¿Por qué apuesta ahora Ferrari por el simracing?

Ferrari ha entrado de lleno en el mundo de los eSports, creando su propio campeonato. Analizamos los motivos que hay detrás de esta decisión estratégica.

"Ganar los domingos, vender los lunes" ha sido uno de los más famosos eslóganes que explican por qué los fabricantes de automóviles se meten en el mundo de la competición.

Pero el mundo ha cambiado mucho en los últimos años, y ahora construir una marca de éxito no consiste en conseguir que los aficionados a la Fórmula 1 se metan la mano en el bolsillo y compren tus productos a la mañana siguiente de subirte a lo más alto del podio.

En cambio, se trata de conseguir que los consumidores lleven tus logotipos en las camisetas, jueguen con tus coches en los videojuegos, se suban a las montañas rusas de tus parques temáticos y coloquen tus pósters en las paredes de sus habitaciones.

Se trata de compromiso, lealtad y apertura, factores que no pueden juzgarse simplemente por el número de ventas semanales de coches.

Por eso causaron tanto revuelo las declaraciones de Bernie Ecclestone de hace unos años, en las que decía que la F1 no estaba interesada en los aficionados jóvenes porque no eran de los que solían comprarse un Rolex.

"Los jóvenes verán la marca Rolex, pero ¿van a ir a comprar uno?", dijo en 2014. "No se lo pueden permitir. O nuestro otro patrocinador, UBS: a estos chicos no les interesa la banca. No tienen suficiente dinero para meterlo en los malditos bancos de todos modos".

"Eso es lo que pienso. No sé por qué la gente quiere llegar a la llamada 'generación joven'. ¿Por qué quieren hacerlo? ¿Es para venderles algo? La mayoría de estos chicos no tienen dinero".

Ferrari FXX K de la Ferrari eSport Series

Ferrari FXX K de la Ferrari eSport Series

Aunque puede que tuviera razón al afirmar que la generación joven no era el objetivo principal de las ventas inmediatas para muchas de las marcas de lujo de la F1, no tuvo en cuenta los otros factores importantes que importan a los fabricantes más allá de las ventas en sí...

Porque si bien los clientes de hoy son de enorme importancia, es igualmente vital planificar el mañana y asegurarse de que hay una gran fila de personas dispuestas a comprar tus productos durante los próximos años.

Cualquier marca que quiera tener éxito tiene que abordar el mercado con los ojos abiertos ahora, y darse cuenta de que atraer a la generación más joven es esencial, aunque su gasto inmediato sea mínimo.

Para un fabricante de coches de prestigio como Ferrari, sería demasiado fácil quedarse de brazos cruzados y centrarse en el núcleo demográfico al que se intenta seducir con la venta de su próximo modelo.

Pero no es así como Maranello aborda las cosas, ya que entiende perfectamente el valor de hacer que su empresa esté más abierta a todo el mundo, y eso incluye al mercado más joven.

Por eso, su entrada en las carreras de simulación (eSports) ha sido fascinante, porque es una inversión en un segmento de mercado que está bastante alejado de un vínculo estrecho con su base de clientes.

El simracer medio no es alguien que tenga dinero de sobra para ir a comprar un Ferrari mañana; pero es alguien que puede tener un sentido de lealtad y aspiración si va a competir con ellos en el mundo virtual.

Para Ferrari, el valor reside en tener al mayor número posible de personas viviendo y respirando la marca: y qué mejor manera de poner a los jóvenes al volante que en los videojuegos.

Por eso, desde hace años, Ferrari ha concedido licencias de sus coches para su uso en videojuegos –como Gran Turismo y Assetto Corsa–, pero el año pasado intensificó su participación con el estreno de un campeonato oficial de eSports

El evento, que atrajo a más de 20.000 competidores, superó las estimaciones de Ferrari en cuanto a compromiso y participación. Por eso ha ampliado aún más el contenido para este año.

Para la jefa de comunicación de Ferrari, Jane Reeve, que confiesa que a Maranello le ha picado el "gusanillo" de los eSports, hay dos razones claras para su participación.

"Una es porque queremos que muchos más aficionados se unan a nosotros, y formen parte del mundo Ferrari", explica. "Queremos abrir nuestras puertas a todo tipo de personas y a todos los que quieran participar".

"La otra parte es el talento: sabemos que el deporte y la competición siempre han sido importantes para Ferrari, y queremos conseguir los mejores talentos".

"Realmente queremos invitar a todos a nuestro mundo. Ferrari es una gran marca con una gran historia y queremos que esa historia continúe, pero para ello necesitamos que la gente entre en nuestro mundo".

Más de simracing:

El valor de la inversión de Ferrari en eSports proviene realmente de la ampliación de la marca en todo el mundo.

A la pregunta de Motorsport.com sobre el valor específico de atraer a la generación más joven, Nicola Boeri, director de diversificación de la marca Ferrari, dijo: "No se trata solo del negocio de los coches".

"Se trata más bien de la imagen de marca, del conocimiento de la marca y también del crecimiento de la misma. Y sabemos que al patrocinar e impulsar un programa como nuestras eSports Series, que por supuesto está en la naturaleza de Ferrari, esto nos permitirá llegar legítimamente a una base de clientes más jóvenes, que de otra manera sería bastante difícil de alcanzar".

"Pero no se trata solo de llegar a ellos. También se trata de atraerlos. Si hay 20.000 participantes como el año pasado, y posiblemente incluso más este año, todas estas personas van a vivir y respirar realmente nuestro ADN, nuestro ADN de competición".

"Es una oportunidad única que se suma a las que tenemos normalmente, como por ejemplo en la F1. Es una gran oportunidad y definitivamente es un movimiento estratégico para Ferrari".

Así que, aunque para muchos miles de personas la única experiencia que tendrán de conducir un Ferrari sea en un videojuego, esta en sí misma es la verdadera victoria para el famoso Cavallino Rampante.

Charles Leclerc, Ferrari

Charles Leclerc, Ferrari

compartidos
comentarios
Alex Palou ya gana en la IndyCar... virtual

Artículo Anterior

Alex Palou ya gana en la IndyCar... virtual

Siguiente artículo

José Serrano, primer campeón de España de Gran Turismo

José Serrano, primer campeón de España de Gran Turismo