Márquez no le quitó el título a Rossi: fue el mismo Valentino

Valentino Rossi señaló rápidamente a Marc Márquez como el culpable de su desdicha tras el Gran Premio de Valencia; sin embargo, el piloto italiano no dio lo mejor en el momento importante, asegura Jamie Klein.

Después de que Jorge Lorenzo tomó la bandera a cuadros en Valencia para sellar su quinto título mundial (tercero en la principal categoría), tenía la esperanza de que Valentino Rossi sería cortés en la derrota y podría admitir que en última instancia, el piloto más rápido ganó la corona.

Lejos de hacerlo, Rossi eligió reforzar la teoría de la conspiración iniciada en Sepang: que se le negó la corona por elección  de Marc Márquez para favorecer activamente en lucha por el título a Jorge Lorenzo.

Así, a según su teoría, Márquez tenía el ritmo para ganar en Valencia, pero en lugar de eso optó por actuar como "guardaespaldas" de Lorenzo, sin hacer ningún intento de rebasar y hasta proteger a su compatriota del ataque de Dani Pedrosa en las vueltas finales de la carrera.

Sin embargo,  las afirmaciones de Rossi sobre Márquez sobre su presunta ayuda  a Lorenzo en Phillip Island, son muy dudosas, por el hecho de que Márquez ejerció una enorme presión sobre Lorenzo al pegarle la rueda trasera al piloto de Yamaha durante la competencia.

Si Márquez hubiera querido ayudar a Lorenzo no hubiera ejercido ese tipo de presión.

De hecho, la carrera fue algo parecida a Indianápolis, en la que Márquez va detrás de Lorenzo e intenta rebasarlo durante gran parte de la carrera, antes de, finalmente realizarlo a tres vueltas para el final.

Pero, sólo había una vuelta en Valencia en la que Márquez tenía  realmente opción para  intentar un movimiento contra Lorenzo, y era la cuesta arriba en la curva 6, por lo que la presión de Pedrosa adelante a él  en la penúltima vuelta le obligó a cambiar su enfoque de ataque a la defensa.

La carencia de ritmo

En última instancia, sólo Márquez sabe verdaderamente lo que pasaba por su mente mientras perseguía a Lorenzo, pero él dio todo para ganar la carrera.

Rossi llegó a Valencia con el destino todavía en sus manos:  si Lorenzo ganaba, tenía que terminar segundo. A pesar de que arrancó desde la parte posterior de la parrilla, lo verdaderamente complicado iba a ser superar tanto Márquez como Pedrosa.

Su ascenso  en la parrilla hasta el cuarto lugar fue, sin duda, una clase magistral de cómo rebasar, pero el ritmo de carrera de Rossi a partir de entonces no fue lo suficientemente bueno para terminar más arriba del cuarto.

La verdad es que no importa lo que Rossi y su ejército de seguidores eligen creer, simplemente Valentino no fue lo suficientemente rápido  en Valencia, como tampoco lo fue durante 2015 en general.

 

¿La gran conspiración española:  realidad o ficción?

Después de Phillip Island, intuyendo lo que podría ser la última oportunidad de ganar, Rossi entró en pánico. De ahí  la infame conferencia de prensa del jueves en Sepang, en la que  Márquez fue acusado por primera vez de ayudar a Lorenzo.

En ese escenario, el piloto de 36 años de edad, sabía que iba a necesitar la ayuda de Márquez para detener el ritmo de Lorenzo en pos de ganar el título, pero la forma en que esperaba que correría Márquez era para todos un misterio.

Lo que es más, la agresión contra  Márquez en Sepang fue lo que pudo provocar que Marc tomara partido.

Imagínese si Márquez hubiera estorbado a Lorenzo y termina afectando a  su compatriota en el proceso. ¿El coro de aficionados Rossi habría también acusado a Márquez de "interferir" con el transcurso del campeonato?

Por supuesto que no  y todos ellos habrían celebrado el décimo título del italiano sin reparo. 

El título no se perdió en Valencia

En lugar de ello, Márquez ha sido el blanco de la ira de los aficionados desilusionados, pero optan por ignorar el hecho de que Rossi perdió el título  por cinco puntos, y que los puntos se ganan en 18 carreras celebradas en todo el año.

Rossi tenía a Pedrosa a raya durante buena parte de la carrera en Aragón, y combatió con Iannone por el tercer sitio en Phillip Island (por citar dos ejemplos recientes en los que Rossi fue superado en una lucha directa por la posición), y de haber salido avante en ambas, la cuarta posición en Valencia habría sido suficientemente para quedarse con el título. Pero no lo hizo.

Nada de esto intenta ir en detrimento de lo que fue una temporada increíble de Rossi en 2015, ni de la clasificación que lo ubica como el mejor piloto en la historia de las carreras de motos.

Sin embargo, cuando llegó el momento de  empujar, el piloto más rápido ganó. Rossi simplemente no fue lo suficientemente rápido en un número suficiente de ocasiones durante la temporada para merecer el campeonato.

Es tan simple como eso, pero tanto Rossi y sus fans prefieren culpar a Márquez y la "mafia española" por su derrota.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Valencia
Pista Valencia Circuit Ricardo Tormo
Pilotos Valentino Rossi , Jorge Lorenzo , Marc Marquez
Equipos Repsol Honda Team , Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Comentario