Análisis: ¿Debería la F1 planear un futuro en Twitter?

Fue semana en que Twitter se convirtió en emisora al conocerse que la plataforma de microblogging se había asegurado los derechos para transmitir diez juegos de la NFL tras una disputa con otras redes sociales que incluyó a Facebook.

Se trata de un tipo de noticia que los fanáticos de la F1 solamente pueden esperar: un deporte que abraza activamente a las redes sociales, llegando a sus seguidores y obteniendo una limpia ganancia en el proceso.

El costo del acuerdo de Twitter aún no fue revelado, pero CBS y NBC pagaron recientemente $225 millones de dólares cada una por un acuerdo de cinco juegos con la National Football League de los Estados Unidos.

Cruelmente, el acercamiento online de la NFL llegó pocos días después de que se anunciara que la F1 terminará con el acceso a las carreras por televisión de aire en algunos mercados relevantes, con la noticia de que Sky había comprado los derechos para el Reino Unido a partir de 2019. El contraste entre los dos deportes es notorio.

Un área clave donde la F1 se diferencia de la NFL es la manera en que las televisaciones son manejadas en los dos deportes. En los Estados Unidos es habitual que diferentes emisoras compartan la cobertura de un deporte, por ejemplo con ESPN y NBC Sports diviendo entre ellos la mitad de una temporada.

Pero cuando las emisoras compran los derechos de la F1, lo hacen por toda la temporada. El Formula One Group no tiene el hábito de dividir sus acuerdos entre varias emisoras de una misma región.

Como organización, la NFL ha estado activa desde hace tiempo en las redes sociales, y es uno de los innovadores cuando se trata de proveer a los fanáticos a través de un rango de plataformas.

Además de transmitir los juegos, el acuerdo de la NFL tendrá contenido especial de detrás de escena en Periscope realizados por los equipos y jugadores, y habrá momentos destacados para que los fanáticos puedan compartir en sus redes.

En la F1, por otro lado, a los pilotos y equipos se les recordó recientemente que usar Snapchat y Periscpoe dentro del paddock viola los acuerdos que la categoría posee con las emisoras.

Como la F1, la NFL está buscando expandir su base global de fanáticos. Pero a diferencia de la F1, la NFL puede ver beneficios al aliarse con plataformas d redes sociales.

No solamente Twitter ya tiene una base de usuarios globales (y, por implicación, potenciales fanáticos), pero las redes sociales pueden ofrecer expansiones para apuntar a áreas donde la información que expandimos a través de internet demuestra mayor interés y potencialmente mayores ganancias.

La atracción específica de Twitter puede encontrarse en la manera en que el sitio ya ha cambiado la experiencia activa de ver el deporte. El uso de hashtags en Twitter ha convertido ver una transmisión en una experiencia para compartir, donde los espectadores se convierten en actores a través del involucramiento con comentarios en línea.

Ya sea en la Copa del Mundo o la última transmisión imperdible de HBO, Twitter se ha convertido en una parte esencial de la experiencia televisiva para el espectador joven. El siguiente paso lógico era convertirse en emisora.

"Twitter ha llegado a lo máximo cuando se trata de escala global, amplitud y alcance y su fortaleza móvil", dijo Hans Schroeder, vicepresidente senior de NFL, al diario Financial Times.

"Mientras el mundo continúa cambiando, vamos a continuar evolucionando la manera en que distribuimos nuestro contenido, aumentando nuestros fanáticos en segundas pantallas o en sus teléfonos durante los juegos.

"También hay jóvenes fanáticos que buscan pantallas alternativas para tener su experiencia principal de video".

Twitter no es la única red social que avanza para transformarse en emisora. Desde su lanzamiento a finales de 2015, la plataforma Live de Facebbok ha construido relaciones con emisoras, entre ellas Fox Sports, ESPN, la BBC y Sky.

"Facebook Live ha traído otra dimensión a la manera en que involucramos nuestra audiencia", dijo Dave Gibbs, director digital de Sky Sports.

"Nos ha permitido conectarnos con fanáticos de los deportes en una variedad de formas, desde el detrás de escena a coberturas previas.

"2016 será otro gran año de deporte para nosotros, por lo que estamos ansioso por ver cómo podemos continuar usando Facebook Live para apoyar esto y crear nuevo y emocionante contenido para nuestra audiencia".

La BBC también ha tenido éxito con las redes sociales usando Live para el fútbol, pero los acuerdos actuales con la F1 impiden utilizar Live en el paddock.

Así como la F1 está aguardando que comiencen las negociaciones para el próximo Acuerdo de la Concordia antes de cambiar su proceso regulatorio, también el deporte aguarda a que expiren los acuerdos individuales antes de que pueda hacerse algo para mejorar el acceso en línea para las coberturas.

Pero si la NFL puede demostrar que hay dinero para ganar en internet, entonces quizás los poseedores de acciones de la F1 verán el beneficio de modificar su enfoque a los contratos con las emisoras en el futuro, adoptando tanto lo nuevo como lo viejo para alcanzar más fanáticos en el mundo.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas facebook, nfl, social media, twitter