Análisis: Por qué Ferrari todavía no tira la toalla

Sería un eufemismo decir que Ferrari no ha tenido el inicio de temporada 2016 de Fórmula 1 que se había esperado.

Habiendo llegado a la nueva temporada con el deseo de un comienzo ganador, el hecho de que Mercedes haya logrado todas las poles y se haya llevado todas las victorias ha producido un poco de decepción.

También han habido otros dolores de cabeza -incluyendo problemas de fiabilidad tanto para Kimi Raikkonen como para Sebastian Vettel, y por supuesto los puntos perdidos con los incidentes con Kvyat en China y Rusia.

Pero quizás lo más preocupante es que la tendencia de rendimiento no apunta a una reducción de la diferencia entre Mercedes y Ferrari, con las flechas plateadas gozando de su mayor ventaja de la temporada en la última carrera en Sochi.

Así que con los resultados en su contra, y al parecer que no tiene respuesta en términos de ritmo de carrera, ya hay gente que sugiere que las opciones de título para Ferrari en 2016 están acabadas.

Pero esa no es la manera en la que desde Maranello ven su situación, y todavía hay alguna razón para creer no sólo que hay mucho en juego aún esta temporada, sino también que pueden dar caza a Mercedes.

Juego de presión

Ferrari es muy consciente de que tiene que recuperar rápidamente el terreno perdido en las dos clasificaciones del campeonato (Mercedes tiene más del doble de puntos en constructores) y en términos de ritmo.

Pero en lugar de ser pesimista sobre lo que ha sucedido, el jefe de equipo, Maurizio Arrivabene, todavía cree que hay opciones, especialmente con Mercedes aparentando estar en el límite en términos de fiabilidad.

Y este área es el que le da a Ferrari una posibilidad, según Arrivabene.

"Si tienes delante de ti un equipo que ha ganado cuatro carreras de cuatro, no puedes ignorar que son muy fuertes", dijo tras el Gran Premio de Rusia.

"Pero si nos fijamos en lo que le pasó a Lewis (problemas de motor en clasificación), vemos que también han tenido problemas de fiabilidad.

"Tenemos que ejercer presión. Es nuestro primer objetivo.

"Todos sus problemas han ocurrido en un sólo coche, mientras los nuestros han aparecido en los dos. Pero todavía quedan 17 carreras, que es algo destacable, así que hay tiempo para marcar la diferencia".

Batalla de potencia

Ferrari introdujo una actualización de motor en el Gran Premio de Rusia que esperaba que le acercara a Mercedes en términos de potencia.

Pero el fin de semana pareció mostrar que no era el caso, y la diferencia de Mercedes en Sochi -el cuarto circuito más sensible a la potencia del calendario- pareció más grande que nunca.

El estado no fue ideal, pero para Arrivabene Rusia no fue motivo para pensar que sus esfuerzos habían sido en vano.

"Tuvimos un nuevo alerón trasero que no fue utilizado el sábado ni domingo porque teníamos la necesidad de desarrollar el DRS y no queríamos correr riesgos", añadió. "Utilizamos sólo el nuevo alerón delantero.

"En la unidad de potencia, se tomó la decisión de llevar el motor actualizado porque sabíamos que la pista no era la que tradicionalmente nos había ido mejor.

"Si hubiéramos tenido la oportunidad de clasificar en una mejor posición, entonces el resultado de carrera habría sido diferente, y el feedback en las vueltas rápidas era bueno".

De hecho, sólo en las pistas de potencia extrema es donde Arrivabene piensa que Ferrari es actualmente deficiente.

"Es obvio que Mercedes es muy fuerte -lo dije y lo repito. Pero teniendo claro eso, hay pistas en las que podemos meterles presión, como ocurrió en Melbourne, que fue una carrera que podríamos haber ganado.

"Pero en otros circuitos aún hay diferencia, especialmente en lugares como Sochi o Spa".

Ritmo de desarrollo clave

Ahora, Ferrari tiene que trabajar para maximizar sus oportunidades, lo que significa eliminar los problemas de fiabilidad y asegurarse de que su ritmo de desarrollo es mayor que el de Mercedes.

España no es una pista muy sensible a la potencia, así que debería al menos darnos una idea acertada de dónde está la batalla entre Ferrari y Mercedes en estos momentos.

Un factor que podría ir en contra de la Scuderia es que mientras Mercedes aún tiene 11 tokens de desarrollo disponibles para esta temporada, a Ferrari sólo le quedan seis.

Por lo tanto, y en teoría, la posibilidad de mejorar no es tan grande, al menos hasta el final de temporada, con el uso de los tokens siendo eliminado para 2017.

Cuando se le preguntó si este límite podría ser un problema para lo que queda de temporada, Arrivabene dijo: "No lo sé, pero es un problema que por suerte el año que viene no tendremos.

"Creo que en Maranello, si comparamos esta temporada con el año 2015, se ha realizado un gran trabajo en este punto. Y creo que hoy en día nuestra unidad de potencia no está tan atrás con respecto a la de Mercedes".

Pero estar detrás no es lo que Ferrari esperaba de 2016: querían estar por delante.

Por ahora el equipo todavía cree que puede hacerlo mejor. Ahora es el momento de convertir esa fe en resultados concretos sobre la pista.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Kimi Raikkonen , Sebastian Vettel
Equipos Ferrari
Tipo de artículo Análisis