La primera comisaria técnica de coches en el Dakar es española

Miriam Silva, mecánica de profesión, rompe barreras en el rally más duro del mundo, donde se estrena este 2022 y con el que siempre soñó desde bien pequeña.

La primera comisaria técnica de coches en el Dakar es española

Wadi ad Dawasir.- Ella no sabe de techos de cristal, los derriba de manera natural. Nadie le dijo que no podía soñar en grande, ni que existían límites a sus ilusiones. Miriam Silva (Villamartín, Cádiz, 1997) tuvo su futuro claro desde bien temprano y estos días de enero de 2022 ha hecho historia sin levantar la voz.

Es la primera comisaría técnica de coches desde que el Rally Dakar se estrenó en 1979, un rol en el que la media de edad habitual supera holgadamente los 40 años y donde ninguna mujer había logrado entrar antes. Esta gaditana forma parte ahora de un grupo selecto de seis personas que del 1 al 14 de enero supervisan que la normativa se cumpla y que la seguridad de los vehículos sea lo más correcta posible antes de salir a cada etapa.

Conoce todo lo que ha pasado en el Dakar 2022:

Silva, criada en Villamartin (12.000 habitantes), a 80 kilómetros de Cádiz y sus playas, ha crecido siguiendo el Rally Dakar en los resúmenes de la televisión, buceando en los periódicos y medios web especializados, y viendo el rally más duro del mundo como un imposible al alcance de unos pocos. Pero su empeño en formarse como mecánica de automoción desde la adolescencia y su pasión por ello le han ido llevando por pistas paralelas a las del Touareg.

Después de cursar un grado medio en mecánica electrónica, un grado superior en Automoción y empezar la ingeniería, Silva decidió apostar por el Máster de Profesorado con el objetivo de opositar y llegar a ser profesora de Formación Profesional. En su día a día compagina su trabajo a tiempo parcial en una ITV con el estudio de la oposición y su presencia en las carreras como comisaría técnica, aunque en mitad del desierto asegura querer apostar por esto último durante 2022.

"Desde muy pequeña tuve claro que quería ser mecánica de coches y ya con 17 años comencé como comisaría técnica en la Federación Andaluza de Automovilismo. No tengo en casa ninguna figura parecida, pero aposté por ello y toda mi familia me apoyó desde el principio. Fue una suerte tenerlo tan claro, porque aproveché las ganas de la adolescencia para formarme en lo que más me apasiona", cuenta la andaluza a Motorsport.com.

Sus primeros pasos en el mundo de las carreras los dio mientras estudiaba el grado medio en Ubrique (donde asistió de invitada a la subida internacional de la localidad andaluza), gracias a un profesor que les explicó a ella y a sus compañeros cómo funcionaban las verificaciones técnicas de una prueba de competición. Aquel 2015, la gaditana comenzó a abrir pista.

Pero su estreno en los rally raids se produjo el pasado 2021 , en el Rally de Andalucía, cuando un conocido suyo la llamó para hacer las veces de delegada técnica de la categoría OPEN. Allí comenzó a trabajar "codo con codo" con la organización de David Castera (ODC), director del Dakar, y la puerta se fue entreabriendo.

Un email en inglés después del Rally de Marruecos –donde también estuvo trabajando el pasado mes de octubre– le confirmó que contaban con ella para estrenarse como comisaría técnica del Dakar en enero de 2022. Silva reconoce que tuvo que leerlo varias veces y preguntar al remitente si era verdad.

"Estaba pasando. Seríamos seis comisarios técnicos y yo iba a ser la primera mujer de la historia en la categoría de coches. Antes de mí han llegado compañeras como Virginia Gómez, que fue la primera mujer presidenta deportiva de motos, o Sabine Panzl, actual comisaría técnica de motos. Cuando me dijeron que sería la primera técnica en coches, me alegré muchísimo porque aunque no sea tampoco una cosa muy grande, es un pasito más para conseguir la igualdad que todas queremos y perseguimos. Estoy recibiendo un buen trato, peor hay que pelearlo poquito a poco hasta que sea una realidad asumida", añade Silva, cuya camiseta larga de color marrón rojizo la hace ser reconocible en todo momento, como al resto de sus compañeros.

"Los equipos lo tienen asumido y nadie me trata mal, pero es inevitable ver caras de sorpresa, sobre todo de los mecánicos. Pero se irán acostumbrando poco a poco y en el futuro no seré yo la única, seremos muchas más".

La de Villamartín tuvo claro desde bien pequeña qué significa el Rally Dakar y todo lo que le rodeaba, algo que ahora está experimentando de primera mano, aunque durmiendo "de 4 a 5 horas, sino menos", y pasando la Nochevieja lejos de los suyos, quedándose dormida con las 12 uvas en el regazo.

"El Dakar siempre fue un sueño para mí. Siempre ha sido más importante que la Fórmula 1; me tiraba más. Ni en el mejor de mis sueños me habría podido imaginar estar pisando estos días esta arena. Yo pensaba que esto era solo para unos pocos privilegiados en el mundo y, mira, aquí estoy", añade.

Sus ojos marrones, que transmiten todas las emociones que está viviendo en primera persona estos días a lo ancho y largo de Arabia Saudí, brillan con toda la intensidad cuando se acuerda de lo que le dijo su madre –a la que llama todos los días– antes de embarcar rumbo a Yeda: "Me acuerdo que me dijo 'Yo te he criado para que vayas al sitio del mundo que te dé la gana, disfruta'".

Miriam Silva ha roto otra barrera en el mundo de las carreras, un entorno donde cada vez más las mujeres tienen su hueco, no solo como pilotos o copilotos, sino también en los puestos otrora inaccesibles de aquellos que hacen cumplir y aplican día a día los reglamentos. Los muros siguen cayendo.

compartidos
comentarios
Vídeo: el bonito detalle de Petrucci con unos niños en el Dakar
Artículo Anterior

Vídeo: el bonito detalle de Petrucci con unos niños en el Dakar

Siguiente artículo

Sanción sorprendente a Al Attiyah 24 horas después

Sanción sorprendente a Al Attiyah 24 horas después