull Racing RB16B
14/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del suelo del Mercedes F1 W12
Detalle del suelo del Mercedes F1 W12
15/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del suelo del Mercedes F1 W12
Detalle del suelo del Mercedes F1 W12
16/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del Aston Martin AMR21
Detalle del Aston Martin AMR21
17/31

Foto de: Giorgio Piola

Detalle del alerón trasero del Alpine A521
Detalle del alerón trasero del Alpine A521
18/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle del alerón delantero del Red Bull Racing RB16B
Detalle del alerón delantero del Red Bull Racing RB16B
19/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle de los pontones del Mercedes W12
Detalle de los pontones del Mercedes W12
20/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle de los pontones del Ferrari SF21
Detalle de los pontones del Ferrari SF21
21/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle de los pontones del AlphaTauri AT02
Detalle de los pontones del AlphaTauri AT02
22/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle del alerón trasero del Aston Martin AMR21
Detalle del alerón trasero del Aston Martin AMR21
23/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle trasero del Ferrari SF21
Detalle trasero del Ferrari SF21
24/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle del McLaren MCL35M
Detalle del McLaren MCL35M
25/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle del fondo plano del Red Bull Racing RB16B
Detalle del fondo plano del Red Bull Racing RB16B
26/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle del alerón trasero del Red Bull Racing RB16B
Detalle del alerón trasero del Red Bull Racing RB16B
27/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle del alerón trasero del Red Bull Racing RB16B
Detalle del alerón trasero del Red Bull Racing RB16B
28/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle trasero del Haas VF-21
Detalle trasero del Haas VF-21
29/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle trasero del Red Bull Racing RB16B
Detalle trasero del Red Bull Racing RB16B
30/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Detalle trasero del Red Bull Racing RB16B
Detalle trasero del Red Bull Racing RB16B
31/31

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

compartidos
comentarios
Mazepin: "La opinión pública cambiará si logro resultados mejores"
Artículo Anterior

Mazepin: "La opinión pública cambiará si logro resultados mejores"

Siguiente artículo

"La familia Williams debería haber vendido el equipo de F1 antes"

"La familia Williams debería haber vendido el equipo de F1 antes"