Loeb, nueve veces campeón de rallies, se quita presión para el Dakar

El piloto francés de Peugeot considera que ha mejorado los detalles que en su debut en 2016 le llevaron a ganar cuatro etapas, pero terminar noveno en la general. “Hay que tener vigilado a Al-Attiyah”.

Asunción (Paraguay).- Un nueve veces campeón del mundo que empezó de cero en 2016 en una competición con espejismos parecidos a los del WRC, pero en la que la navegación marca las diferencias. El recorrido de la pasada edición del Dakar ayudó a Loeb a entrar por todo lo alto: cuatro victorias de etapa en su año de debut. Pero la organización quiere devolver este año la esencia al rally raid y alejarlo de los rápidos tramos del Mundial de Rallies.

“Hay que admitir que el año pasado la primera semana fue prácticamente sin navegación. Fue un rally rápido con dos o tres cruces y poco más. Un recorrido que se ajustaba perfectamente a mi manera de conducir, a lo que estoy acostumbrado”, reconocía el francés frente a su 3008 DKR, ya montado, en la mañana del sábado. “La segunda parte fue más complicada, con más navegación. Salimos más atrás, siguiendo las huelas de los camiones y no me divertí”.

“Pienso que este Dakar, en este tipo de etapas, podremos demostrar algo más. Hoy sabemos que estamos en disposición de ir rápidos en esas etapas también”, advierte Loeb, que ha trabajado intensamente este año “en la arena y en las dunas” para mejorar su experiencia en dichos terrenos.

El francés fue tercero en 2015 en el Mundial de Turismos (WTCC) y esta temporada ha corrido en el Mundial de Rallycross con un Peugeot 208 WRX, donde ha sido quinto en su año de debut.

“Ganar me parece algo pretencioso… es cierto que el año pasado vinimos para descubrir cómo funcionaba esta carrera y vimos que éramos rápidos en las especiales tipo rally, en las que podíamos atacar desde lejos. Y vimos que en los fuera pista las cosas se nos complicaban".

"En este sentido hemos estado trabajando este año, sobre nuestros puntos débiles, mejorando donde era posible. Creo que nuestro rendimiento ha mejorado un poco, ahora tenemos las ideas más claras y espero que esto me permita ser más competitivo este año en diversos tipos de terreno y, por qué no, quizás luchar por la victoria”.

Loeb, aunque deja abierta la posibilidad de estar entre los mejores, reconoce que aún le falta experiencia en el Dakar. “Desgraciadamente solo tenemos un año de experiencia a nuestras espaldas en el Dakar y, de todos modos, es un rally exigente, lleno de imprevisto y difícil de predecir. Con Daniel [Elena, su copiloto] nos hemos entrenado en la navegación y ahora él es más preciso cuando me da las notas. Ha mejorado un poco la comunicación dentro del coche por parte de ambos. Yo he sumado más experiencia en la arena y en las dunas”.

“No soy yo el hombre a batir; todos en el equipo quieren demostrar su potencial y ganar. Y, además, hay un montón de pilotos que tienen potencial de ganar. Dentro de Peugeot, puedo decir que Despres tiene una gran relación con su copiloto, creo que ese es su punto fuerte; Sainz va muy rápido y Peterhansel no se queda atrás. Y luego también hay que tener en cuenta a Nasser Al Attiyah”.

Loeb es precavido ante su segundo año en el Dakar y su mirada se dirige al campeón del mundo de Rally Raid de origen catarí.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar 2017
Pilotos Sébastien Loeb
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas dakar, dakar 2017, loeb, sebastien loeb