Análisis técnico: Los mayores retos a los que se enfrenta Verstappen

Muy pocos dudan de que Max Verstappen tenga el talento necesario para triunfar en la F1, pero sería una tontería pensar que será capaz de ofrecernos su mejor versión desde este mismo fin de semana.

En la F1 de hoy en día no existe aquello de aclimatarse a un nuevo coche, un nuevo equipo y un nuevo entorno. Aunque Toro Rosso y Red Bull compartan dueño y adhesivos, ahí terminan las similitudes.

El mismo Verstappen admitió en la televisión holandesa que "es un coche completamente nuevo. Es más aerodinámico, un poco más pequeño y la posición del asiento es distinta. Necesito acostumbrarme a él y aunque de momento todo está bien, es pronto para decir nada porque ni siquiera he pilotado el coche. Quizás tras la primera sesión libre podré hacer algunos ajustes."

Las  diferencias

Realmente el STR11 y el RB 12 son mundos aparte, no sólo por utilizar dos tipos de motores, también por sus distintos niveles de carga aerodinámica y esto requiere un estilo de conducción diferente.

Algo que será realmente un reto para Verstappen es el volante, ya que no sólo tiene una forma distinta, también tiene otras funcionalidades.

Eso significa que no se puede simplemente coger los controles del STR11 y moverlos al RB12. Necesitan un aprendizaje desde cero, lo que significa afrontar una curva de aprendizaje.

 

Volante de Toro Rosso

 

Scuderia Toro Rosso STR11 steering wheel
Scuderia Toro Rosso STR11, volante

Foto: XPB Images

Volante de Red Bull

 

Scuderia Toro Rosso STR11 steering wheel
Red Bull Racing RB12, volante

Foto: XPB Images

Los dos comparten algunas similitudes, con los mismos rotatorios en el panel central del volante, pero la comparación termina ahí ya que los reglajes que se pueden cambiar en cada coche son muy distintos.

Además, muchos de los botones están situados en la parte de arriba en el Red Bull en vez de alrededor del panel central, haciendo que las decisiones rápidas tengan una distinta expectativa.

 

The state of the art Red Bull Racing simulator
Simulador de Red Bull Racing

Red Bull Content Pool

En esta era de la simulación, Verstappen habrá gastado, probablemente, muchas horas en Milton Keynes usando el simulador, perfeccionando la habilidad requerida para dominar el mucho más complicado volante del RB12.

Después de todo, el simulador ofrece al piloto una inmensa ventaja ya que no sólo le da una réplica del entorno de la física real del coche, también es una plataforma de pruebas para chequear los procedimientos como las salidas, los posibles fallos de motor, etc...

Esto es algo inestimable para el piloto ya que le ayuda a una mejor comprensión de que debe de hacer cuando suceda un problema y quizás es algo que le pueda ayudar a obtener un buen resultado.

Como si fuera un cambio de una consola de videojuegos a otra, a Verstappen le llevará tiempo ajustarse a una nueva ergonomía y será interesante ver como Red Bull adapta el volante comparado con el que han usado Ricciardo y Kvyat.

Después de todo, cada piloto es único y su trabajo con los ingenieros y los diseñadores puede ser la clave del proceso de familiarización.

Hay, al menos, una cosa que ayudará a Verstappen: ha utilizado el motor Renault el año pasado y eso significa que muchos de los controles le serán familiares.

"Afortunadamente he pilotado con un (motor) Renault así que conozco los reglajes un poco," dijo. "Aunque la forma de operar todo es diferente entre un Toro Rosso y un Red Bull.

"El primer día en la fábrica he tenido que aprender muchas cosas y he tenido que estudiar muchos procedimientos. He empleado mucho tiempo en el simulador y ahora parece que está todo bajo control."

Veremos como rinde bajo el calor de la batalla en Barcelona.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de España
Pista Circuit de Barcelona-Catalunya
Pilotos Max Verstappen
Equipos Red Bull Racing
Tipo de artículo Análisis