Laia Sanz: "En moto pensaba que la navegación sería más fácil en coche y no es así"

Laia Sanz charló con Motorsport.com a pocos días de afrontar su debut en el Rally Dakar 2022 en coche.

Laia Sanz: "En moto pensaba que la navegación sería más fácil en coche y no es así"

Tras 11 participaciones en moto en el Rally Dakar, viendo las meta en todas ellas, Laia Sanz (Corbera de Llobregat, Barcelona, 11 de diciembre de 1986) decidió afrontar un nuevo reto y cambió las dos por las cuatro ruedas. La catalana se pondrá al volante de un MINI ALL4 Racing de Primax X-raid Team.

Del 1 al 14 de enero en Arabia Saudí, Laia Sanz intentará redondear una temporada en la que ha sumado su 20º título mundial (14 de trial y 6 de enduro), además de competir en la Extreme E y varios raids.

Con el expiloto de motos Maurizio Gerini al otro lado del coche, la pareja sale con el objetivo de acabar. De momento no se marcan metas más altas. 

Por si te lo perdiste:

Pregunta. ¿Llega con más nervios a este Dakar que cuando corría en moto?

Respuesta. Sí, un poco más sí. En la moto ya era veterana y ahora es un poco como empezar de cero. Un poco más de nervios que las últimas veces.

P. ¿Qué objetivo se marca?

R. Sobre todo acabar, que siempre es difícil en un Dakar. Y aprender, ver la mejora, ir mejorando día a día. Para eso es muy importante terminar, sobre todo con un buen sabor. El objetivo este año es aprender.

P. ¿Tenía la sensación de haber tocado techo en moto?

R. No de haber tocado techo, pero sí un poco la sensación de que ya había hecho lo que tenía que hacer y de tener que marcarme nuevos retos. Siempre me ha gustado salir de la zona de confort. Al final siempre lo he hecho: cuando hacía trial empecé con los rallies y ahora es un poco la misma sensación de tener que hacer algo diferente. Me siento satisfecha de lo que he hecho en moto. Siendo realista, igualar el top 10 que hice era difícil. Llevaba 11 y es mucho riesgo, me apetecía el cambio.

P. ¿Con qué estrategia sale? 

R. Me he caracterizado por saber regular muy bien la energía, ser consciente de dónde está mi nivel y no pasarme. Es uno de los secretos de por qué he acabado el Dakar. Algo de suerte hay, pero no solo es suerte. Intentaré ir en la misma línea en coche, ir conociéndome. Ahora es algo que no controlo tanto, es nuevo, hay que ser más así.

P. ¿Ve posible ganar alguna etapa este año?

R. Ganar una etapa no es realista, es imposible. No solo por mi pilotaje, también hay diferencias de coche. No es ese el objetivo. En Hail que quedé muy sorprendida del ritmo que llevamos. Somos nuevos y estábamos en tiempos de tíos que hacen top 10 en el Dakar. En ese sentido sorprendida, pero creo que el Dakar va a ser mucho más complicado. Las etapas son más largas, todo el mundo corre mucho, hay más gente, más nivel. Hay que ir con los pies en el suelo. En Hail fuimos rápidos, cometimos errores de principiantes porque es lo que tocaba, por eso fuimos allí, para que no ocurrieran en el Dakar. Hubo parciales muy buenos. 

Así fue el Rally Hail:

P. ¿En el futuro ve posible ser la segunda mujer que gana el Dakar en coches?

R. Hay que soñar, pero ahora no lo veo realista. Hay que ir paso a paso. Si me dicen en mi primer año en moto que haría novena y varios top 15, me habría puesto a reír. Este año quiero ir aprendiendo y ver si puedo coger experiencia para ver dónde puedo llegar.

P. ¿A qué le teme en el coche?

R. Todo un poco. [Temo a] la novedad. Cuando no lo tienes tan controlado, te causa más nervios, más incertidumbre. Tampoco le temo. No parto de cero completamente. El pasado en la moto puede ayudar muchísimo. En Hail lo vimos. Te da mucha tranquilidad. Sabes leer el terreno, las dunas. Le temo un poco a no comerme nada, no romper nada del coche. Te da garantías un coche que está bien probado. 

P. ¿Ha tenido suficiente preparación?

R. Nunca tienes suficiente preparación. Incluso cuando me preparaba a tope en la moto, en los días previos al Dakar sentía que quería más. Me hubiese gustado hacer un año con un par de rallies más, pero el tema de los presupuestos en coche es una locura, hay que aprovechar las oportunidades con lo que tenemos e intentar ser efectivos.

P. ¿Tener un copiloto con experiencia en moto puede ser una ventaja?

R. Creo que nos puede venir bien. Ninguno de los dos tiene experiencia en coche, a nivel de ritmo, quizás nos puede faltar un poco, pero podemos suplirlo haciendo una buena navegación. Somos dos pilotos de motos de un perfil parecido y creo que podemos hacer un buen papel.

P. Por su experiencia en navegación, ¿prefiere un recorrido complicado?

R. Cuando iba en moto pensaba que era más fácil navegar en coche. Pero no es así. En coche tienes muy poca visibilidad, las cosas pasan muy rápido. Entonces, no es fácil. El trabajo del copiloto pensaba que sería más fácil y te diría que no. Seguro que si hay sitios complicados de navegación nos vamos a perder. Tenemos que intentar no perdernos, no estar parados, porque es muy fácil perder 10 minutos con un despiste de navegación y muy difícil recuperar por ritmo.

P. Cambiando de tercio, ¿qué tal la temporada de Extreme E?

R. Ha sido raro. Ha sido una master class, he aprendido mucho, poder empezar en cuatro ruedas al lado de Carlos [Sainz] ha sido un placer y luego poder aprender de él me ha ayudado a acelerar el proceso de aprendizaje. Por el tema de los resultados, un poco sabor agridulce. En ciertos momento tuvimos problemas mecánicos que no fueron nuestros. Hemos puesto las bases para el año que viene. 

Lee también:

P. ¿Es extrapolable el aprendizaje en Extreme E para el Dakar?

R. Todo sirve. Igual que Hail me ayudó para poder hacer kilómetros, para mí todo lo que sea estar con un volante y dando gas ayuda, que no tengo experiencia. Extreme E me ayuda para el Dakar y el Dakar para Extreme E. Han sido pocos ratos, pero por lo intenso que es ha sido un gran aprendizaje. Y luego con Carlos, que le gusta cuidar el detalle. 

P. ¿Cómo se ha organizado para compaginar la moto y el coche en 2021?

R. Si me paro a pensar, no sé cómo lo he hecho. Llegaba justita de fuerzas, he sufrido un poco sobre todo en la primera mitad de año. Desde agosto he tenido solo un fin de semana libre. Ha sido bastante locura, pero han salido los resultados muy bien, no esperaba ganar tanto en trial como en enduro. Ahora satisfecha. En ciertos momentos de la temporada me arrepentía de hacer tantas cosas. 

P. ¿Va a seguir con la moto?

R. Creo que nunca voy a aparcar la moto del todo porque me encanta. Incluso es un gran modo de entrenamiento. Depende un poco de calendario para poder compaginar cosas. Siempre miro la temporada después de Dakar aunque sea tarde. Veo lo que se puede hacer o no.

P. ¿Le gustaría hacer en 2022 la Copa del mundo o el Mundial de cross country en coche?

R. Ya me gustaría. Pero es un tema de presupuesto, lo veo difícil. Todos los esfuerzos están en el Dakar. Seguiré en Extreme E con Carlos y después veré.

Laia Sanz, Maurizio Gerini, X-Raid Mini
Laia Sanz, Maurizio Gerini, X-Raid Mini
1/6

Foto de: X-Raid Team

Laia Sanz, Maurizio Gerini, X-Raid Mini
Laia Sanz, Maurizio Gerini, X-Raid Mini
2/6

Foto de: X-Raid Team

Laia Sanz, X-Raid Mini
Laia Sanz, X-Raid Mini
3/6

Foto de: X-Raid Team

Laia Sanz, X-Raid Mini
Laia Sanz, X-Raid Mini
4/6

Foto de: X-Raid Team

Laia Sanz, Maurizio Gerini, X-Raid Mini
Laia Sanz, Maurizio Gerini, X-Raid Mini
5/6

Foto de: X-Raid Team

Laia Sanz, Maurizio Gerini, X-Raid Mini
Laia Sanz, Maurizio Gerini, X-Raid Mini
6/6

Foto de: X-Raid Team

compartidos
comentarios
Dakar 2022: el Audi eléctrico de Carlos Sainz desafía al desierto
Artículo Anterior

Dakar 2022: el Audi eléctrico de Carlos Sainz desafía al desierto

Siguiente artículo

De Villiers se dirige al Dakar tras dar negativo en COVID-19

De Villiers se dirige al Dakar tras dar negativo en COVID-19