Isidre Esteve: “Ya no queremos participar en el Dakar, ahora queremos competir”

Isidre Esteve presenta en Barcelona su calendario de preparación para el Dakar, que le llevará este fin de semana en la Baja Aragón y al Rally de Marruecos.

Isidre Esteve: “Ya no queremos participar en el Dakar, ahora queremos competir”
Isidre Esteve, BMW X6
Isidre Esteve, BMW X6
Isidre Esteve, BMW X6
Isidre Esteve; Txema Villalobos, BMW X6
#340 Mitsubishi: Isidre Esteve, Txema Villalobos
BMW X6 de Isidre Esteve
Isidre Esteve, BMW X6
Isidre Esteve, BMW X6
Isidre Esteve, BMW X6
#340 KH-7 Sport: Isidre Esteve, J.M. Villalobos

Barcelona.- El español fue punta de lanza del equipo KTM de motos hasta que un fatídico accidente en la Baja Almanzora (marzo de 2007) le provocó una lesión en la espalda que le obligó a usar desde entonces una silla de ruedas. 

Eso no detuvo el espíritu competitivo de Esteve, que reapareció en la edición del Dakar de 2009 al volante de un Ssang Yong adaptado. Para volver ocho años después con el proyecto del cojín inteligente en la edición 2017.

Desde entonces, el motor del catalán siempre fue el de ir dando pasos hacia delante para ir cumpliendo retos. Este miércoles, en la Diagonal de Barcelona, el corredor de Oliana (Lleida) presentó su apuesta más ambiciosa de los últimos años.

El programa se basa en tres grandes pilares: la Baja Aragón, el Rally de Marruecos y el Dakar. Y todo ello al volante de un BMW X6 afilado por SodiCars, un prestigioso preparador francés, que supone un rotundo salto de calidad respecto del Mitsubishi Montero con el que participó en la última edición del raid más famoso del mundo. Y, una vez más, con Txema Villalobos como copiloto. 

“Se trata del proyecto perfecto para preparar el Dakar. En la baja queremos aprender, y luego tenemos tiempo suficiente para corregir los aspectos que consideremos oportunos. El Rally de Marruecos es como un Dakar en miniatura”, explicó Esteve, que este fin de semana ya tomará parte en la 34ª edición de la Baja Aragón.

De sus palabras se desprende la convicción de estar a un nivel superior al de los últimos años en aquello relativo al material del que dispone. 

Ya no queremos participar en el Dakar, ahora lo que queremos es competir. Queremos formar parte de ese grupo de gente que opta a ganar etapas especiales”, añadió el corredor, que con la ayuda del cojín inteligente que ha ido desarrollando en los últimos tiempos, ya no cree que sus limitaciones le impidan optar a grandes cotas.

“Mi mayor ilusión es poder hacer en coche lo que en su día hice en moto, o sea pelear por ganar el Dakar. Esto es un primer paso para ello. Mi discapacidad ya no es un problema para ser competitivo”, ahondó el piloto, que dio algunas pinceladas de los aspectos más relevantes de su nuevo prototipo. 

“El coche es muy nuevo. Incorpora un motor BMW, diesel y biturbo, con más de 330 caballos, además de un chasis tubular. Y, sobre todo, el hidráulico que lo levanta en caso de pinchazo. Eso hará la vida algo más fácil a Txema”, zanjó Esteve.   

compartidos
comentarios
Caimi, el sueño argentino para el Dakar de Yamaha y Arcarons

Artículo Anterior

Caimi, el sueño argentino para el Dakar de Yamaha y Arcarons

Siguiente artículo

Chus Puras, rumbo al Dakar 2018

Chus Puras, rumbo al Dakar 2018