Marko admite que Toro Rosso podría adoptar una "decoración amarilla"

Helmut Marko, asesor de Red Bull en el automovilismo, aseguró que Toro Rosso, el equipo junior de la marca en Fórmula 1, podría competir con un diseño amarillo en favor de su proveedor de motores, Renault, para realzar su unión con el fabricante...

El color amarillo de Renault fue visto por última vez en la F1 en 2010, antes de cambiar por una decoración negra y dorada en 2011 como parte de su transformación a Lotus.

A pesar del complicado inicio de temporada 2015, donde tanto Red Bull como Renault se criticaron mutuamente, Marko admitió que se discutieron opciones para vender o repintar a Toro Rosso para ayudar la visibilidad de Renault.

En una entrevista exclusiva con Formula1.com, Marko dijo: "Renault se siente mal representado en cuanto al marketing, por lo que existen consideraciones para comprar Toro Rosso o, más probablemente, darles a los autos una decoración amarilla para mejorar la plataforma de marketing".

Marko dijo que Red Bull Racing permanecería como compañía proveedora de tecnología de su equipo B, asegurando que "una interacción cercana de ambos equipos es primordial en un escenario así".

Marko negó que haya habido charlas para vender Red Bull Racing a Audi por $300 millones, y confirmó que su contrato con Renault tiene continuidad hasta el final del año próximo.

Marko ha revelado que cualquier fabricante nuevo de motores debería comenzar su desarrollo ahora para estar listo para el reglamento de 2017, y negó que Red Bull estuviera interesado en tener su propia unidad de potencia.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Equipos Scuderia Toro Rosso
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas helmut marko, renault