Contenido Prime Motorsport.com
Especial

Contenido Prime Motorsport.com

10 lecciones que enseñó el GP de Bélgica 2021 de F1

El Gran Premio de Bélgica del domingo fue uno de los eventos más polémicos de la historia de la Fórmula 1, pero se pueden sacar muchas cosas en claro.

10 lecciones que enseñó el GP de Bélgica 2021 de F1

La lluvia torrencial y los constantes retrasos redujeron la carrera de Spa-Francorchamps –generalmente una de las citas más destacadas de la temporada– a una procesión de dos vueltas detrás del coche de seguridad, cumpliendo así el requisito mínimo para otorgar la mitad de los puntos y declarar un resultado final de 'carrera'.

Fue un día difícil para la Fórmula 1, en el que se enfrentó a los desafíos planteados por un factor que estaba completamente fuera de su control, como es la naturaleza.

Lo que sí generó fueron dudas sobre el manejo de tales escenarios, particularmente porque el siete veces campeón del mundo, Lewis Hamilton, salió visiblemente enfadado de la situación vivida en las Ardenas, calificándola como una "farsa" y afirmando que "todo es un escenario de dinero".

Mira también:

Estas son las 10 cosas que aprendimos del Gran Premio de Bélgica 2021 de F1.

1. La F1 necesita deshacerse de la norma del mínimo de las dos vueltas

 

El clima es algo que la F1 no puede controlar. Si bien se ha enfrentado a retrasos en el pasado debido a la meteorología, lidiando con lluvias torrenciales, tifones e incluso algo de nieve en las pruebas de pretemporada, nunca en un día de carrera. La F1 ha tenido suerte, hasta ahora.

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, calificó el domingo como un día "extraño" para la F1. Es el tipo de eventualidad que nunca puedes preparar hasta que realmente sucede. En ese momento, debes reaccionar.

El pronóstico del tiempo dejó claro desde el principio que nunca íbamos a tener una verdadera "carrera" en Spa el domingo. Pero el hecho de que solo se necesitaran dos vueltas para oficializar la carrera y otorgar la mitad de los puntos hizo que los encargados tuvieran un cabo por atar, dándonos por tecnicismos, una carrera. El director de carrera, Michael Masi, negó que las vueltas hechas detrás del coche de seguridad se hicieran simplemente para cumplir con el mínimo de dos vueltas, diciendo que estaban "apuntando a una ventana del tiempo" para intentar reanudar el evento.

Pero el verdadero problema aquí es la regla mínima de dos vueltas en sí. Durante mucho tiempo se han cumplido las regulaciones sin problemas, ya que nunca se ha requerido o llevado a cabo, y la carrera anterior más corta en la historia de la F1 fue el Gran Premio de Australia de 14 vueltas en 1991. Sin embargo, lo que sucedió el domingo demostró que, si se reparten puntos, entonces debe haber un cambio en la normativa.

Si necesitamos dos tercios de la distancia para obtener todos los puntos, ¿qué tal un tercio de la distancia o un 25% para otorgar la mitad de puntos? Parece una tontería que lo que sucedió después de las seis de la tarde del domingo constituyera una 'carrera' según el reglamento, dejando a todos sintiéndose bastante vacíos después.

El jefe de F1, Stefano Domenicali, está listo para discutir posibles cambios en las reglas con los jefes de equipo a raíz de lo que sucedió el domingo. Es de esperar que nunca más se requiera una disposición de este tipo, pero en el caso de que lo sea, la F1 puede aprender de esta situación.

Relacionado:

2. De hecho, gran parte del reglamento debe simplificarse

 

Una cosa que quedó dolorosamente clara tanto por el retraso por lluvia como después de la carrera es lo complejo y enredado que es el reglamento de la F1 en este momento.

Cuando comenzó la ceremonia del podio y se rociaba el espumoso –tema que abordaremos más adelante–, comenzaron a surgir preguntas sobre la validez del resultado de la carrera, dado que la regla de cuenta atrás de la bandera roja estipula que el resultado se tomó del final de la primera vuelta.

La FIA aclaró que debido a que el ganador de la carrera, Max Verstappen, había cruzado la línea de meta tres veces, había cumplido con el requisito mínimo según el reglamento, a pesar de que la vuelta inicial aparentemente contradecía la necesidad de completar otras dos

Durante la bandera roja también hubo confusión sobre cuándo había comenzado la carrera, si es que había comenzado. ¿Eran las 15:00 o las 15:25, hora local, cuando entró en vigor la regla de las tres horas? No fue hasta que Masi aclaró esto por la radio de los equipo después de una pregunta de Mercedes que quedó claro cómo estaban las cosas.

También hubo confusión sobre la participación de Sergio Pérez en la carrera después de su accidente en la vuelta de formación. Masi inicialmente le dijo a Red Bull que no podía reparar su coche durante el retraso, solo para que el director deportivo, Jonathan Wheatley, lo desafiara y, después de que Masi se reuniera con los comisarios, se le informara de que podría volver a la carrera. Pero luego hubo preguntas sobre cuántas vueltas podría estar por detrás, de nuevo vinculando a lo que constituía un "comienzo" de carrera real.

Pérez da su versión:

Al igual que con la regla de las dos vueltas, se espera que los eventos en Spa el domingo conduzcan a revisiones de las reglas relevantes para garantizar que haya una mayor claridad para todos.

3. Dirección de carrera merece una felicitación por cómo manejó las cosas

 

Puede haber una gran frustración por la concesión de puntos y la complejidad del reglamento, pero en su enfoque del evento, Masi y su equipo de control de la carrera merecen una palmada en la espalda.

Esta fue, nuevamente, una situación extraña en la que la F1 pudo hacer poco. La lluvia siguió llegando y llegando, lo que hizo que fuera una tarea imposible para Dirección de carrera remontar la situación. Buscó ventanas en la climatología para hacer reanudar la acción, y aunque el cinismo sobre la 'carrera' de dos vueltas al final es comprensible, legítimamente hubo un descanso en el clima que pareció ser la mejor oportunidad.

Por si te lo perdiste:

La nueva función de transmisión de radio FIA-equipo en las transmisiones de TV de la F1 realmente se hizo realidad el domingo. Pudimos escuchar a Masi hablando con figuras de Red Bull, Mercedes, Ferrari y McLaren mientras le preguntaban, ayudándonos a comprender mejor lo que estaba pasando. Antes, habríamos dependido únicamente de las actualizaciones formales del Dirección de carrera, algunas de las cuales decían que habría otra actualización próximamente...

Masi tiene un trabajo difícil y ha habido puntos en los últimos años en los que las decisiones se han cuestionado con razón. Pero es difícil ver qué más podría haber hecho para darnos cualquier tipo de carrera el domingo, con el culpable de la confusión durante las dos vueltas siendo el reglamento en sí.

4. Los aficionados deben ver reembolsadas las entradas.

 

Los comentarios de Lewis Hamilton después de la carrera fueron contundentes, y es poco probable que hayan sentado demasiado bien en la F1, ya que criticó a la serie por tomar "una mala elección". Pero a lo largo de todo lo que dijo, tenía una cosa en mente: la afición.

Con poco más que mostrar durante el retraso, las cámaras de televisión captaron a los fans sentados con sus impermeables y sillas, desafiando a los elementos con una cerveza en una mano y patatas fritas en la otra. Lamentablemente no fueron recompensados ​​con nada que ver en la pista.

Hamilton dijo que esperaba que los fans recuperaran su dinero después de que les "robaran" una carrera, pero el jefe de la F1, Stefano Domenicali, pareció esquivar el tema después de la carrera, diciendo que sería una discusión que tendrían con el promotor. Después de todo, la F1 técnicamente proporcionó una carrera.

Declaraciones:

El reembolso total puede ser un gran golpe en el estómago para el organizador de la carrera, y dado que los asistentes tuvieron la acción programada el viernes y sábado, hay motivos para decir que las entradas de tres días se cumplieron, al menos en parte.

Pero es de esperar que algo de sentido común se active. Incluso si los aficionados que asistieron a la carrera el domingo reciben algún tipo de descuento para un ticket en 2022, ya sería una recompensa por su estoica actitud a través de la tormenta del domingo.

5. El podio de Russell fue la única buena noticia el domingo.

 

George Russell rara vez hace las cosas de manera convencional. Entonces, ¿por qué hubiéramos esperado que su primer podio de F1 fuera diferente?

Después de su gran actuación el sábado, clavando su vuelta en la Q3 para obtener un asombroso segundo lugar en la parrilla con Williams, el británico comentó que podría ser bastante bueno dar puntos por la clasificación.

Al final, prácticamente lo hizo. Si bien el segundo lugar y los nueve puntos fueron quizás un poco generosos, fue agradable ver que su asombrosa vuelta bajo la lluvia obtuvo algún tipo de recompensa.

Toto Wolff dijo que la vuelta de Russell el sábado no marcaba una gran diferencia en su futuro, dado que "saben de lo que ya es capaz" y que ya tomó su decisión entre Bottas y el joven piloto de la academia Mercedes.

Pero fue el tipo de vuelta que recordaremos en los años venideros, cuando Russell haya disfrutado de una exitosa carrera deportiva en Fórmula 1, viéndolo como una señal de grandeza temprana.

También puedes leer:

6. ...a menos que seas Alfa Romeo, el gran perdedor

 


El podio de Russell fue mucho más que un simple podio para Williams, sirviendo como un gran resultado que prácticamente debería asegurarle el octavo puesto en el campeonato de constructores, lo cual le dará mucho que celebrar.

Williams ha puntuado con sus dos coches durante dos fines de semana consecutivos, y Nicholas Latifi se clasificó noveno el domingo. Con un total de 20 puntos, han creado una brecha de 17 respecto a Alfa Romeo en la clasificación, lo que hace que la lucha por el octavo puesto del mundial de constructores esté prácticamente terminada.

Alfa Romeo estaba comprensiblemente disgustada por el resultado, emitiendo un comunicado el lunes en el que decía que no debería haberse celebrado ninguna carrera y que "este resultado nos perjudica a todos", lo que no es estrictamente cierto, ya que no perjudicó a Williams.

La lucha por los puestos pequeños en el campeonato de constructores puede parecer poco importante desde fuera, pero para los equipos implicados lo es todo. Entre el octavo y el noveno puesto hay una cantidad considerable de dinero en premios. Incluso tras el éxito de Williams en Hungría, Alfa Romeo confiaba en poder superarlos. ¿Y ahora? Las probabilidades parecen increíblemente escasas.

7. Las celebraciones de la ceremonia del podio fueron silenciosas

 

Otra de las grandes preguntas que se hicieron tanto los aficionados como los equipos una vez que se dio por finalizada oficialmente la carrera tras las dos vueltas detrás del coche de seguridad era si habría una ceremonia de podio.

Masi informó a Red Bull de que "absolutamente" habría una, en línea con los protocolos habituales, ya que esas vueltas se podían considerar oficialmente como una carrera, con los tres primeros clasificados yendo al parc ferme antes de subir al podio.

Russell y Williams, en particular, tuvieron algo por lo que alegrarse, ya que se trataba del primer podio del equipo desde Bakú 2017, pero también se hicieron comparaciones con el infame Gran Premio de Estados Unidos de 2005, cuando Tiago Monteiro y Jordan celebraron su tercer puesto mientras Ferrari mantenía las cosas lo más discretas posible en un mal día para este deporte.

Recuérdalo:

No me pareció bien ver cómo se rociaba el champagne casi con normalidad. Verstappen y Russell apenas se volvieron locos celebrando, pero aún parecía extraño. Hamilton dejó inmediatamente su trofeo en el suelo después de haberlo recibido.

Un simple tintineo de las botellas podría haber sido la mejor forma de celebración ante la situación.

8. Los cambios en la seguridad de Spa no se deben hacer esperar

 

Los sucesos del domingo coronaron un fin de semana bastante incómodo en Spa, en el que hubo dos accidentes graves en Eau Rouge que reabrieron el debate sobre las normas de seguridad en la pista.

Dos años más tarde del accidente en Raidillon, que se cobró la vida de Anthoine Hubert y dejó a Juan Manuel Correa con graves lesiones, y apenas unas semanas después de otro gran accidente en la carrera de las 24 horas de Spa, se produjeron dos grandes choques en el mismo lugar que reavivaron el debate.

La colisión de seis coches en las W Series en Eau Rouge provocó la hospitalización de dos pilotos, pero afortunadamente ambas fueron dadas de alta rápidamente.

Vídeo:

En la F1, el McLaren de Lando Norris que lideró la Q1 y la Q2, sufrió un fuerte accidente en mojado al comienzo de la Q3, lo que provocó una airada reacción de Sebastian Vettel, que momentos antes había pedido que la sesión se detuviera ante lo complicado de las condiciones.

Entre todas las peticiones de modificaciones para aumentar la seguridad en Eau Rouge/Raidillon, se recordó que están previstas y en camino para 2022 como parte del programa de remodelación de Spa –que tendrán un coste de 80 millones de euros–. La adición de grava debería ralentizar un poco la curva, además de evitar que los coches reboten hacia el circuito en caso de tener un impacto.

Spa es un circuito glorioso que ocupa un lugar especial en el calendario de la F1, pero su reciente tragedia y los incidentes recurrentes son recordatorios no deseados de la necesidad de alteraciones en la pista.

Citando al comentarista de la F3, Alex Jacques, en su introducción antes de la carrera del sábado: "Se rinde homenaje con palabras, pero se honra con acciones".

9. El anuncio de Mercedes se acerca, pero quiere resolver todo antes

 

La espera del primer gran efecto dominó en el mercado de pilotos del próximo año continuó en Spa, ya que Mercedes no hizo ningún anuncio sobre su segundo asiento para 2022.
Durante la conferencia de prensa del jueves, Russell y Valtteri Bottas dijeron que no había "ninguna noticia que compartir"–habiendo sido emparejados en la sesión con los medios–.

Wolff dijo el sábado que ya se había tomado una decisión y aclaró el domingo que se refería a una personalmente, y que "no soy el único que está involucrado en esta decisión".

Entonces, ¿por qué no hay anuncio? Todavía hay más cosas que ultimar y arreglar, y uno de los factores es la necesidad de resolver el futuro de todos y no dejar a nadie descolgado.

Cuando Motorsport.com le preguntó si quería que tanto Russell como Bottas tuvieran su futuro resuelto antes de hacer un anuncio, Wolff respondió: "Sí. Y no es solo nuestra decisión, sino que hay otras partes involucradas y siempre hay que proceder con respeto y con diligencia".

Después, el directivo añadió: "Es puramente una cuestión de tener a todo el mundo alineado y los contratos firmados".

Cada vez estamos más cerca de un anuncio de Mercedes, y con las confirmaciones de Sergio Pérez y Fernando Alonso que llegaron a Spa, el mercado de pilotos se está aclarando. Williams y Alfa Romeo tienen los asientos a los que hay que prestar atención.

10. El nuevo calendario de la F1 llevará al personal al límite

 

Un anuncio que sí llegó en Spa fue la actualización del calendario de 2021, que ahora se ha reducido a 22 carreras después de que los planes para 23 eventos fueran finalmente desechados.

Un evento menos es una buena noticia, ¿verdad? No del todo. Algunos ajustes con las fechas de la temporada restante han creado un calendario de viajes bastante brutal para terminar el año, corriendo cinco carreras en seis semanas en México, Brasil, una carrera por confirmar aún –probablemente se realice en Qatar–, Arabia Saudí y Abu Dhabi.

Así queda el calendario:

El triplete México-Brasil-Qatar servirá para resolver el problema de la F1 con el personal del Reino Unido, cuyo gobierno obliga a los que viajan desde Brasil a pasar 10 días de aislamiento en otro lugar antes de volver a casa para evitar la cuarentena gubernamental en un hotel. Esto significará pasar al menos tres días más en Qatar antes de volver a casa, para luego regresar a Oriente Medio unos seis días después de cara a la carrera de Arabia Saudí.

Más carreras son buenas para los aficionados y para los pilotos. Pero para los hombres y mujeres que trabajan en los equipos y en otras partes de este deporte, el final de este año será lo más brutal hasta ahora, reabriendo el debate sobre el coste humano de un calendario tan congestionado, incluso con las necesidades obligadas por la pandemia de COVID-19.

(Haz click en este enlace o sobre la imagen para disfrutar de las fotos del GP de Bélgica) 

compartidos
comentarios
El radar de la F1 no avisó de tanta lluvia, dice Domenicali
Artículo Anterior

El radar de la F1 no avisó de tanta lluvia, dice Domenicali

Siguiente artículo

Horarios del GP de Países Bajos 2021 de F1 y cómo verlo

Horarios del GP de Países Bajos 2021 de F1 y cómo verlo