¿Tiene razón Giedo van der Garde al demandar a Sauber?

El piloto holandés emprendió un juicio contra la escudería suiza luego de su despido

La simpatía humana es algo que siempre tiene una tendencia, rara vez es otorgada a aquellos que están en una posición más privilegiada que en aquella en la que nos encontramos. Aunque puede ser difícil encontrar lástima por un piloto de la Fórmula Uno que ha tenido el privilegio de viajar por el mundo, compitiendo frente a la adoración de multitudes en algunos de los circuitos más desafiantes, no se puede negar que Adrian Sutil y Giedo van der Garde fueron víctimas de un trato injusto por parte de Sauber a finales de 2014. 

En el mundo real, un contrato es un contrato. En la F1, un contrato es meramente el punto de partida para las negociaciones. Que siempre ha sido así, no significa que la situación es correcta o justa.

El estatus actual de la forcejeos entre Van der Garde y Sauber sobre si es o no válido el acuerdo con el holandés ha levantado tanta polémica que roba un poco de atención a la primera carrera en Australia.

La lucha por sus derechos

Por un lado, van der Garde tiene el derecho a luchar por el trabajo que se suponía iba a ser suyo. Un tribunal de arbitraje suizo ha declarado que Sauber no debe "tomar cualquier acción que afecte de privar a van Der Garde de su derecho a participar en la temporada 2015 de Fórmula Uno como uno de los dos pilotos designados por Sauber".

Por otro lado, sin embargo, Sauber se encontraba atrapado en un lugar difícil a finales del 2014 viviendo su peor temporada en 22 años de historia dentro del deporte. A ello se sumó la lucha por la supervivencia financiera y sin conseguir puntos.  Acuerdos tomados en la época más optimista, como el de Giedo, fueron sacrificados para fichar a dos pilotos que permitieran cumplir con las exigencias o pensar en cerrar el negocio.

Una cuestión de frío, duro en efectivo

Con más de 300 puestos de trabajo en situación de riesgo, Sauber estuvo cerca de cerrar sus puertas y revaluó sus perspectivas para 2015 tomando decisiones duras.

Van der Garde es un conductor con respaldo, pero Marcus Ericsson y Felipe Nasr fueron capaces de otorgarle a Sauber una financiación para que fueran capaces de mantenerse vivos. Se cree que una condición para que Ericsson corriera en fue que los patrocinadores del sueco pagaran las deudas restantes de 2014, sin lo cual, el equipo suizo no hubiera asistido al cierre de año.

Las dificultades financieras de Sauber han sido del conocimiento común en el paddock.

El Holandés puede tener derecho por un lado, y sólo un juez puede decidirlo, pero si su acción legal afecta la supervivencia de Sauber a largo plazo de cualquier manera se encontrará con que cada puerta en el paddock estárá cerrado para él con o sin el respaldo financiero

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Giedo van der Garde , Adrian Sutil , Marcus Ericsson , Felipe Nasr
Tipo de artículo Comentario
Etiquetas f1 cash crisis, sauber