Lorenzo absorbe la presión a pesar de un neumático "destruido"

Jorge Lorenzo, campeón del mundo de MotoGP, dice que estaba "rezando para que la carrera termine" después de un Gran Premio de Valencia repleto de tensión.

Lorenzo ganó la última carrera de la temporada para ganar el título por cinco puntos sobre Valentino Rossi, pero no podía darse el lujo de dejar que las Honda de Marc Marquez y Dani Pedrosa lo superaran, ya que Rossi había trepado hasta el cuarto puesto después de largar desde el fondo de la parrilla.

El español lideró la carrera desde el inicio hasta el final, pero luego reveló que estaba en severos problemas con el neumático trasero.

"Hubo mucha presión, el neumático trasero estaba destruido", dijo Lorenzo, quien ahora cuenta con cinco campeonatos del mundo en el motociclismo mundial. "Para ser honesto, no veía nada en la recta en todas las vueltas. No veía la pizarra, no veía cuántas vueltas faltaban para terminar.

"Simplemente intenté enfocarme en ir lo más rápido posible, deslizándome y moviendo mucho la moto, rezando para que termine la carrera.

"Ahora soy cinco veces campeón del mundo. Hicimos un trabajo increíble. Yamaha hizo un trabajo increíble y mi equipo ha sido perfecto esta temporada. Estoy muy orgulloso por darle este título a España".

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Valencia
Pista Valencia Circuit Ricardo Tormo
Pilotos Jorge Lorenzo
Equipos Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora