Fórmula 1
01 nov.
-
03 nov.
Evento finalizado
14 nov.
-
17 nov.
FP1 en
2 días
MotoGP
01 nov.
-
03 nov.
Evento finalizado
15 nov.
-
17 nov.
FP1 en
2 días
WSBK
11 oct.
-
13 oct.
Evento finalizado
24 oct.
-
26 oct.
Evento finalizado
WRC
24 oct.
-
27 oct.
Evento finalizado
14 nov.
-
17 nov.
Shakedown en
17 Horas
:
56 Minutos
:
36 Segundos
WEC
08 nov.
-
10 nov.
Evento finalizado
R
Bahréin
12 dic.
-
14 dic.
FP1 en
29 días
IndyCar
20 sept.
-
22 sept.
Evento finalizado

El sueño dakariano de un diabético que quiere romper barreras

compartidos
comentarios
El sueño dakariano de un diabético que quiere romper barreras
Por:
20 abr. 2018 15:29

Daniel Albero sueña con ser el primer diabético Tipo 1 que corra el mítico rally en moto y el Merzouga ha sido su campo de entrenamiento y el billete de entrada a la aventura.

#89 KTM: Daniel Albero

Foto: Charly López

Merzouga (Marruecos).- Que te digan que no puedes hacer deporte con tus amigos o que no te dejen montar en bici con apenas 10 años, puede marcar antes y un después. A Daniel Albero (Carcaixent, Valencia, 1972) le dejó huella, pero en positivo. 

Ahora, trata de concienciar cada vez que puede sobre la diabetes Tipo 1, que afecta en torno al 5% de los diabéticos (422 millones de personas en total), según la OMS. Esta enfermedad autoinmune (en la que el cuerpo destruye las células encargadas de producir la insulina, que nos permite asimilar la glucosa) suele aparecer durante la infancia y actualmente no tiene cura, obligando a los pacientes a inyectarse insulina periódicamente. 

A sus 46 años, Albero ha enarbolado una bandera que quiere llevar hasta el Dakar, nada menos.

"El objetivo principal es conseguir que un diabético corra en la carrera más dura del mundo, el Dakar, por primera vez en la historia. La etapa de este martes [173,50 km de navegación complicada entre pistas, arena y ríos secos] en el Rally Merzouga hace que te des cuenta de lo duro que es competir en este tipo de carreras", cuenta a Motorsprot.com al borde de la piscina de un hotel marroquí este "músico, medio albañil y conductor de autobús". 

Albero dio "media vuelta" a España tocando la trompeta en su juventud, pero lo que recuerda con especial cariño es su primera carrera en moto, con 17 años y a escondidas. 

"Yo veía con pasión las carreras, pero con diabetes no me dejaban hacer nada. Ni siquiera en Educación Física podía hacer deporte. Mi padre no me dejaba ir ni en monopatín, ni en bicicleta, ¿cómo le iba a decir que quería ir en moto? La primera moto con la que conseguí competir en un Supercross cerca de Valencia escondiendo mi diabetes fue una Kawasaki KX que guardaba en un garaje de unos amigos con 17 años".

"Si entonces me dicen que hoy estaría aquí, te aseguro que no me lo habría creído. En principio el sueño era mío, pero ahora es de mucha gente".

Para prepararse para el asalto al Dakar 2019, Albero ha corrido estos días el Rally Merzouga, no sin sufrir y cargar con la responsabilidad que asegura tener después de llevar su proyecto a "muchísima gente". En 2017 también lo intentó corriendo el Hellas Rally y la Baja Aragón, pero el presupuesto necesario no llegó a tiempo.

El valenciano, 50º en la general de 81 pilotos, deja claro que cuando se sube en la moto, no afronta la carrera como un competidor más: "Tienes más cosas en la cabeza. No solo es conducir, ir rápido y preocuparte de los tiempos. Yo estoy lejos de estar viendo estas cosas. Lo que querían los que apoyan este proyecto es que terminemos carreras, derribemos barreras y consiguiésemos este pase para poder estar en el Dakar, sea 2019 o 2020. Si no lo logramos para este año, seremos pacientes, como siempre".

"Disfruto mucho de la carrera, pero siento una gran responsabilidad que llevo encima porque hay mucha gente que apoya el proyecto y confía en mí. Es algo que no me puedo quitar de la cabeza. Necesito terminar cada prueba que me propongo".

Desde que era pequeño siguió el Dakar en aquellos resúmenes de los domingos en TVE y ahora ya tiene el billete para que ASO le acepte su inscripción, solo falta reunir el presupuesto necesario.

El videoreportaje de un año de reto:

"Yo no quiero dar pena, quiero que la gente sepa qué hacemos los diabéticos en nuestro día a día. Cuando te levantas te tienes que medir el azúcar, tienes que saber que tanto comes, tanto deporte vas a hacer, tanta insulina te tienes que poner... Hasta cuando haces el amor con tu mujer. Nos pasamos los días haciendo matemáticas", explica.

"Vives de manera automática, no siempre piensas que eres diabético. Pero sí que es verdad que tienes que estar pendiente todo el rato de cómo tienes el azúcar. Porque si te da un bajón en las dunas, no sales. Tengo en la moto un medidor de glucosa continuo que, a través del sensor que me coloco en el costado derecho, mide cómo tengo la glucosa en todo momento. Además, llevo un doble camel bag, uno con agua y otro con un brebaje que me preparo yo para que me mantenga el azuzar siempre un poco elevado. Además llevo insulina detrás. Aunque durante la prueba no tengo que inyectármela, podría llegar algún momento que se me rompiera la moto y pasaran muchas horas y lo necesitara".

Las jornadas en el desierto marroquí no fueron sencillas para el valenciano y su equipo, pero la ilusión de lograr algo único, va más allá de los inconvenientes del desierto.

"Espero motivar a mucha gente. Todos tenemos un diabético en nuestras vidas y alguien que se curre su enfermedad puede hacer cualquier cosa que se proponga... hasta un Dakar". 

Galería
Lista

#89 KTM: Daniel Albero

#89 KTM: Daniel Albero
1/5

#89 KTM: Daniel Albero

#89 KTM: Daniel Albero
2/5

#89 KTM: Daniel Albero

#89 KTM: Daniel Albero
3/5

#89 KTM: Daniel Albero

#89 KTM: Daniel Albero
4/5

#89 KTM: Daniel Albero

#89 KTM: Daniel Albero
5/5
Siguiente artículo
Barreda, un triunfo con garra en el Rally Merzouga

Artículo Anterior

Barreda, un triunfo con garra en el Rally Merzouga

Siguiente artículo

Los Merino, una familia de aventura por el desierto

Los Merino, una familia de aventura por el desierto

Sobre este artículo

Campeonatos Cross-Country
Evento Rally Merzouga
Autor Sergio Lillo