Un sensor defectuoso complicó a Lorenzo

Jorge Lorenzo reveló que un sensor electrónico fallado lo privó de pelear por la pole con Marc Márquez en Le Mans.

El piloto de Yamaha había estado entre los más veloces todo el fin de semana en el circuito francés, dominando la tercera prueba libre el sábado por la mañana.

Pero Lorenzo quedó a seis décimas de segundo del veloz ritmo mostrado por Márquez cuando llegó el momento de acelerar en la clasificación, teniendo un gran problema en el sector Esses en la recta opuesta y describió su tercer lugar en la grilla como "el peor" de su carrera.

Luego reveló durante la conferencia de prensa que la razón por la diferencia fue un sensor electrónico que se rompió e hizo que su M1 se sintiera "extraña".

"Posiblemente sea el peor tercer puesto de mi carrera en clasificación", dijo, "porque no hice un buen tiempo de vuelta.

"Cuando paré en los pits me di cuenta que la moto se sentía extraña. Uno de los sensores electrónicos estaba roto.

"Cuando salí de los pits vi en el display electrónico que marcaba segunda marcha, sexta marcha. La moto se deslizaba mucho en algunas curvas y el frenado del motor no estaba trabajando bien.

Lorenzo sin embargo agregó que estaba confiado de poder pelear por la victoria en la carrera del domingo y que su sensación con la moto es mejor que nunca.

"Lo importante es que me siento muy bien con la moto, como en los mejores tiempos", explicó.

"Desde Jerez, todo ha funcionado bien, excepto por el sensor hoy, y puedo correr como yo quiero.

"Tengo un ritmo constante, por lo que si no sucede nada extraño mañana, puedo tener una buena carrera".

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Francia
Pista Le Mans Circuit Bugatti
Pilotos Jorge Lorenzo
Equipos Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas lorenzo