¿Y ahora qué sigue para Sauber después de perder en la corte?

Kate Walker analiza las opciones que tiene Sauber después de perder su caso en la corte en contra de Giedo van der Garde

El Tribunal Supremo de Victoria falló en favor de Giedo van der Garde en la saga del contrato con Sauber, dejando al equipo suizo en una posición casi imposible: Puede poner al holandés en su coche para el Gran Premio de Australia este fin de semana, y correr el riesgo de una acción legal por parte de otros pilotos que han sido desplazados, o puede ignorar el fallo y se hacer desacato a la corte.

De acuerdo al estado de derecho en Victoria, el desacato es un delito que se define como una persona involucrada en "una acción u omisión que interfiere con la debida administración de justicia". La pena máxima es de seis meses de prisión.

La fecha de la demanda de van der Garde fue deliberada.

Kate Walker

Si van der Garde corre para Sauber en Melbourne este fin de semana, podría significar el fin de 22 años de camino para el equipo Suizo, que se encuentra con la carga y la vergüenza de tener pilotos con muchos patrocinadores y que no cuenta con suficientes fondos para pagar a cualquiera de ellos.

Tanto Marcus Ericsson y Felipe Nasr se están preparando para correr con Sauber este fin de semana; el par tiene superlicencias y siempre financiaron al equipo para asegurar que la escudería suiza fuera capaz de sobrevivir a un invierno complicado y llegar a Australia en una posición competitiva.

Nasr y Ericsson no desaparecerán

Luego de haber invertido fuertemente en Sauber, los patropcinadores de Ericsson y Nasr no desaparecerán tranquilamente.

Banco do Brasil ya ha expresado su intención de luchar por Nasr y su derecho a competir en la carrera, en caso de ser depuesto en favor de van der Garde, mientras que los patrocinadores de Ericsson ya han dado un importante aporte de fondos para mantener el equipo a flote y esperan ver un retorno de su inversión.

El mejor de los casos, tal como están las cosas sería para los patrocinadores de los dos pilotos es unir fuerzas y ofrecer van der Garde un acuerdo a cambio de que acepte no correr.

Sólo se podría empezar a cuantificar una adecuada suma por daños y perjuicios cuando van der Garde no puede reclamar la pérdida de ingresos, que todavía está por verse.

Pero lo que es cada vez más claro es que van der Garde - o sus patrocinadores, no están interesados en el mejor de los casos-. La especulación es fuerte sobre este intento de forzar a Sauber, no es más que una oferta de adquisición hostil disfrazada.

El primer éxito de van der Garde fue el juicio en noviembre de 2014 en los tribunales Británicos. Después  a principios de diciembre, a la edad de 29 años, el Holandés ganó un juicio similar contra el equipo en los tribunales suizos.

El tiempo de la demanda es la clave

Todo quedó en silencio hasta que a principios de este mes, van der Garde publicó en la prensa su demanda los tribunales de Victoria, precisamente en el tiempo cuando iba a causar el mayor daño y vergüenza a sus antiguos patrones.

Un hombre que únicamente busca el dinero habría utilizado el impulso de los veredictos británicos y suizos para presionar por un acuerdo en el cambio de olvidar la existencia de sus contratos.

Si el habría querido tanto el dinero y como la exposición, habría lanzado su campaña en el período bajo de la temporada de F, ese habría sido el momento perfecto para ser el foco de los reflectores , mientras que todavía hubiera permitido a Sauber continuar con sus preparativos para la temporada 2015.

El tiempo de la demanda de van der Garde fue deliberada. Sauber simplemente está condenado, condenado si lo deja correr y condenado si no lo hace. Como corredor, van der Garde no tiene nada que ganar al forzar a un equipo a darle un auto, a un equipo que no le quiere.

Los pilotos pueden quedarse en el garaje por muchas razones, especialmente dada la naturaleza compleja de las actuales unidades de poder, la cual puede durar horas para arreglar un simple sello que esta mal. ¿Y si resulta que hay un lote con defectos que son del coche de van der Garde?

Sauber va a tener algunas palabras muy duras con sus proveedores, ¿pero públicamente podría reclamar algo por esos productos en la primera carrera del año?

Al obligar a Sauber a darle un asiento a van der Garde, se forza a terminar con uno de los dos patrocinadores fuertes, cuyos fondos mantuvieron al equipo con vida durante el invierno. Ahora los patrocinadores del Holandés están obligando a la escuadra suiaza a estar entre la espada y la pared.

Hay opciones para escapar: declararse en quiebra y cerrar el equipo, despidiendo a más de 300 personas o vender a precios muy bajos para proteger los medios de subsistencia de su personal.

¿Si toman la opción de venta? Marcel Boekhoorn bien puede estar esperando para 'rescatar' el equipo y proporcionar a su hierno con un asiento para la carrera, aunque esto es la especulación en el paddock.

Pero ¿quién dice que los patrocinadores de Ericsson y Nasr no estarían igualmente interesados en la compra de un equipo a precios bajísimos? Una guerra de ofertas por el botín de Sauber sería una deliciosa ironía.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Giedo van der Garde , Marcus Ericsson , Felipe Nasr
Equipos Sauber F1 Team
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas court