Reseña F1 22: una digna actualización, pero tiene excesos

El videojuego F1 22 incluye novedades más allá del pilotaje, como la personalización de la ropa y la oportunidad de conducir supercoches de calle, pero son una mera distracción en una experiencia de un solo jugador que define este género.

Reseña F1 22: una digna actualización, pero tiene excesos
Cargar el reproductor de audio

F1 22 es el decimotercer juego oficial consecutivo creado por la sede de Codemasters en Birmingham. En su mayor parte, el jugador sabe lo que puede esperar: un videojuego de conducción con todas las estrellas, circuitos y coches de la Fórmula 1 del mundo real, que es a la vez auténtico y accesible. 

Salvo que, esta vez, no se llama F1 2022, sino EA SPORTS F1 22, y hay una banda sonora de música electrónica de baile, gafas de sol Oakley y varios Ferrari de calle. Tras la compra del estudio de desarrollo por parte del gigante editorial de Redwood City, Electronic Arts, el año pasado por 1.200 millones de dólares (unos 1.133 millones de euros), esta es la temporada en la que el cambio de propiedad ha hecho un claro acto de presencia.  

Conoce los otros juegos de F1 de la temporada 2022:

La influencia de EA adopta principalmente la forma de F1 Life. Principalmente, se trata de una elegante sala de estar en la que puedes modificar el aspecto del papel pintado y de los muebles, antes de crear tu propio avatar con ropa de marca, que puede adquirirse con la moneda del juego, ya sea ganada o comprada con dinero del mundo real.

Esto constituye el escenario del menú principal, pero también es una sala de espera antes de una carrera online. Además, puedes desplegar una colección de supercoches, conseguidos al completar logros de conducción. Esto recuerda mucho al sótano de Hot Wheels Unleashed, solo que sin un propósito atractivo. 

Es como si tus padres compraran de repente unas Adidas Yeezys y fueran a un concierto de Harry Styles. Siguen siendo los guardianes que conoces y amas, pero se esfuerzan demasiado por atraer a la generación TikTok.  

Sin embargo, los vehículos no son solo mera decoración, ya que puedes llevarlos a la pista para una serie de 40 desafíos. El objetivo es replicar las Pirelli Hot Laps de la F1, en las que a los dignatarios invitados se les da vueltas al trazado como pasajeros durante los fines de semana de los grandes premios. 

En acción, la gama de coches de Aston Martin, Mercedes-AMG, Ferrari y McLaren está increíblemente detallada, incluidos los interiores y, afortunadamente, se puede disfrutar de ellos dando una vuelta. El manejo es agradable, aunque el sonido de los neumáticos al rozar llega a ser un poco agotador. 

En última instancia, la imposibilidad de competir con rivales controlados por la inteligencia artificial o con rivales online hace que sea un complemento en gran medida desechable, una vez que la novedad inicial haya desaparecido. 

El F1 22 está intentando atraer a un público más joven, nativo digital, que disfruta del estilo de vida retratado por la cuenta de Instagram de la máxima categoría del automovilismo. Este enfoque ampliará, con toda seguridad, el atractivo del título, pero no puedo evitar sentir que es la prioridad equivocada tras la eliminación de los coches históricos el año pasado. 

Al margen de los adornos que llaman la atención, el atractivo a largo plazo del F1 22 reside únicamente en el retrato del deporte, que ahora incluye las últimas especificaciones de los coches, el nuevo Autódromo Internacional de Miami y las características de pilotaje revisadas. 

Las cosas no empiezan bien. En el momento de escribir este artículo, la versión del juego para PC utilizada para las pruebas -en tres combinaciones diferentes de hardware, debo decir- se bloquea repetidamente, se ralentiza, es intermitente y, en general, es inestable. Se tambalea después de usar un flashback, a veces la nueva característica de poder posicionar tu coche en la parrilla falla y la configuración de la force feedback en múltiples volantes periféricos requiere un ajuste constante. 

Todavía estamos esperando un parche del juego para remediar estos males en el momento de publicar este análisis, y no hemos podido probar el juego en una PlayStation 5 o en una Xbox Series X|S, que esperamos sean más refinadas. Aunque confiamos en los creadores para que suavicen las cosas, es frustrante, ya que el F1 2021 del año pasado se sentía en mejores condiciones en esta etapa. 

Aunque las nuevas incorporaciones añaden un brillo que llama la atención, no hay que olvidar lo que no se ha actualizado. Los circuitos han recibido nuevas banderas, bordillos y coloración del asfalto, mientras que el Circuit de Barcelona-Catalunya, el de Yas Marina y el de Albert Park resplandecen con sus nuevas configuraciones. 

Pero el resto de las representaciones de los circuitos siguen estando por detrás de las plataformas de simulación contemporáneas, con ángulos de curva y baches inexactos.

Mientras que los efectos visuales en los circuitos, las animaciones posteriores a la carrera y la cuidada presentación -Natalie Pinkham, Alex Jacques, Jacques Villeneuve y Jean-Éric Vergne forman parte ahora de la lista de voces- desmienten el envejecimiento interno del juego, los detalles de la pista es una señal de que la tecnología subyacente está sufriendo el paso del tiempo. 

Por lo tanto, hasta ahora tenemos algunos ritmos de sonido, coches de calle divertidos pero no esenciales, ropa de marca opcional e inestabilidad. Llegados a este punto, nos preocupaba la reputación de la franquicia de juegos de F1, que lleva 12 años en el mercado.

En la búsqueda de cualidades redentoras, empezamos una única carrera con el formato de sprint en Imola con Daniel Ricciardo. La duración de la prueba se fijó en el 50% y la clasificación se redujo a una sola vuelta rápida, que enseguida arruinamos.  

Aferrados al volante con una agresividad siempre tensa, estábamos concentrado, trabajando con el ingeniero de carrera -ahora con la voz natural del ex mecánico de McLaren, Marc Priestley- controlando las vueltas, supervisando la estrategia y realizando adelantamientos en el último segundo. 

El resultado fue un 10º puesto tras salir desde el fondo de la parrilla al comienzo del sprint. Los rivales controlados por la inteligencia artificial parecían más naturales que nunca, luchando por la posición en las primeras vueltas, utilizando estratégicamente su sistema de recuperación de energía para atacar y defenderse, y a veces chocando entre ellos. 

Esto fue un vívido recordatorio de lo absorbentes que pueden ser los juegos de F1. Con el foco previo al lanzamiento centrado en las nuevas y brillantes características, incluyendo una excelente implementación de la realidad virtual para los jugadores de PC, no hay que pasar por alto lo que queda por debajo: un brillante juego de conducción.

El manejo del coche de este año es más rápido, y a veces es esencial controlar el sobreviraje al salir de las curvas cambiando de marcha antes. Una vez que te has aclimatado, el nuevo enfoque hace que la experiencia de conducción sea más gratificante, especialmente si se combina con la forma en que los coches se suben por los pianos y bordillos con más flexibilidad. 

Lograr que un sistema de física sea manejable tanto con un mando tradicional de videoconsola, gracias a unas asistencias líderes en su género, como que ofrezca un nivel extra de respuesta con un volante no es sencillo de hacer.

Tampoco lo es la carrera de manager del modo de juego de MyTeam, en la que llevas a tu personaje ficticio y a tu equipo a través de una curva de desarrollo hacia la gloria del campeonato.  

En el F1 22, solo se han introducido cambios superficiales en comparación con sus predecesores, pero sigue siendo la mejor campaña para un solo jugador de todos los juegos de carreras. Asimismo, hay un montón de modos de carrera en línea, con o sin clasificación, y el juego multiplataforma -para que los usuarios de PC, PlayStation y Xbox puedan correr juntos por primera vez- hará su aparición como una actualización posterior al lanzamiento.

El intento de añadir un nivel de lujo y glamour al juego alienará aún más a un grupo de puristas que están centrados en la simulación. Si los supercoches y las personalizaciones estéticas atraen a un nuevo público, es probable que también ellos se den cuenta de que estas características son, principalmente, un adorno. 

No olvidemos que, aunque esta serie de juegos está preparada para una reconstrucción total desde sus cimientos, sigue ofreciendo uno de los paquetes más completos y atractivos de la simulación de carreras. F1 22 continúa con esa buena tradición, aunque a veces se quede a medio camino.

compartidos
comentarios
Las medias de todos los pilotos de F1 en el juego de 2022
Artículo Anterior

Las medias de todos los pilotos de F1 en el juego de 2022

Siguiente artículo

Estas son las medias de los pilotos en el F1 Manager 2022

Estas son las medias de los pilotos en el F1 Manager 2022