El WEC, un destino atractivo

En épocas donde muchas categorías estandarizan o limitan su potencial técnico, el Campeonato Mundial de Endurance se transforma en un destino que promete, asegura Mauricio Gallardo.

El Campeonato Mundial de Resistencia, conocido como el FIA World Endurance Championship "WEC", se consolida como un destino atractivo para pilotos de todos los estilos, países y trayectorias. 

Tal como sucedió en su momento con el DTM o actualmente también con la flamante Fórmula E, el WEC se transformó en una categoría que seduce a conductores, constructores y también al público, con la particularidad de que en la serie de endurance, la variedad es enorme a la hora de repasar aspectos sobre los competidores. 

Desde el orden técnico, las máquinas de la clase LMP1 llevan la delantera en cuanto a innovaciones y desarrollos tecnológicos, razón por la que muchos se ven cautivados por semejantes posibilidades que ofrece la ingeniería, en momentos donde otras categorías estandarizan o limitan el potencial técnico. 

Dentro del WEC existen además las clases LMP2, GTEPro y GTEAM, un poco mas limitadas en el desarrollo técnico pero igualmente atractivas para competir. 

En ese ámbito encontramos pilotos de formación exclusiva en monopostos, otros con paso por categorías de autos de turismo y esa mezcla de estilos y escuelas permite ver grandes batallas en pista. 

En las grillas de circuitos como Silverstone, Le Mans, Spa-Francorchamps o Nürburgring, encontramos a pilotos como Mark Webber, Anthony Davidson, Alex Wurz, Neel Jani, Pedro Lamy, Nico Hulkenberg y muchos otros relacionados con la Fórmula 1, totalmente fascinados por estos coches y sus carreras. 

Se especula con que nombres como el de Fernando Alonso o Jenson Button recalen allí cuando la F1 deje de ser su única prioridad en lo deportivo. 

Por una cuestión de edades y trayectorias, los casos de Webber o Wurz por ejemplo, contrastan con el de James Calado, joven británico que supo ser muy rápido en GP2 y GP3, pero que no logró hacerse de un lugar en la máxima categoría de monoplazas. 

Allí confluyen muchos talentos que por limitaciones de presupuesto o falta de oportunidades, dieron un volantazo a sus campañas automovilísticas, redireccionando sus objetivos a través del WEC. 

En ese mismo grupo suenan pilotos como Davide Rigon, Simon Trummer, Mitch Evans y Richie Stanaway, todos de reciente paso por las teloneras de la Fórmula 1. 

Respecto a los latinos, las buenas actuaciones en LMP2 de Gustavo Yacaman, de Colombia, Ricardo González, de México y Luis Derani, de Brasil, deberían entusiasmar a otros competidores de la región y a potenciales patrocinadores que se proyecten a nivel internacional, prestando atención a lo que ofrece el WEC como plataforma global. 

Paralelamente, están quienes también disputan a tiempo completo el certamen de la Fórmula Eléctrica y que encontraron en el mundial de resistencia, un buen camino para mostrar sus condiciones, en este rediseñado automovilismo con impulsores híbridos. 

Los casos mas destacados son los que reflejan Sebastien Buemi, Lucas di Grassi, Nick Heidfield, Sam Bird y Nico Prost. 

Especialistas como André Lotterer, Stéphane Sarrazin, Marcel Fassler y Nicolás Lapierre entre otros, aportan su jerarquía a un certamen de lo más variado. 

La cita en cada carrera del WEC propone ver este amplio espectro de pilotos, al comando de poderosas y bonitas máquinas como Porsche, Audi, Toyota, Aston Martin, Corvette y Ferrari. 

Todo esto sumado a pruebas emocionantes, donde en lugar de las típicas carreras de resistencia, se dan duelos a toda marcha, prácticamente a fondo de principio a fin, generan una aprobación de los fanáticos cada vez más fuerte. 

Sin dudas el WEC va camino a consolidarse entre las preferidas por los pilotos, como un destino alternativo y muy atractivo, tanto como el DTM y la Fórmula Eléctrica. Ese será también seguramente un lugar al que apuntará en el futuro el WTCC, que por ahora parece algo lejos de estas series de alcance mundial. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WEC
Tipo de artículo Análisis