Cómo afecta a Carlos Sainz el cambio Kvyat/Verstappen

compartidos
comentarios
Cómo afecta a Carlos Sainz el cambio Kvyat/Verstappen
Jacobo Vega
Por: Jacobo Vega , Director
6 may. 2016 8:11

Los principales afectados en la decisión de Red Bull son Max Verstappen y Daniil Kvyat. Sin embargo, el movimiento produce un efecto dominó que también afecta a Carlos Sainz y Daniel Ricciardo. Analizamos cómo le influye al español.

Carlos Sainz Jr., Scuderia Toro Rosso con su padre Carlos Sainz
Chica de la parrilla para Carlos Sainz Jr., Scuderia Toro Rosso STR11
Carlos Sainz Jr., Scuderia Toro Rosso STR11
Dr Helmut Marko, Red Bull Racing Team Consultor con Max Verstappen, Scuderia Toro Rosso
Daniel Ricciardo, Red Bull Racing, Carlos Sainz Jr., Scuderia Toro Rosso, y Max Verstappen, Scuderia
Carlos Sainz Jr., Scuderia Toro Rosso y Max Verstappen, Scuderia Toro Rosso
Daniil Kvyat, Red Bull Racing y Carlos Sainz Jr., Scuderia Toro Rosso
Daniel Ricciardo, Red Bull Racing, Daniil Kvyat, Red Bull Racing, Max Verstappen, Scuderia Toro Ross
Carlos Sainz Jr., Scuderia Toro Rosso STR11

Siendo evidente que Max Verstappen es el gran ganador de la sorprendente jugada de Red Bull y Daniil Kvyat el peor parado del cambio de equipo, hay otros dos pilotos que se han visto afectados por la decisión tomada por la marca de las bebidas energéticas durante la temporada.

Ricciardo y Sainz son los dos actores pasivos de la historia. Visto lo visto, el australiano no debe de estar muy tranquilo y no puede permitirse ningún desliz, porque está claro que Verstappen llega para ganarle y no va a ser un hueso fácil de roer. Es posible que Ricciardo tenga un pie fuera de Red Bull, pero aún así, no puede dejarse comer el terreno, y tendrá la presión de ser el experto, de conocer el equipo y de haber pilotado el RB12 desde su nacimiento. Si gana a Max entrará dentro de lo normal, pero si pierde puede ver tambalearse su posición de primer piloto, situación que ahora ocupa.

¿Y Carlos? Queda en una situación que al principio parecía mala, pero que con el paso de las horas hace pensar que no lo tiene tan mal. No hay que negar que en Toro Rosso estaba en una posición un tanto descompensada con respecto a Verstappen, que es el ojito derecho – dicho esto sin segundas – de Helmut Marko. Ahora se va a tener que partir el cobre con Kvyat, al que conoce perfectamente desde hace muchos años, que llega en una situación de debilidad y que no va a tener esos sutiles tratos de favor que tenía Max.

Sainz ha demostrado que es rápido, listo, trabajador y que compite tan bien como el que más. Ha luchado de igual a igual con la gran sensación de la F1 y ahora, sin relajarse, podrá trabajar mucho más tranquilamente. Sólo hará falta un poquito de esa suerte que hasta ahora le da la espalda, y que la fiabilidad respete al Toro Rosso.

La clave será que consiga superar a Kvyat. Si Ricciardo cambia de aires a final de año y el madrileño mejora el rendimiento del ruso, probablemente le den la oportunidad que le están dando ahora a Verstappen. Me consta la gran confianza que Christian Horner tiene en Carlos desde aquel test que hizo en Silverstone en 2013 y sería el recambio lógico si se dan estas circunstancias.

Y si la alineación de Red Bull en 2017 finalmente es la misma que disputará lo que queda de mundial (Ricciardo-Verstappen), aún quedará la opción que Marko siempre ha defendido: que un piloto necesita tres años en Fórmula 1 antes de dar el salto a un grande. En ese sentido, Sainz tendría todo lo necesario, talento y experiencia, para ser el primer piloto de Toro Rosso también el año próximo.

Siguiente artículo de Fórmula 1
Xevi Pujolar confirma que no continúa en Toro Rosso

Artículo Anterior

Xevi Pujolar confirma que no continúa en Toro Rosso

Siguiente artículo

McLaren estrenará en España suelo nuevo, alerones y carrocería

McLaren estrenará en España suelo nuevo, alerones y carrocería
Cargar comentarios