Sainz: "Esta primera semana la conducción ha sido cero"

Carlos Sainz afronta una segunda semana de Dakar en la que intentará luchar por entrar en el top 10 final y hace balance del estreno del Audi eléctrico en el desierto saudí.

Sainz: "Esta primera semana la conducción ha sido cero"

Riad.- Carlos Sainz sigue concentrado en el Dakar como si de luchar por la victoria se tratara, pero hace días que es consciente de que esta es imposible en este enero de 2022. No obstante, el bicampeón del mundo de rallies y tres veces ganador del Dakar era consciente de que podía encontrarse en esta situación y afronta con ganas de seguir probando el RS Q e-tron y tratar de ganar etapas.

"En esta primera semana puedo analizar muy poco. No es que lo diga yo, sino que coincidimos todos en que, en las ediciones que hemos hecho en Arabia Saudí hasta el momento, la conducción es 0, pero esperemos que sea más interesante en la siguiente semana", comenta sobre el recorrido de esta 44ª edición.

"Tenemos otra semana por delante y espero que sea muy diferente a esta primera, pero el primer análisis está hecho y, por supuesto, hay un sabor agridulce. Después de analizar todo lo que pasó el primer día, no tengo ninguna duda de que el roadbook estaba mal. Paso página sobre ese tema, pero es un hecho y la carrera debía haberse parado en el waypoint anterior".

"Sobre el coche, sin haber hecho ninguna carrera, llegar al Dakar, ganar una etapa y estar entre los puestos de cabeza es muy positivo, sabiendo también que hay ciertos hándicaps que hay que pulir. En la etapa de descanso veo que mi objetivo para la segunda semana es ser competitivo y tratar de hacerlo lo mejor posible. Tenemos que seguir mejorando y sacando conclusiones, pero echo en falta esa primera carrera antes del Dakar que estaba prevista, aunque no llegó".

Lee las últimas noticias del Dakar 2022:

El Audi RS Q e-tron parece no haber dado ni un solo problema de software ni baterías en lo que va de Dakar, pero sí que los amortiguadores (simples, en lugar de los dobles del resto de sus rivales) han dado más guerra de la que se había previsto en los múltiples test de finales de 2021.

"Creo que los problemas que tenemos son bastante fáciles de solucionar, sobre todo si Audi ha podido hacer que el coche esté listo en este Dakar con tan poco tiempo. La clave va a ser hacer adelgazar el coche, pero se necesita tiempo y dinero, algo que no me preocupa mucho. Los problemas mecánicos que hemos tenido son fáciles de arreglar, y con más pruebas y test, creo que eso lo haremos. Tenemos que analizar una vez que acabe el rally para sacar una mejor conclusión, porque, hasta ahora, solo podemos investigar sobre los primeros seis días de carrera", comentó.

 

Cuando se le preguntó sobre qué pasará en el futuro si logran reducir los 200 kilos que tantos los responsables del proyecto de Audi en el Dakar como el propio Sainz señalaron antes de la carrera como principal hándicap, dejó claro que serán complicados de reducir.

"Creo que estamos en una buena situación, sobre todo, teniendo en cuenta la diferencia del peso. En las dunas, ha sido el coche que más he disfrutado, y eso dice mucho, porque hemos logrado ganar una etapa, y hemos estado cerca de otra. En ese sentido, estoy contento con el coche y con el potencial que intuyo que pueda tener. Va a ser complicado quitarse 200 kg de encima. Todos conocemos el mundo de las carreras, y sabemos lo que significa esta cifra", apuntó.

"Pero antes de que acabe ese Dakar quiero mostrar más de lo que hemos hecho en esta primera semana, y me gustaría ver qué hacemos de cara a 2023, qué decisiones se toman para afrontar el próximo año después de analizar lo que ha pasado en 2022, a nivel mecánico, estratégico y, en definitiva, en la preparación para llegar en la mejor forma posible".

compartidos
comentarios
De Villiers recibió amenazas de muerte en las redes sociales
Artículo Anterior

De Villiers recibió amenazas de muerte en las redes sociales

Siguiente artículo

Sanz sorprende a los mejores pilotos en su estreno en el Dakar

Sanz sorprende a los mejores pilotos en su estreno en el Dakar